Aerolíneas

Norwegian planea despedir a 1.191 empleados, el 85% de su plantilla en España

La aerolínea de bajo coste cerrará la base de Barcelona y solo mantendrá operativas las de Málaga y Alicante

Uno de los aviones de Norwegian Air, en el aeropuerto del Prat.
Uno de los aviones de Norwegian Air, en el aeropuerto del Prat.Massimiliano Minocri

La compañía Norwegian comunicó este lunes a los sindicatos su intención de despedir a 1.191 trabajadores en España, lo que supone el 85% del total de la plantilla que trabaja en el país, entre pilotos y tripulantes de cabina. El recorte planteado por la dirección, que debe ser negociado con los sindicatos, supondrá prácticamente el desmantelamiento de la aerolínea de bajo coste en España, con el cese de operaciones de las bases de Barcelona, Gran Canaria y Tenerife Sur. Solo se mantendrían activas las bases de Málaga y de Alicante, aunque aún no hay fecha para el reinicio de los vuelos suspendidos desde marzo de 2020 por la pandemia.

Más información

La aerolínea escandinava se encuentra inmersa en un plan de reestructuración y luchando por esquivar la quiebra, que le amenazaba incluso antes de la pandemia, tras venirse al traste un ambicioso plan de expansión que derivó en dificultades financieras extremas, con cambio de propietarios y un rescate parcial del gobierno noruego.

Dentro de ese plan ahora le toca a España. La aerolínea suspendió todos sus vuelos y mandó a todos sus trabajadores a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) desde que el Gobierno de Pedro Sánchez decretó el confinamiento domiciliario en marzo de 2020. Ahora convierte ese ERTE en un expediente de regulación de empleo (ERE) tras considerar inviable la recuperación de los niveles de tráfico anteriores a la crisis originada por la pandemia, y por el plan de recorte de vuelos y destinos derivados de su propia crisis financiera.

El recorte planteado por la dirección de Norwegian elimina los vuelos de largo radio y reduce a la mínima expresión los de corto radio con el cese de operaciones de las bases de Barcelona, Gran Canaria y Tenerife Sur, que se unen a los cierres de Madrid y Mallorca que se aplicaron antes de la pandemia. Solo se mantendrían activas las bases de Málaga y la base de Alicante con tres aviones en cada una, y la previsión de que en 2022 trabajen en ellas 215 efectivos, entre pilotos y tripulantes.

Para la campaña veraniega de este año, la compañía de bajo coste tiene previsto reactivar solo dos aviones, uno en Málaga y otro en Alicante, aunque no ha fijado aún la fecha del reinicio de operaciones en España.

La aerolínea ha justificado que el calendario de reapertura de dichas bases está sujeto al ritmo de levantamiento de las restricciones gubernamentales a los viajes y a la velocidad de reapertura de las diferentes economías europeas.

Plan de reestructuración global

El ajuste de personal en España forma parte del plan de reestructuración global que anunció el pasado 14 de enero. Norwegian atenderá vuelos domésticos en Noruega y contadas rutas hacia el resto de Europa con 50 aviones de pasillo único en este 2021, cifra que se aumentará a 70 aparatos en 2022. Una cifra muy por debajo de la flota de 156 aviones con la que contaba a finales de 2019, de los que 37 eran de larga distancia (Boeing 787 Dreamliner) y 119 de corta distancia o de pasillo único (Boeing 737). “Se trata de un proceso de restructuración que Norwegian ha llevado a cabo en todos y cada uno de los mercados donde la compañía ya tenía operaciones: los países nórdicos, Reino Unido, EE UU, Italia y Francia”, informó ayer la empresa en un comunicado.

La compañía iniciará ahora un periodo de negociaciones con los sindicatos que se prolongará por un periodo máximo de un mes. Tanto el sindicato USO de tripulantes de cabina (TCP) como el sindicato de pilotos SEPLA han denunciado que la empresa acomete el recorte en España mientras “continúa su crecimiento en Dinamarca y Finlandia, países donde ha iniciado procesos de contratación de pilotos y con los que pretende realizar los vuelos y por tanto la producción española”.

La aerolínea de bajo coste perdió 23.040 millones de coronas noruegas (2.253 millones de euros con el cambio actual) en 2020 por las restricciones de viajes provocadas por la pandemia de coronavirus, una cifra que multiplica por 14 las pérdidas netas que registró en 2019.

La aerolínea de bajo coste presentó en marzo a accionistas y acreedores su plan final de reconstrucción financiera, que ha recibido el visto bueno de los tribunales irlandeses y noruegos, con el fin de aprobar una nueva ampliación de capital. Pretende reducir su deuda hasta unos 20.000 millones de coronas noruegas (1.939 millones de euros) y obtener hasta 5.000 millones más (485 millones de euros) a través de una nueva emisión de acciones.

Las iniciativas tomadas por Norwegian le han permitido acceder a un nuevo préstamo híbrido estatal por 1.500 millones de coronas noruegas (145 millones de euros) bajo ciertas condiciones. La aerolínea ya había recibido en primavera una ayuda estatal por 3.000 millones de coronas (289 millones de euros), después de lograr el respaldo de acreedores y accionistas a un plan para convertir 12.700 millones (1.227 millones de euros) de deuda en acciones.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50