Aerolíneas

Norwegian abandona el largo radio y resta oferta a El Prat

La aerolínea decide centrarse en el mercado europeo tras el golpe de la pandemia

Un Boeing 737-800 de la aerolínea Norwegian Air.
Un Boeing 737-800 de la aerolínea Norwegian Air.REUTERS

La aerolínea de bajo coste Norwegian Airlines ha decidido este jueves abandonar de forma definitiva sus operaciones de larga distancia y centrarse en el mercado europeo. El duro golpe que ha supuesto la pandemia para la industria turística ha dejado en muy mala posición a las aerolíneas. Norwegian, que ya arrastraba problemas económicos desde hacía varios ejercicios, ha optado por simplificar su estructura. La decisión tendrá un impacto en la oferta de El Prat, donde quedará solo Level como compañía de bajo coste hacia América.

La afectación del coronavirus ha sido muy grande: en el año 2020 Norwegian tuvo 6,87 millones de pasajeros, un 81% menos que el año anterior. La pandemia ha dejado en el suelo, desde marzo, a toda la flota de Boeing 787 Dreamliner, los aviones que la compañía usa para los vuelos de larga distancia. “No esperamos que la demanda de los clientes en el segmento del largo recorrido se recupere en un futuro próximo, y nuestro enfoque se centrará en desarrollar nuestra red de corto recorrido a medida que salgamos del proceso de reorganización”, ha destacado Jacob Schram, consejero delegado de la aerolínea, en un comunicado: “Nuestro objetivo es atraer inversores nuevos y existentes, servir a nuestros clientes y respaldar la industria en Noruega”. La reestructuración, con emisión de nuevas acciones y con conversión de deuda, fue apoyada por los accionistas en diciembre, después de que el pasado mes de mayo ya estuvo al borde del abismo y consiguiera el respaldo de los acreedores.

La decisión de Norwegian impacta de lleno al aeropuerto barcelonés. La aerolínea tiene aquí su base de largo radio, en la que trabajan 485 personas. En el conjunto de los aeropuertos de España, trabajan para Norwegian 1.285 personas. La empresa asegura que mantendrá las bases de corto radio, pero todas las de largo alcance se cerrarán. Es el caso de la de Barcelona, pero también las de París, Roma, Londres, Fort Lauderdale (Florida), Los Ángeles y Nueva York, desde donde ofertaba vuelos de bajo coste entre Estados Unidos y Europa.

El abandono de esta actividad también tendrá un efecto colateral en El Prat, que será el impacto en la oferta de bajo coste intercontinental, y el impacto en el objetivo del aeropuerto barcelonés de convertirse en un hub intercontinental. Hasta ahora, Level y Norwegian, que llegaron en 2017 prácticamente al mismo tiempo, ofertaban vuelos baratos a Estados Unidos y otros destinos de Latinoamérica, y su competencia hacía que los precios fueran bajos. A partir de la decisión de Norwegian, quedará solo Level.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50