Turismo

El sector turístico revisa a la baja sus estimaciones y prevé ingresar este año la mitad que en 2019

La patronal estima que el gasto de los viajeros nacionales rozará las cifras del año prepandemia si la vacunación avanza y se eliminan los cierres perimetrales

Playa de la Barceloneta, en Barcelona, el pasado 31 de marzo.
Playa de la Barceloneta, en Barcelona, el pasado 31 de marzo.Albert Garcia

El primer trimestre del año no ha ido como el sector turístico esperaba. Las sucesivas olas pandémicas que han azotado España y Europa, así como las consiguientes restricciones, han mantenido los viajes y las pernoctaciones bajo mínimos entre enero y marzo, lastrando las previsiones anuales de 2021, que cerrará con un PIB turístico un 47,5% inferior al de 2019, frente al -37,6% pronosticado anteriormente. “La cifra es algo peor que lo estimado en enero, cuando no dábamos por perdido el primer trimestre y la Semana Santa, y no esperábamos tantas restricciones en el segundo trimestre”, ha dicho este martes José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur.

Más información

Este clima de relativa recuperación frente a 2020, cuando los ingresos se desplomaron un 75%, se dará solo si la situación avanza según lo esperado. Las previsiones de la patronal contemplan el fin del estado de alarma el próximo 9 de mayo, que permitiría el desplazamiento masivo de españoles durante los próximos meses por un “efecto champán”, en palabras de Zoreda, tras meses de restricciones perimetrales. Este movimiento alcanzaría su máximo entre julio y septiembre, cuando Exceltur espera unos niveles de ingresos turísticos de viajeros nacionales del 89,8% en comparación con 2019, prácticamente a la par.

La patronal teme, por otra parte, que ciertas comunidades autónomas opten por volver a cerrar sus fronteras por razones sanitarias una vez se ponga fin al estado de alarma. “Nos genera cierta inquietud que se den actitudes unilaterales y aleatorias de comunidades que volvieran a retomar algunas restricciones perimetrales”, ha señalado el representante de Exceltur. Ante la posibilidad de que el estado de alarma finalmente se prorrogue, Zoreda ha dicho que solo mermaría las previsiones “si conlleva el establecimiento de restricciones de movilidad”.

La segunda pata del sector turístico, la llegada de extranjeros, es la que más preocupa ahora a los hosteleros. Si todo va bien, es decir, si se implanta el llamado pasaporte covid y se mejora la confianza de los viajeros de los principales países emisores (Reino Unido, Alemania y Francia), Exceltur espera que los ingresos turísticos provenientes de extranjeros sean un 50,8% inferiores a los de 2019, y no se piensa que este público llegue masivamente hasta finales de junio o principios de julio.

Más de 100.000 millones de pérdidas en un año

Entre abril de 2020 y marzo de 2021, los primeros 12 meses de pandemia, las pérdidas totales del turismo ascendieron a 116.000 millones de euros, un 75% de lo ingresado en 2019, según cálculos de Exceltur. Asimismo, 445.000 empleados permanecen en ERTE (el 57% del total de trabajadores en ERTE) y 310.000 han perdido su puesto.

En este contexto, la patronal demanda un cambio en el plan de ayudas directas para empresas que el Gobierno aprobó en marzo, dotado con 7.000 millones. “Hay un 59% de las empresas que no tienen nada que ver con el turismo”, ha criticado el representante de la patronal, que asume que las ayudas están destinadas a su sector y propone dejar al margen a todas aquellas externas al turismo que es quien más ha sufrido “el descenso de ventas”. También pide aumentar la dotación del fondo para que las empresas medianas y grandes reciban una mayor ayuda, ahora limitada a 200.000 euros por negocio.

Igualmente, el sector exige una prórroga de los ERTE al menos hasta diciembre, muy por encima de lo planteado este lunes por José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, quien propone estirar la medida de salvaguarda de empleo durante “tres o cuatro meses”, por el momento.

Sobre los fondos europeos de recuperación, la patronal critica que no se haya incluido entre los seis PERTE (Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia) iniciales uno destinado al turismo, y propone uno que aborde la reconversión de los destinos de costa maduros, los que atraen al turismo masivo, “que están perdiendo competitividad y atractivo” frente a destinos extranjeros, ha señalado Zoreda.

El sector también reclama una aceleración de la vacunación para garantizar la confianza de los viajeros y una mayor persecución de los pisos turísticos donde tienen lugar fiestas ilegales “que condicionan la imagen exterior de España”.

Las islas volverán a ser las más castigadas

La débil recuperación del turismo internacional esperada para este verano castigará especialmente a las islas y a los destinos urbanos. En el segundo trimestre de 2019, el peso de los viajeros extranjeros alcanzó el 92% en Baleares, el 85% en Canarias y el 74% en Cataluña. En la misma línea, estos tres destinos ocupan el podio de las comunidades donde los hoteleros esperan una mayor caída de ingresos en los próximos tres meses, de alrededor del 80% frente a 2019.

Mucho peores fueron los datos de entre enero y marzo, temporada alta en Canarias. El retroceso de ingresos en Lanzarote llegó a superar el 95% en comparación con 2019, y en todas las islas fue mayor del 90%. “En términos turísticos es como no existir”, ha sentenciado José Luis Zoreda.

“Los destinos más optimistas son los de interior y alguno de costa, más dependientes de la demanda española”, apunta Óscar Perelli, director de estudios de Exceltur. En Extremadura, Castilla-La Mancha y Valencia, entre otros, la caída de ingresos para el segundo trimestre de 2021 rondaría el 60%-65% en los hoteles, según las previsiones.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50