ERES

CaixaBank plantea el mayor ERE de la banca: 8.291 empleados, el 19% de la plantilla en España

La entidad también pretende cerrar 1.534 oficinas, el 27% de la red

Dos operarios instalan el 27 de marzo el logo de CaixaBank, en el edificio de la sede de Bankia, en las torres Puerta de Europa de Madrid.
Dos operarios instalan el 27 de marzo el logo de CaixaBank, en el edificio de la sede de Bankia, en las torres Puerta de Europa de Madrid.Víctor Sainz

IN ENGLISH

La dirección de CaixaBank ha planteado este martes a los sindicatos un ajuste del 18,7% de la plantilla, es decir, 8.291 personas. Esta reducción de empleo supondría que el nuevo banco fusionado con Bankia pasara de los 44.400 trabajadores actuales a 36.109. Los ajustes afectan a CaixaBank España, no a las filiales del grupo en el extranjero. Se trata del mayor ERE de la historia de la banca española y el tercero del sector empresarial tras los realizados por Telefónica y Seat. El Santander y CaixaBank son las entidades que más despidos han realizado desde la crisis financiera de 2008. El ERE afectará principalmente al personal de las oficinas, puesto que se cerrarán más de 1.500, un 27% de la red total.

El banco argumenta este ajuste con las mismas razones aducidas por el BBVA para su ERE: cuestiones productivas y organizativas —es decir, que con la fusión se producen duplicidades y es necesario realizar sinergias—; la existencia de tipos negativos desde 2016 hasta, previsiblemente, 2025, lo que seguirá reduciendo los márgenes financieros; y la digitalización de los clientes, que reduce la necesidad de mantener parte de las oficinas. A diferencia del BBVA, CaixaBank no argumenta razones económicas, por pérdidas de la entidad, ya que el banco va a presentar beneficios en 2021.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha "lamentado" y ha tildado de "mala noticia" que CaixaBank haya planteado un ERE

Medida “salvaje” y “despidos forzosos” para los sindicatos

Los principales sindicatos ya han mostrado su radical oposición a este planteamiento de CaixaBank. Para CC OO, la fuerza mayoritaria, esta propuesta “es una provocación y una falta de respeto, ya que plantea condiciones de derribo” en las indemnizaciones. Consideran que se está abocando “a despidos forzosos” y que no se va a aplicar la meritocracia.

UGT destaca que el ahorro de costes que se propone recae solo sobre la plantilla y que lo que han planteado supone desmantelar la normativa laboral actual de CaixaBank. “Le hemos reclamado a la empresa que después del proceso de integración recién acometido, consideramos salvaje la primera medida de rebajar más del 50% de la plantilla que se acaba de integrar”.

En cuanto a las zonas donde se producirán los despidos, Madrid se lleva el primer puesto con 1.511 personas, seguido de Barcelona, 595, Valencia, 528, Murcia, 410, Baleares, 358, Las Palmas, 293, Alicante, 253, Granada 279, Sevilla, 237 y Cádiz, 125 entre otras provincias.

El BBVA podría plantear la salida de unos 3.000 empleados en la reunión del próximo viernes. Se espera que el sector bancario pierda más de 15.000 empleos en 2021. Desde 2008, la banca ha perdido casi 100.000 empleos, el 35%, según los datos del Banco de España.

Más información

Los sindicatos, que barajaban entre 6.000 y 8.000 despidos, confían en reducir la cifra propuesta por el banco en la negociación. En la última junta de accionistas advirtieron de que realizarían movilizaciones si no se negociaban los despidos. El desglose del ajuste de los 8.291 empleados será de 5.742 en la red de oficinas, 1.148 en los servicios centrales, 463 en los servicios centrales de las sedes territoriales, otros 250 directamente relacionados con las territoriales, 630 de empresas filiales del banco en España y 58 personas que están en excedencia.

El 50%, con más de 50 años

Una de las novedades de este ERE es que CaixaBank ha puesto como condición que los que abandonen el banco deben estar repartidos entre la pirámide de edad, para evitar perder a los empleados con más experiencia, como suele suceder habitualmente en las reducciones de plantilla. Así, solo la mitad de los que se apunten voluntariamente deberán ser mayores de 50 años.

“El criterio preferente será la adscripción voluntaria”, ha dicho la empresa. “Podría rechazarse [la petición de salida] por superarse el límite de los excedentes en cada área o departamento o provincia; para evitar un desequilibrio generacional, no se aceptará que más del 50% de las salidas sean de mayores de 50 años”, según confirman fuentes de UGT y la entidad.

CaixaBank establece cuatro grupos de salidas para el ERE. Los mayores de 63 años tendrán 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades. De 58 a 63 con más de 15 años de antigüedad, 50% del salario pensionable con descuento del desempleo y pago del convenio de la Seguridad Social. Los que tengan entre 55 y 58 años con 15 años de antigüedad recibirán el 50% del salario regulador con máximo de dos anualidades. El resto de plantilla, 25 días por año trabajado con tope de 18 mensualidades.

Casi un tercio de oficinas cerradas

En cuanto a las oficinas, la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri pretende cerrar 1.534, el 27% de las 5.639 que tiene. Los criterios para el cierre oficinas serán el tamaño del municipio y la competencia bancaria en la plaza, la distancia entre oficinas de Caixa y Bankia, la cuota de presencia y solapamientos de ambas entidades, siempre buscando evitar la exclusión financiera, según señala el banco. También quiere potenciar las oficinas de mayor tamaño y especialización.

La entidad se compromete a la recolocación de todos los empleados que salgan, tras financiar su formación en otras profesiones en donde haya demanda.

La entidad ha explicado a los representantes de los trabajadores que tratará de que las salidas se basen en la voluntariedad y que, en caso de que no sea posible, siguiendo el criterio de la meritocracia, se buscará el mantenimiento del mayor talento posible en el banco, independientemente de la edad y el origen del banco del que procede el empleado.

El banco ha anunciado en reiteradas ocasiones su intención de que este ajuste de plantilla se realice de forma no traumática y primando la voluntariedad. El objetivo es tener cerrada la negociación a finales del segundo trimestre del año.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50