Empresas

El Corte Inglés excluye del ERE a los mayores de 50 años

La compañía sostiene que quiere proteger a los colectivos con más difícil reintegración en el mercado laboral

Fachada de El Corte Inglés de la calle de Serrano, en Madrid.
Fachada de El Corte Inglés de la calle de Serrano, en Madrid.EFE

Comienza el duelo para la salida voluntaria de unos 3.000 trabajadores de El Corte Inglés. La comisión negociadora entre la empresa y los sindicatos arrancó este lunes con una primera propuesta sobre el expediente de regulación temporal de empleo (ERE) que la firma quiere acometer. La cadena propone que se excluyan a los mayores de 50 años, los eventuales o con contratos de relevo, así como los que solo trabajen días sueltos, colectivos más vulnerables y con más difícil reinserción en el mercado laboral, según la compañía.

La negociación de un reajuste de plantilla es como una partida de ajedrez. Las aperturas, al igual que en el escaque, tienen una serie de movimientos similares en todos los casos. El problema llega después, cuando hay que entrar en el meollo del asunto. De hecho, fuentes sindicales conocedoras de la negociación mandan un aviso tras recibir la primera propuesta: “Todavía no ha empezado la negociación, esto solo es un punto de partida. De lo propuesto al inicio al acuerdo final siempre hay muchas diferencias”. Portavoces de la firma prefieren no hacer comentarios hasta que no se cierre la negociación.

Más información

“La empresa ha comentado que este no es un plan de rejuvenecimiento ni de desvinculación, sino un proceso de reducción de plantilla y reorganización de la empresa. Por tanto, al no ser una ‘jubilación anticipada’, sino una finalización de vida laboral en El Corte Inglés, la empresa quiere garantizar que los colectivos a proteger deben ser aquellos que tienen más difícil su integración en el mercado laboral”, recogen los sindicatos CC OO, Fasga, Fetico y UGT en un comunicado conjunto.

La primera reunión de la comisión negociadora no ha dado más de sí, según fuentes sindicales. En el encuentro, la empresa ha facilitado a los representantes de los trabajadores el informe técnico y económico bajo carácter de confidencialidad. En él, se recogen las tripas de la compañía y justifican las causas de la reestructuración.

Ahora, los servicios jurídicos de las organizaciones sindicales estudiarán los documentos y se espera que en el próximo encuentro —el viernes— puedan comenzar las conversaciones entre las partes. “Queda mucho por discutir. Hay tiempo y faltan por aclarar aspectos centrales como la presunta voluntariedad de las bajas o qué trabajadores podrán acogerse”, añaden fuentes sindicales. Entre las cuestiones que más dudas suscitan está por ejemplo si un empleado con más de 50 años podría acogerse aun así de forma voluntaria. En principio, no, aunque fuentes de la empresa afirman que se tendría que estudiar caso por caso.

En esta primera toma de contacto se ha incidido precisamente en el carácter voluntario de las salidas. En caso de lograr el reajuste de unos 3.000 empleados (dependerá de la oferta de la empresa y del número de personas que quieran acogerse), El Corte Inglés perderá un 5% de su plantilla, el mayor recorte de su historia. De hecho, el número de asalariados de la cadena de grandes almacenes ha caído en más de 20.000 trabajadores desde antes de la Gran Recesión, en 2007, cuando llegó a un pico de 109.800 empleados.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50