PAC

Andalucía se rebela contra el recorte de los fondos europeos de la PAC

El sector agrario exige retirar un decreto con el que teme perder la mitad de las ayudas y de los perceptores

Los responsables de COAG, UPA, Asaja y Cooperativas Agroalimentarias en Andalucía, este jueves en Sevilla.
Los responsables de COAG, UPA, Asaja y Cooperativas Agroalimentarias en Andalucía, este jueves en Sevilla.SECTOR AGRARIO ANDALUZ / Europa Press

Andalucía, la comunidad que recibe ahora más de un tercio del total de fondos de la Política Agraria Común (PAC), se ha rebelado contra el nuevo reparto establecido por el Ministerio de Agricultura para el marco 2021-2027. Las principales organizaciones agrarias, Asaja, Coag y UPA, y Cooperativas Agroalimentarias han escenificado este jueves la unión del sector andaluz para exigir al ministro de Agricultura, Luis Planas, la retirada del Real Decreto de transición de ayudas aprobado el pasado 27 de enero. Este, según denuncian, supondrá la pérdida del 50% de los fondos para Andalucía (ahora percibe anualmente unos 1.300 millones de euros entre el pago base y el pago verde) y dejará fuera del sistema de subvenciones a entre 54.000 y 120.000 agricultores. También el Gobierno andaluz (formado por PP y Cs) ha pedido la retirada del decreto por el impacto que tendrá en la comunidad.

El recorte de los fondos vendrá motivado, según indican las asociaciones del campo, por la intención del Ministerio de reducir las 50 regiones productoras actuales a una cifra de apenas cinco o seis. “Es un planteamiento que atenta directamente contra Andalucía, una región que por su diversidad agrícola y ganadera alberga hasta 48 regiones diferentes”, han denunciado las organizaciones agrarias y cooperativas. A su juicio, este recorte en el número de regiones agrarias “minusvalora la diversidad productiva existente en España y en Andalucía, lo que provocará importantes redistribuciones de ayudas entre sectores y territorios y una grave pérdida económica para los agricultores y ganaderos de Andalucía y para el empleo agrario”. Un recorte de fondos que, según han dicho, vendrá acompañado de la eliminación de los derechos históricos y un nuevo modelo de reparto de las ayudas de tarifa plana, sin tener en cuenta la rentabilidad de las explotaciones.

En su última visita a Andalucía a finales de enero, el ministro salió al paso de las críticas del sector y de la Junta, recordando que el acuerdo adoptado en Bruselas es justo “desde el punto de vista redistributivo” y que las ayudas de la PAC se otorgan a agricultores y ganaderos y no a superficies, explotaciones o suelo cultivado. “Menos de un 1% de los 227.000 perceptores que tiene la PAC en Andalucía se van a ver afectados en estos dos años [2021-2022]”, aseguró Planas en una entrevista en Canal Sur.

El sector agrario andaluz tampoco está de acuerdo con la hoja de ruta para la aplicación de la reforma. Recuerdan en ese sentido que Bruselas ha recomendado una convergencia gradual del 75% en las ayudas hasta el año 2026, pero lamentan que el Ministerio pretenda acelerar los plazos con una convergencia del 80% en tan solo dos campañas.

Un 8% del empleo

Para el secretario general de UPA en Andalucía, Miguel Cobos, la convergencia planteada por Agricultura “perjudica claramente a las explotaciones que hicieron más inversiones en el pasado, a las más innovadoras y a las familiares”. Y cree también que afecta al sector ganadero por su escasa base territorial. Por su parte, la consejera andaluza de Agricultura, Carmen Crespo, ha insistido en la importancia de mantener el modelo de convergencia vigente hasta alcanzar un acuerdo con las comunidades autónomas y el sector agrario. “La aplicación de esta norma nacional abre la puerta a la aplicación de una tasa plana a la que se opone Andalucía”, señaló Crespo.

“La reforma de la PAC no puede ni debe hacerse a costa de Andalucía y de los andaluces”, exponen las organizaciones agrarias en el manifiesto conjunto que han suscrito. Así, recuerdan que Andalucía aporta cerca del 37% del Valor Añadido Bruto (VAB) agrario a la economía de España, un potencial productivo, añaden, que ha generado una parte muy importante del presupuesto de la PAC para España. Además, sostienen que la población ocupada agraria en Andalucía (8%) dobla a la del resto de España y Europa y la agricultura es el principal yacimiento de empleo en la mitad de los municipios andaluces.

Asaja, Coag, UPA y Cooperativas Agroalimentarias reclaman al Ministerio de Agricultura la urgente convocatoria de una mesa de diálogo “en la que se escuche a Andalucía y se estudie y se consensúe con la principal región agraria de España una transición gradual de la convergencia, con base en los estudios de impacto que el Ministerio de Agricultura afirma poseer”. De no ser así, han anunciado que exigirán la dimisión del ministro Luis Planas.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50