Automoción

General Motors prevé que en 15 años solo fabricará vehículos eléctricos

El grupo automovilístico planea invertir 22.300 millones de euros para lanzar 30 modelos eléctricos a mediados de la década

La presidenta y consejera delegada de General Motors, Mary Barra.
La presidenta y consejera delegada de General Motors, Mary Barra.

General Motors, el grupo automovilístico propietario de marcas como Chevrolet, Cadillac, Buick y GMC, ha dado hoy un golpe sobre la mesa de la transición energética al anunciar su objetivo de fabricar en 2035 solo vehículos eléctricos. El conglomerado de Detroit avanza así su estrategia de transformación para competir cara a cara con la marca californiana Tesla y con los grandes conglomerados industriales del motor.

El primer paso de la compañía será una inversión de 22.300 millones de euros (27.000 millones de dólares) para poder ofrecer 30 modelos totalmente eléctricos a mediados de la década y un 40% del catálogo que ofrece en Estados Unidos. Esa inversión supone 7.000 millones de euros más de lo que había planeado antes de la pandemia, un avance que también va en la dirección de convertir a GM en un grupo sin huella de carbono en 2040, cinco años antes de los previstos hasta ahora, gracias a una puesta por el uso de electricidad procedente de energía renovable.

“Animamos a otros a seguir el ejemplo y tener un impacto significativo en nuestra industria y en la economía en su conjunto”, afirmó la presidenta y consejera delegada de General Motors, Mary Barra, quien ha calificado el plan como un “paso extraordinario”. El desafío, como en el resto de grupos, es cómo conseguir abaratar los precios de los vehículos de menor gama en su versión eléctrica para democratizar su venta, un proceso hasta ahora muy limitado por el impacto del precio de las baterías.

En la hoja de ruta de Barra figura la batería eléctrica, pero no se descarta una posible apuesta por la pila de combustible propulsada por hidrógeno, el siguiente paso que la industria tiene en mente en su camino para configurar una oferta de vehículos “cero emisiones”.

General Motors también quiere trabajar para que la energía utilizada en los puntos de recarga de vehículos eléctrica proceda de plantas solares y eólicas. Asimismo se compromete a impulsar la construcción de 2.700 cargadores rápidos en 2025.

Según recoge Bloomberg, la apuesta de General Motors le pone a la cabeza en la batalla con Tesla en Estados Unidos, al avanzarse a los planes que ha puesto sobre la mesa su histórico rival de Michigan, Ford. Precisamente Tesla ha anunciado este jueves que sus primeros beneficios anuales de su historia: 600 millones de dólares.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50