Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bank of America prevé que la zona euro se estanque en el primer semestre por el coronavirus

El impacto será mucho mayor si la epidemia llega al verano y afecta al turismo, alerta la entidad

Coronavirus
Fila para entrar en un supermercado de la localidad italiana de Casalpusterlengo REUTERS

El coronavirus contamina ya las previsiones de crecimiento para una Europa cuya economía no repunta, arrastrada por la fragilidad de su demanda, el Brexit y las tensiones comerciales. Bank of America recortó ayer sus proyecciones para la zona euro casi a la mitad: del 1% inicial al 0,6% en 2020. La entidad alerta de que habrá una “pérdida permanente de actividad” por la Covid-19. Y vaticina un avance próximo a cero en el primer semestre y una recuperación durante la segunda mitad del año.

Eso sí: siempre que no haya un contagio simultáneo por toda la eurozona y la crisis se resuelva hacia el final de la primavera. Es decir, el daño al turismo ya se habría diluido para el verano. De lo contrario, dado el peso de los viajes vacacionales, el impacto sería mucho mayor al representar el sector turístico un 10% del PIB. Sobre todo en España.

El banco considera que la zona euro se enfrenta a una menor demanda extranjera, disrupciones en las cadenas de valor y una menor demanda doméstica en los lugares afectados por el virus. La economía más perjudicada será la italiana, que entrará en recesión al contraerse un 0,2% frente al crecimiento del 0,3% que se estimaba antes. Alemania se queda al borde: pasa del 0,5% al 0,1%. Francia, del 1,2% al 0,8%. Y España solo sufre, de momento, una corrección de dos décimas: del 1,6% al 1,4%.

Esta desaceleración provocará que en la zona euro haya una relajación de la política fiscal “a pequeña escala”, apunta la entidad. En su opinión, los países harán uso de las cláusulas que permiten saltarse las reglas comunitarias cuando ocurre una catástrofe. Aun así, “ni la política fiscal ni la monetaria podrán evitar la debilidad de la primera mitad del año”, sostiene el informe. Sobre España añade un riesgo: que el bajo crecimiento haga ahora evidente la falta de ajuste en las cuentas públicas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información