MOTOR

Cuando la publicidad de un coche no solo consiste en acelerar y poner al límite sus prestaciones

En la mayor parte de anuncios del mundo del motor aparecen máquinas devorando kilómetros y exprimiendo caballos. Pero hay otras alternativas y mucho más creativas

BMW. "Más fuerza, menor consumo". Agencia King Helsinki, Finlandia.
BMW. "Más fuerza, menor consumo". Agencia King Helsinki, Finlandia.

Últimamente, la publicidad en asuntos de motor se aglutina en torno a dos ideas diferentes. Por un lado, las muchas prestaciones que tiene un vehículo con el que serás el más fardón del barrio y por otro lado la cantidad de pirrinchis y asistentes que tiene y que te van a hacer la conducción mucho más fácil, incluso antes de que le estés dando al botón para arrancar, que ya no necesitan ni llave.

Este tipo de promociones han estado hasta hace poco marcadas por la testosterona y la goma quemada, o por el contrario, por familias felices y paisajes idílicos.

Pues eso, publicidades relacionadas con el mundo del motor, no siempre de coches o motos, que sobre todo son originales y se salen de los cánones establecidos hasta ahora.

La primera publicidad de Peugeot, tiene casi veinte años y obedece a los antiguos cánones, pero con una vuelta muy original y divertida. Por muy antigua que sea es realmente simpática. En la India la media del poder adquisitivo de los jóvenes no es muy elevada. Por eso han de buscarse la vida para conseguir el coche de sus sueños.

Nada mejor para apreciar cómo es de duro un vehículo que poder ver cómo se fabrica. Los chicos de Skoda nos abren las puertas de sus fábricas para enseñarlos todo el proceso de fabricación. No os olvidéis el casco.

Los alemanes de Mercedes Benz han batido el récord del anuncio más corto conocido. Aunque su reclamo es la típica capacidad de aceleración de uno de sus modelos, la puesta en escena es brillante. Y cuidado, como te despistes un momento te lo pierdes...

Uno de los —malos— sentimientos que provoca un coche de lujo en las personas que no lo tienen es la envidia. Incluso los que también tienen un coche de alta gama (véase el logo de la llave con la que comete la tropelía) sienten envidia de un Jaguar. Una emoción muy humana que por desgracia no se puede evitar...

No es un fabricante de coches, ni de motos. Se trata de Continental, una empresa de neumáticos. Para demostrar el agarre y fiabilidad de sus gomas pone a descender un enrevesado puerto de montaña a un ciclista a toda velocidad.

La empresa que sí se dedica a las motos es Harley-Davidson. El mítico fabricante de Wisconsin (EE UU) no puede dejar de provocar entre sus usuarios ganas de estar conduciéndola a todas horas y usar cualquier excusa para imaginárselo.

El mundo de los coches de segunda mano es cada día más boyante. Desde las primeras promociones hasta las últimas, algunas son verdaderamente creativas. Dos ejemplos, el primero es de BMW, cuando este mercado empezaba a ser un filón para los concesionarios.

Y uno de ahora. Audi entrega tan requetebién sus coches de segunda mano que tiene que dejar algo sin recoger para que los futuros propietarios se crean que realmente son automóviles usados y no un excedente que quieren quitarse de encima cuanto antes,

Por último, uno que tiene mucho que ver con los coches y las carreteras, pero en miniatura. Emulando el mítico anuncio de Bruce Lee de "Be water, my friend" y que consiguió que la fábrica alemana aumentara sus ventas un 73,1%, Scalextric, el popular juego de carreras de coches saca su versión alternativa acorde con la edad de su público.

Así que echa el freno de mano y a disfrutar.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50