Enero destruye 244.000 empleos y registra el peor dato de afiliación desde 2013

El paro registrado sube en 90.248 personas y alcanza los 3,25 millones

Oficina del Servicio Andaluz de Empleo, en Bollullos de la Mitación (Sevilla). En vídeo, declaraciones del secretario de Estado de Empleo y Economía Social.Vídeo: P. PUENTES / EUROPA PRESS

El primer mes del año nunca es bueno para el mercado laboral. Ni cuando la economía crece mucho se evita que se hunda la afiliación a la Seguridad Social y se dispare el paro registrado. Y eso es lo que ha vuelto a pasar en 2020. En enero cayó el empleo en 244.044 personas, es la mayor bajada de afiliación en este mes desde 2013. No obstante, la cifra total de cotizantes sigue estando por encima de los 19 millones, en concreto, 19,164 millones, según las cifras divulgadas este martes por el ministerio de Seguridad Social.

Más información
Estos son los trabajos sin paro en España
Cambio de tercio en la economía
In English: Sluggish January sees 244,000 jobs destroyed in Spain

El paro registrado tuvo un comportamiento en consonancia con el arranque del año, es decir, subió y lo hizo bastante. En un solo mes se han contado 90.248 desempleados más en las oficinas públicas de empleo. El peor enero desde 2014 deja la cifra total en 3,25 millones, según el ministerio de Trabajo.

Enero, un mal mes para el empleo

Cuando acaba la Navidad, finalizan muchos contratos de temporada en el comercio minorista y en la hostelería. También acaban muchos compromisos laborales vinculados al año natural. Y esto, sumado al enfriamiento económico que se observa (la caída de matriculaciones de coches casi un 8% en enero, conocida el pasado viernes, es un ejemplo), han convertido este enero en peor que en los años anteriores. Así, pese a que se sigue creando empleo respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, un aumento del 1,83%, por primera vez desde el verano de 2014 se baja del listón del 2%.

Las cifras de empleo coinciden con el Consejo de Ministros en el que el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez ha aprobado la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 950 euros mensuales tras un acuerdo con la patronal y sindicatos. El Congreso también ha convalidado este martes de la subida del 2% del sueldo de los funcionarios y la revalorización de las pensiones del 0,9%. El Gobierno tiene pendiente además, presentar su proyecto de Presupuestos Generales del Estado para este año porque actualmente están en vigor las cuentas prorrogadas de 2018.

Tendencia inercial de los datos

Uno de los datos positivos en las cifras de empleo que acaba de divulgar el Ejecutivo está en los números desestacionalizados. Cuando se eliminan de los datos brutos los altibajos propios de las campañas turísticas, comerciales o agrícolas, se ve que todavía sube la afiliación. Tanto este dato como el de que el número total de afiliados en enero sea el más alto de la serie en este mes demuestra que la tendencia de fondo y la inercia de seis años de recuperación del mercado laboral todavía tienen un gran protagonismo.

Al observar la marcha de la afiliación por ramas de actividad, se confirma lo que suele suceder en enero. Son el comercio y la hostelería las que destacan en la pérdida de cotizantes. Contando solo el régimen general, la primera pierde 43.057 trabajadores y la segunda, 42.987. Le siguen otras como los servicios auxiliares, la sanidad o la industria manufacturera. También aparece en la lista el transporte, esta actividad se está convirtiendo en esencial para el comercio gracias al comercio electrónico, de ahí que también esté sujeta a la marcha de esta actividad. 

Menos contratos temporales

Por sexo, el retroceso de la afiliación afectó tanto a hombres como a mujeres. En ambos casos, se superó la pérdida de 120.000 empleos. Así los primeros cuentan con 10,22 millones de cotizantes, un 1,23% más que hace un año; y las segundas, con 8,94 millones, un 2,53% más.

Un elemento a destacar en este primer mes de 2020 es la caída de la contratación. En los 31 días de enero se firmaron 1,76 millones de contratos, un 5,02% menos que en 2019. Y la caída ha llegado sobre todo por el lado de los temporales, que supusieron un 5,42% menos que el año anterior.

Hay que tener en cuenta que un contrato, ni siquiera uno indefinido, es sinónimo de un puesto de trabajo fijo. Una prueba de esto se ha visto en 2019: subieron los contratos temporales y bajaron los fijos, en cambio, aumentó el empleo indefinido y cayó el temporal. España cierra cada año con más de 20 millones de contratos firmados, lo cual es visto por los conocedores del mercado laboral como una evidencia más de alta inestabilidad y precariedad, dada la gran cantidad de contratos de muy corta duración.

El gasto en prestaciones de desempleo marca en 2019 su mayor nivel desde 2015

Crece la tasa de cobertura

Los gastos totales de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) en prestaciones de desempleo ascendieron a 1.725,9 millones de euros el pasado mes de diciembre, un 13,2% más que en igual mes de 2018, según los datos difundidos este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

El gasto medio mensual por beneficiario, incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social y excluyendo el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, se situó en 901,4 euros, lo que supone un aumento de 46,6 euros (+5,4%) sobre el mismo mes del año 2018.

La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario alcanzó en diciembre de 2019 los 856,9 euros, con un aumento de 21,9 euros sobre el mismo mes del año anterior (+2,6%).

Los datos de prestaciones siempre van con un mes de retraso respecto a las cifras de paro. Por eso, Trabajo ha publicado este martes las cifras del gasto en desempleo de diciembre de 2019 y los datos de paro de enero de 2020.

El número de solicitudes de prestaciones ascendió el pasado diciembre a 560.713, lo que representa un aumento del 2,1% respecto a igual mes de 2018.

De acuerdo con los datos del Ministerio, en el último mes del año pasado se tramitaron en total 524.861 altas, un 1,1% menos que en diciembre de 2018. El plazo medio de reconocimiento de la prestación fue de 0,9 días, plazo inferior al del mismo mes de 2018.

Los beneficiarios de prestaciones por desempleo registrados a finales de diciembre ascendieron a 1.964.182, un 7% más que en el mismo mes de 2018.

La cobertura total del sistema de protección por desempleo se situó a cierre de diciembre en el 65,4%, cifra cinco puntos mayor a la de un año antes (60,4%) y seis décimas superior a la de noviembre de 2019 (64,8%).

El número de perceptores extranjeros de prestaciones por desempleo ascendió en diciembre a 216.331, cifra que representa un aumento del 7% respecto al mismo mes de 2018.

Este repunte se debe a que los beneficiarios procedentes de países comunitarios subieron un 4,7% y a que los beneficiarios procedentes de fuera de la UE aumentaron un 8,9%. Los beneficiarios extranjeros suponen el 38,1% del total de demandantes de empleo no nacionales.

El gasto del antiguo Inem en las prestaciones percibidas por los extranjeros alcanzó el pasado mes de diciembre los 177,3 millones de euros, un 14,1% más que en diciembre de 2018. En relación con el gasto total, el pago de prestaciones a extranjeros representa el 10,3%.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS