Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unicaja lanza un plan de crecimiento a tres años con 230 millones para reducir gastos

La entidad gana 172 millones en 2019, un 13% más, con más provisiones, menos gastos y plusvalías en la venta de inmuebles

El director general de Finanzas de Unicaja Banco, Pablo González, a la izquierda, y el consejero delegado, Ángel Rodríguez de Gracia, en la presentación de resultados de 2019.
El director general de Finanzas de Unicaja Banco, Pablo González, a la izquierda, y el consejero delegado, Ángel Rodríguez de Gracia, en la presentación de resultados de 2019.

El Grupo Unicaja Banco consiguió un beneficio neto durante 2019 de 172 millones, un 13% más respecto a 2018. El aumento del margen bruto, las plusvalías obtenidos con la venta de inmuebles y la disminución de los gastos de explotación están detrás de este incremento, según la entidad.

Tras la frustrada fusión con LIberbank, Ángel Rodríguez de Gracia, consejero delegado de Unicaja, ha presentado este jueves en Madrid el plan estratégico y de transformación 2020-2022, con el que elevar el beneficio neto a un ritmo del 10% anual en el trienio y distribuir más del 50% del mismo vía dividendos.

Para lograrlo, Unicaja dispondrá de un fondo de 230 millones creado con las plusvalías en inmuebles y la venta de participaciones industriales "para la reducción de costes y elevar así la rentabilidad del banco". Rodríguez avanzó que contemplan el cierre de 100 oficinas, "aunque es un cifra variable, que no tiene por qué implicar reducir la plantilla. En todo caso, no tenemos pensado realizar ERE sino prejubilaciones como en ocasiones anteriores", admitió. La plantilla está integrada por 6.719 trabajadores, un 2,9% menos que en 2018.

Por otro lado, el banco invertirá 190 millones para acelerar la digitalización, tendrá gestores especializados. El nuevo plan estratégico busca impulsar la productividad y la digitalización de procesos para reducir los costes un 3% cada año, con un ahorro bruto esperado asciende a 70 millones brutos, que unos 45 o 50 millones netos.

La clave, elevar la rentabilidad

El objetivo final del plan es elevar la rentabilidad, el talón de Aquiles de la entidad. Unicaja es uno de los bancos más solventes, con un ratio de capital de máxima calidad, CET 1 fully loaded, del 14%, pero también uno de los menos rentables, con un 4,4%. En el nuevo plan, Unicaja espera obtener una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) de entre el 5% y el 6%. La entidad estaría dispuesta a rebajar su nivel de capital, hasta el 13%, lo que subiría el ROE, para repartirlo entre los accionistas y así hacer más atractivo el valor.También ha anunciado que repartirá la mitad del beneficio entre los accionistas.

Unicaja, que salió a Bolsa en 2017, ha caído un 12% desde entonces y cotiza a 0,38 veces su valor en libros. "No nos gusta este descenso, pero la media de los bancos ha sido de un descenso del 40% en este periodo. Está marcado por los tipos de interés, aunque es cierto que algunos bancos cotizan a mejores precios que nosotros, 0,60 veces su valor en libros, pero hay otros en peor situación", apuntó el director financiero, Pablo González   

En 2019, la red de oficinas de Unicaja se redujo en un 9,3%, hasta un total de 1.046 sucursales. El plan prevé contar con más oficinas de mayor tamaño en Madrid y sus zonas de origen, (Andalucía y Castilla y León), desde las 350 actuales hasta unas 400. También reforzará el modelo de agentes financieros en las zonas rurales, con la contratación de 130 agentes más, hasta 300 personas.

Altas provisiones

La empresa que preside Manuel Azuaga ha afirmado que el incremento en sus resultados es “particularmente destacable”. El margen bruto ha crecido un 1% respecto a 2018. Ello se debe al impulso de ingresos ligados a productos y servicios, la mejora de la aportación del negocio inmobiliario y al incremento de dividendos, “que en conjunto han compensado más que holgadamente la menor contribución de los resultados de operaciones financieras”, según la empresa. Los gastos de explotación también han caído un 2% respecto al año anterior permitiendo que el margen de explotación antes de saneamientos alcance los 402 millones de euros, casi un 6% más que en 2018.

El coste del riesgo de crédito recurrente y los saneamientos de adjudicados se mantienen en niveles bajos, por el alto nivel de provisiones, con significativos niveles de cobertura y una continuada reducción de los activos no productivos. Con todo ello, la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) se situó a cierre de diciembre en el 4,4%, casi medio punto más que el ejercicio anterior.

Igualmente, Unicaja subraya que su actividad comercial "sigue creciendo, con una mejora de los volúmenes del crédito no dudoso de manera sostenida y rentable". Así, las formalizaciones de préstamos han crecido un 28% hasta los 4.155 millones de euros en 2019 -la subida es del 11% en el caso de empresas y del 9% en particulares-.

Además, durante el año pasado la entidad financiera formalizó nuevas operaciones de préstamo a administraciones públicas por importe de 723 millones, casi seis veces más que en 2018 -cuando fueron 125 millones de euros. El volumen de recursos administrados por el Grupo sin ajustes por valoración alcanzó los 55.558 millones al cierre de 2019, de los que 50.898 corresponden a recursos de clientes minoristas.

Este balance ha permitido someter a aprobación, en la próxima Junta General Ordinaria de Accionistas, de una propuesta de distribución de un dividendo en efectivo del 45% del resultado neto del Grupo (pay-out). Esto supondrá distribuir al conjunto de los accionistas un importe total del dividendo en efectivo de 77 millones, 16 más que en 2018. Ello representa un incremento del dividendo por acción del 25% y una rentabilidad por dividendo del 5,6%.  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información