Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Airbus confía en negociar con Defensa una solución amistosa para el eurocaza

El presidente del consorcio en España dice que propuestas como la de Colau son un desafío para mejorar los aviones

Un Airbus A350 despega de Toulouse.
Un Airbus A350 despega de Toulouse. REUTERS

El presidente de Airbus España, Alberto Gutiérrez, señaló este jueves que esperan negociar una solución amistosa con el Ministerio de Defensa e Indra para que el consorcio europeo pueda reincorporarse al proyecto español del programa de futuro eurocaza y el sistema de defensa que lleva aparejado conocido como FCAS (Future Combat Air System), que sustituirá al Eurofighter.

El directivo, en un encuentro con medios de comunicación, ha admitido que se ha perdido la “estrecha relación” que mantenía Airbus con el Ministerio de Defensa, tras la decisión adoptada por el Gobierno en funciones el pasado mes de septiembre de elegir a Indra -participada un 18,71% por el Estado- en detrimento de Airbus como la “empresa coordinadora” en España del programa de futuro eurocaza.

Gutiérrez confía en que, tras la formación del nuevo Gobierno, se puedan recomponer las relaciones y devolver a Airbus el papel que le corresponde en este proyecto. Lo ha hecho tras recordar la entrada de España como tercer socio de este programa europeo, que fue rubricada en el salón aeronáutico de París el pasado mes de junio. En este sentido, ha recordado los diez años empleados en madurar el concepto de este futuro sistema de combate, otros tres desde el lanzamiento de la idea por Alemania y Francia y tres más desarrollando el SimLab de FCAS con el Ejército español del Aire. “Airbus necesita a España y España necesita a Airbus”, ha advertido el directivo.

Asimismo, ha destacado que no considera que la propuesta del Ayuntamiento de Barcelona para eliminar los vuelos del aeropuerto de El Prat con alternativa ferroviaria, como el puente aéreo con Madrid, suponga una amenaza para el sector ni para su compañía, sino una oportunidad para trabajar “a saco” en la electrificación e hibridación de los aviones, ya que las cosas “no se han hecho suficientemente bien”.

El presidente de Airbus en España ha hecho hincapié en que “cada vez hay una mayor presión” sobre la aviación en materia de sostenibilidad por parte de las administraciones, pero que supone una oportunidad para trabajar más a fondo en modelos aeronáuticos más respetuosos con el medio ambiente, ya sean propulsados con electricidad, de forma híbrida o con combustibles más ecológicos.

Por su parte, el presidente de la división de aviones comerciales de Airbus en España, Manuel Huertas, ha resaltado que el cambio climático “no es una amenaza, sino una realidad”, y ha declarado que el hecho de que el sector aeronáutico represente tan solo entre un 2% y un 3% de las emisiones a nivel global “no le exime de responsabilidad”.

Asimismo, el presidente de Airbus España ha explicado que la compañía tratará de abordar la suspensión de la fabricación del 737 MAX "de la mejor forma posible". La paralización de la producción afecta de forma directa a las factorías de Airbus en España, concretamente las de El Puerto de Santa María (Cádiz) y Tablada (Sevilla), así como a algunas empresas auxiliares como Alestis, que fabrican alguna parte o pieza que usan los aparatos de la firma estadounidense. Así, portavoces del sector aeronáutico andaluz cifraron en trescientos los empleos afectados en estas factorías por la paralización de la producción del 737 MAX.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >