Crisis del coronavirus

Las comunidades deberán devolver 5.000 millones en 2022 por la financiación de este año, según la Airef

El organismo alerta de que hará falta una década para que la deuda regional vuelva al nivel de 2019

La presidenta de la Airef, Cristina Herrero.
La presidenta de la Airef, Cristina Herrero.J.J.Guillen / EFE

El impacto de la crisis causada por el coronavirus seguirá tensionando las cuentas públicas en los próximos años. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) estima que las comunidades autónomas tendrán que hacer frente a una liquidación negativa de unos 5.000 millones de euros en 2022 por los recursos recibidos este año en virtud del sistema de financiación autonómica, lo que aumentaría el riesgo de desajustes futuros. Por otra parte, el organismo mantiene su pronóstico de que el conjunto de las autonomías acumule en 2021 un déficit del 0,8% del PIB, por debajo de la tasa de referencia del 1,1% prevista por el Gobierno, y alerta de que hará falta al menos una década para que la deuda regional vuelva a los niveles de finales de 2019.

Estas son algunas de las conclusiones del informe sobre las líneas fundamentales de los Presupuestos para 2021 de las comunidades autónomas y las entidades locales que la Airef ha presentado este jueves de forma virtual. El organismo dirigido por Cristina Herrero subraya que su previsión sobre el déficit autonómico para 2021 es más positiva de la que ha presentado el Gobierno y algunas de las regiones, debido a que espera una evolución más contenida del gasto en su escenario central, que prevé que la emergencia sanitaria esté controlada a partir de mediados del año que viene.

La Comunidad Valenciana y Murcia cerrarán 2021 con los desfases más pronunciados en 2021, del 2,3% y del 1,7% del PIB, respectivamente. También Castilla-La Mancha y Extremadura presentarán un nivel de déficit por encima de la tasa de referencia fijada por el Gobierno, del 1,1%. Madrid tendrá el menor déficit, del 0,3%, y Canarias será la única región en registrar superávit el año que viene, del 0,4% del PIB. El organismo alerta, sin embargo, de que estas estimaciones se han hecho sin conocer en el detalle los criterios de reparto de los fondos europeos destinados a las comunidades el año, lo que podría modificar el mapa.

La Airef calcula que los ingresos autonómicos se mantendrán estables el año que viene con respecto a 2020, aunque los recursos brindados por el sistema de financiación descenderían levemente. Los gastos, por otra parte, aumentarán en un 2%, por debajo del crecimiento previsto del PIB nominal y excluido el impacto de los fondos vinculados al plan de recuperación. En este sentido, subraya que los 13 presupuestos regionales ya presentados y la información remitida por el resto de comunidades recogen en algunos casos unos desembolsos superiores, pero sin dar información detallada sobre las medidas que provocarían este incremento. Por ello, alerta de que si se tratara de acciones con naturaleza estructural y no temporal, sin contar con el respaldo de una financiación permanente, se generaría un aumento del déficit estructural existente con carácter previo a la crisis.

En cuanto a la deuda, la Airef estima que alcanzará el 26% del PIB en 2021, 1,4 puntos de PIB inferior a la ratio prevista para 2020 pero superior en 1,6 puntos a la de 2019. Valencia, Baleares y Murcia registrarán en 2021 los mayores aumentos de la deuda y ninguna autonomía cerrará 2021 por debajo del límite de referencia del 13%, aunque Canarias, Madrid y País Vasco se acercarían.

Ayuntamientos

Al igual que para las comunidades, para las cuales la Airef mantiene la misma previsión de déficit que dio en noviembre ―0,8% del PIB―, el organismo confirma su pronóstico de que los Ayuntamientos tendrán un desfase del 0,1% en 2021 tras años registrando superávit, esta vez en línea con la tasa de referencia prevista por el Gobierno.

Los 24 grandes Ayuntamientos analizados por el organismo suponen más de un 35% del resultado conjunto. El organismo prevé que Barcelona, Palma, Bilbao, Valladolid, Gijón y l’Hospitalet de Llobregat y las diputaciones forales acaben 2020 con déficit; el año que viene, tendrán desfase en sus cuentas Barcelona, Bilbao y Vigo y las tres diputaciones forales. El organismo recuerda que muchas corporaciones locales dispararon el gasto antes de la llegada de la pandemia, en 2019, lo que ha tenido impacto en el año en curso.

Por otra parte, señala que del grupo de los 26 Ayuntamientos que tenían riesgos de sostenibilidad se ha sacado Rota y Granada. Los demás mantienen la misma situación de riesgo, salvo Alcorcón y La Línea de la Concepción, que empeoran, y Arcos de la Frontera, Gandía y San Andrés del Rabanedo, que mejoran.

Estrategia a medio plazo

La Airef reitera en su informe la recomendación de elaborar una estrategia fiscal a medio plazo cuanto antes, que sea flexible y que establezca una senda realista de déficit, teniendo en cuenta la perspectiva de los subsectores que conforman las Administraciones públicas. En ese sentido apunta a que las liquidaciones negativas previstas para 2022 para las comunidades darán lugar a una situación parecida a la vivida en la anterior crisis financiera, cuando finalmente se optó por alargar los plazos de devolución, pero que de momento se desconoce qué solución se adoptará en el contexto actual.

El organismo también recomienda que las comunidades empiecen a diseñar un plan de reequilibrio, incorporen información concreta sobre sus medidas de gasto, sobre todo con respecto a las fuentes de financiación, detallando si la naturaleza de los desembolsos es temporal o permanente tanto en 2021 como en ejercicios siguientes. También sugiere que las actuaciones en 2021 se hagan en función del desarrollo de la pandemia y se acompasen a la evolución de la economía para evitar subidas de gasto estructurales.


Lo más visto en...

Top 50