La crisis del coronavirus

La pandemia hunde un 41% los ingresos de los fabricantes de automóviles

Europa es la región donde menos vehículos se compraron, la mitad que en el mismo periodo de 2019

Concesionario de automoción en Madrid.
Concesionario de automoción en Madrid.EFE
Daniel Lara

El negocio de los 17 mayores fabricantes de vehículos del mundo cayó estrepitosamente durante el segundo trimestre del año, en pleno azote de la pandemia. Según datos publicados este miércoles por la consultora EY, los ingresos del sector disminuyeron un 41% entre los meses de abril y junio, un recorte de 176.700 millones de euros.

La congelación del consumo, la industria y la movilidad durante esos meses hizo que los principales fabricantes recortasen tanto en facturación como en beneficios por primera vez en una década. Noemí Navas, de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), destaca que el coronavirus provocó un parón total en las fábricas y una caída de las ventas en los principales mercados. En total, los ingresos del sector pasaron de los 433.500 millones de euros del segundo trimestre del pasado año a los 256.800 millones en 2020 y dejaron un agujero de 10.794 millones en las cuentas de resultados de las automovilísticas.

Según el estudio, el confinamiento y las restricciones redujeron en Europa la compra de coches, motos y furgonetas un 52% entre abril y julio, un desplome mucho mayor que en EE UU (-34%) y China, que incluso llegó a sumar un 1% en la venta de vehículos en estos meses. Los principales afectados fueron los fabricantes alemanes, con pérdidas de 4.742 millones de euros respecto a los beneficios de 5.773 millones en el mismo período de 2019, si bien su facturación solo se redujo un 32%, menos que en otros países. Entre sus tres mayores fabricantes, Volkswagen es el que salió peor parado, con una caída de las ventas del 39%, seguido de Daimler (Mercedes, -29% de ventas) y BMW (-22%).

Por su parte, las marcas estadounidenses cosecharon unas pérdidas de 3.334 millones de euros (frente a los beneficios de 3.779 millones en 2019) y recortaron a la mitad su facturación. Japón tuvo unos números rojos de 2.898 millones de euros (8.831 de ganancia en 2019) y Francia de -361 millones (números verdes de 2.073 un año antes).

La previsión de Anfac para España es que la paralización temporal de las 17 fábricas se traduzca en una caída de la producción de entre el 20 y el 25%. “Estimamos que se van a perder entre 600.000 y 650.000 unidades en el año”, dicen desde la asociación, que espera que las ventas repunten gracias al Plan Renove y el Plan Moves y alcancen los 850.000 vehículos, un tercio menos que en 2019.

El desplome de las compras de vehículos durante el confinamiento deja a todos los fabricantes con una reducción sustancial de las ventas. Entre los cinco europeos, la francesa Peugeot sufre la mayor caída, con más de un 50%. Le siguen Renault (-47%) y las alemanas, siendo BMW la que menos se resiente. En el resto del mundo son Mitsubishi, Fiat Chrysler, Mazda, General Motors, Suzuki, Nissan y Ford las que pierden más de la mitad de las ventas respecto a 2019.

En el otro extremo se encuentran seis compañías que sortearon la crisis y lograron ganancias. Hyundai cosechó el mayor beneficio operativo, con 434 millones de euros. La empresa surcoreana solo sufrió un recorte de las ventas del 19% en un país que nunca llegó a confinar a su población. También destacan los números de Tesla, que solo vio reducidas sus ventas un 5% respecto a 2019 y logró ganancias de 291 millones de euros, en comparación con las pérdidas de 148 millones de euros del año previo.








Más información

Lo más visto en...

Top 50