Crisis del coronavirus

Las ventas de coches vuelven a caer en agosto a un ritmo del 10%

Las matriculaciones de vehículos eléctricos se duplica y roza las 1.400

Un cliente se informa sobre un vehículo en un concesionario.
Un cliente se informa sobre un vehículo en un concesionario.

Las ventas de coches volvieron a caer en agosto y rompieron la buena tendencia que los concesionarios empezaron a notar en julio. La contracción fue del 10,1% (66.925 turismos y todoterrenos matriculados), que crece hasta el 40,6% (524.706) en lo que va de año. Los rebrotes de la covid y las dudas sobre la evolución de la economía tras el verano parece que ganaron la partida a las medidas lanzadas para intentar dinamizar el mercado: las ayudas a la compra (plan Renove) habilitadas por el Gobierno y las promociones impulsadas por los fabricantes para sacarse de encima las existencias acumuladas desde el pasado mes de marzo.

Ni compradores particulares ni empresas se lanzaron a los concesionarios para comprar un coche en un mes que acostumbra a ser débil en lo que respecta a ventas. Sus operaciones cayeron un 9,5% y un 15,5%, respectivamente. Los alquiladores tiraron del carro en agosto, al aumentar un 21,5% su demanda.

La buena noticia para los fabricantes es el nuevo tirón que están teniendo los vehículos eléctricos, de los que se matricularon 1.378 unidades, más del doble que en el mismo mes del año pasado, favorecidos por el Plan Moves con el que se pretende impulsar la venta de vehículos no contaminantes. La venta de vehículos híbridos enchufables se triplicó y alcanzó también las 1.336 unidades, mientras que los de gas alcanzaron una cidra algo superior (1.387), que representa un 52% menos.

Ese tipo de vehículos, sin embargo, todavía representa una reducida fracción respecto al total: el 18,8% (acumulado del año). Los vehículos de gasolina, que emiten más CO2 que los diésel, representan ya un 53,5% de las ventas, mientras que los diésel han reducido su presencia en el mercado hasta el 27,7%.

Según los datos facilitados por las patronales Anfac, Faconauto y Ganvam, la venta de modelos más modernos y menos contaminantes permitió reducir el promedio de emisiones de CO2 en diez gramos (hasta los 111,5 gramos) respecto al mismo periodo de 2019. La Unión Europea se ha marcado como objetivo los 95 gramos para este año.

Anfac considera que la reducción de las ventas puede tener como trasfondo el “agotamiento” de la demanda embolsada durante los meses de confinamiento, aunque aconsejan esperar hasta este mes de septiembre para llegar a conclusiones. “El plan Renove tiene todavía muchos recursos disponibles y fondos suficientes para tirar de la demanda hasta final de año”, afirmó la directora de comunicación de la patronal de fabricantes, Noemi Navas.

Los concesionarios, unidos en Faconauto, dieron por buenas las cifras al situarse cerca de las que se obtuvieron el año pasado y al constatar un buen número de visitantes a los concesionarios, aunque la patronal llamó a poner en marcha nuevas políticas para “recuperar la actividad económica y la dinamización del consumo”. “Los rebrotes del coronavirus socavan la confianza de empresas y consumidores por el temor a nuevas restricciones”, advierten desde Ganvam, que aglutina a talleres y vendedores de vehículos.

Lo más visto en...

Top 50