BANCOS

La banca modera su escalada bursátil en plena negociación para la fusión de CaixaBank y Bankia

Los grandes nombres del sector borran las fuertes subidas iniciales en la jornada, pero conservan buena parte de lo ganado el viernes

Una pantalla informativa de la Bolsa de Madrid muestra el viernes la escalada de los valores bancarios.
Una pantalla informativa de la Bolsa de Madrid muestra el viernes la escalada de los valores bancarios.Altea Tejido Sánchez / EFE

El beneplácito de los parqués a la fusión entre CaixaBank y Bankia se mantiene, pero con algo menos de fuelle. Con las conversaciones ya en marcha, las valoraciones bursátiles de los principales bancos españoles —los dos directamente involucrados en la operación y el resto de candidatos a participar en el baile de consolidación que se espera en los próximos meses— se toman un respiro este lunes tras la entrada en tromba de inversores en un sector que acumulaba meses de castigo. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha valorado la fusión como “positiva” para la economía española y, muy especialmente, para la cohesión territorial.

Tras un inicio de sesión claramente alcista, las acciones de CaixaBank y Bankia han cerrado la sesión de este lunes con sendos retrocesos del 1,5% y el 1,3%. Algo similar ha ocurrido con el segundo banco español, el BBVA, que ha terminado retrocediendo algo más del 1,2%. El Santander y Bankinter, por su parte, han avanzado un 0,4% y un 0,6%, respectivamente. Y el Sabadell, que aparece en todas las quinielas, ha sido el gran triunfador de la jornada, con un alza del 2%. Ni siquiera los renovados temores por un Brexit sin acuerdo entre el Reino Unido —donde tiene su principal negocio fuera de España— y la Unión Europea han lastrado su cotización.

Fuera del Ibex, el selectivo que agrupa a los 35 mayores valores de la Bolsa española, la jornada ha dejado señales mixtas: mientras Liberbank avanzaba casi un 1,5%, Unicaja caía se dejaba algo más del 1,5%.

Tanto la banca como el resto de componentes de los índices españoles están pendientes de la reunión del consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) de este jueves, la primera desde que el presidente de la Reserva Federal estadounidense, Jerome Powell, anunciase una flexibilización de su objetivo de inflación con la que gana más espacio para arriesgar en su política monetaria e instaura una nueva era de tipos de interés cero. Todos los focos apuntan ahora a Fráncfort, donde Christine Lagarde tendrá que arrojar algo más de luz sobre la estrategia a seguir en los próximos meses.


Lo más visto en...

Top 50