jeffrey epstein

Nueva York multa con 133 millones a Deutsche Bank por no supervisar las cuentas de Jeffrey Epstein

Las autoridades señalan que la compañía no hizo un escrutinio adicional pese a que se procesaron cientos de transacciones por importe de millones de dólares a nombre del financiero

Agencias
Los manifestantes sostienen carteles en alto protestando contra Jeffrey Epstein, mientras espera ser procesado en Nueva York por cargos de tráfico sexual de menores y tráfico sexual de menores, en julio de 2019.
Los manifestantes sostienen carteles en alto protestando contra Jeffrey Epstein, mientras espera ser procesado en Nueva York por cargos de tráfico sexual de menores y tráfico sexual de menores, en julio de 2019.Shannon Stapleton / Reuters

Deutsche Bank pagará 150 millones de dólares (133 millones de euros) en multas como parte del acuerdo alcanzado con el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York como consecuencia de los “fallos significativos” de la entidad en la supervisión de las cuentas de Jeffrey Epstein —financiero estadounidense acusado de tráfico sexual de menores y quien se suicidó en prisión el año pasado—. Con respecto a este caso, las autoridades han señalado que la entidad no supervisó adecuadamente la actividad de la cuenta de Esptein, lo que permitió procesar cientos de transacciones por importe de millones de dólares que deberían haber provocado un escrutinio adicional a la luz del historial del sujeto.

Es la primera vez que una institución financiera es penalizada por sus lazos con el millonario estadounidense, ha dicho el departamento de servicios financieros de Nueva York (DFS por sus siglas en inglés). En un comunicado, el gobernador del Estado, Andrew Cuomo dijo: “No importa cuán rico, cuán grande o cuán poderosa sea la institución, Nueva York no tolerará ningún comportamiento depredador de ningún tipo”. Y añadió: “Durante años, la conducta criminal y abusiva de Epstein fue ampliamente conocida, pero grandes instituciones siguieron disculpando esa historia y ofreciéndole su credibilidad o servicios a cambio de ganancias financieras”.

Deutsche Bank no monitorizó adecuadamente la actividad de clientes que el propio banco consideró de alto riesgo y, en el caso particular de Jeffrey Epstein, a pesar de conocer su historial criminal, la entidad no detectó o evitó transacciones sospechosas por importe de millones de dólares. En concreto, la autoridad señala los pagos realizados a personas que supuestamente fueron cómplices de Epstein para perpetrar sus abusos, así como el pago de siete millones de dólares en acuerdos de compensación y de otros seis millones de dólares a firmas de abogados por lo que parecen haber sido los gastos legales del acusado y sus cómplices.

La superintendente Linda Lacewell ha señalado: “Los bancos son la primera línea de defensa para prevenir la facilitación del delito a través del sistema financiero y es fundamental que los bancos adapten la monitorización de la actividad de sus clientes en función de los tipos de riesgo que plantea un cliente particular”.

Asimismo, el DFS cita distintos “pagos a modelos rusas, así como el pago de matrículas escolares a mujeres, gastos de hotel y alquiler, e ingresos a numerosas mujeres con apellidos de Europa del Este; así como retiradas de efectivo periódicas por un importe de más de 800.000 dólares en cuatro años”. “Reconocemos nuestro error al incorporar a Epstein en 2013, así como las debilidades en nuestros procesos, y hemos aprendido de nuestros errores y deficiencias”, ha señalado por su parte el banco alemán, recordando que inmediatamente después del arresto de Epstein, contactó con las fuerzas del orden público y les ofreció toda su ayuda en la investigación.

“Hemos sido totalmente transparentes y hemos tratado estos asuntos con nuestro regulador, ajustando nuestra tolerancia al riesgo y abordando sistemáticamente los problemas (...) Nuestra reputación es nuestro activo más valioso y lamentamos profundamente nuestra asociación con Epstein”, ha añadido.

La multa cubre asimismo la relación del Deutsche Bank con el Danske Bank Estonia, que está en el centro de un escándalo de lavado de dinero. El departamento dijo que el Deutsche Bank tampoco cuestionó transacciones sospechosas en su relación con el FBME bank en Chipre.

Arrestado en julio de 2019, Epstein se declaró no culpable de tráfico sexual de menores, y se suicidó, a los 66 años, un mes más tarde en una prisión de Manhattan donde permanecía en espera de su juicio.

Más información

Lo más visto en...

Top 50