La crisis del coronavirus

Estados Unidos recupera casi un tercio de los empleos destruidos en pandemia

El mercado laboral suma 4,8 millones de trabajos en junio y la tasa de paro cae al 11,1%

Residentes del Estado de Kentucky aguardan en fila afuera de una oficina de desempleo, el pasado 19 de junio.
Residentes del Estado de Kentucky aguardan en fila afuera de una oficina de desempleo, el pasado 19 de junio.JOHN SOMMERS II / AFP

Estados Unidos ha agregado un récord histórico de 4,8 millones de empleos en junio, arrastrando la tasa de paro a un 11,1%. Con las cifras dadas a conocer este jueves por el Departamento del Trabajo, la potencia mundial ya ha recuperado un 34% de los más de 22 millones de empleos destruidos desde que comenzó la crisis del coronavirus. A pesar de los buenos datos, los economistas los valoran con cautela por el resurgimiento de nuevos brotes en los Estados más poblados del país. El aumento de los casos ha forzado a casi una veintena de territorios a poner freno o revertir a sus planes de desescalada. El impacto de los locales que se han vuelto a cerrar se verá reflejado en las cifras de paro del próximo mes.

La tasa de desempleo cayó por segundo mes consecutivo, alejándose cada vez más del 14,7% alcanzado en abril, pero aún es la más alta desde la Segunda Guerra Mundial. El Departamento del Trabajo también publicó esta mañana que 1,4 millones de estadounidenses presentaron nuevas solicitudes de ayudas estatales de desempleo la semana pasada. Aunque la cifra semanal ha disminuido constantemente desde que alcanzó su punto máximo a fines de marzo, todavía es más del doble del récord alcanzado en 1982 y es la decimoquinta semana seguida en que la cifra supera el millón. “Nuestra economía está rugiendo de vuelta, está volviendo muy fuerte”, afirmó el presidente Donald Trump en una comparecencia en la Casa Blanca en la que no respondió preguntas de la prensa.

Las secuelas del parón económico continúan impactando más a las minorías, aunque las cifras de junio van a la baja. La tasa de desempleo de los afroamericanos cayó a un 15,4%; la de los hispanos a un 14,5%; y la de los asiáticos a un 13,8%. Los datos también mejoran para los blancos, cuya tasa de paro disminuyó a un 10,1%. “Esto no es suerte, es mucho talento”, sostuvo el presidente estadounidense. La encuesta sobre el mercado laboral publicada esta mañana por el Departamento del Trabajo se hizo a mediados de junio, antes de que más de una treintena de Estados registraran alzas en el número de contagios con coronavirus. Estados Unidos alcanzó este miércoles un récord de nuevos contagios en un día, superando la barrera sicológica de los 50.000. Trump no se refirió a este dato.

En este nuevo sombrío escenario en relación con la propagación del virus, California ha vuelto a cerrar los bares, teatros y restaurantes cubiertos en gran parte del Estado. Florida también ha cerrado bares y playas, que se vieron frecuentadas por grandes multitudes cuando se relajaron las medidas restrictivas. Texas, el segundo Estado más poblado del país, y que se mostró reticente al cierre, ha echado marcha atrás en la desescalada. Nueva York, que tiene la curva controlada después de haber sido el epicentro del brote, detuvo sus planes para que los restaurantes pudieran atender clientes en su interior. Este freno a la “vuelta a la normalidad” puede estancar la recontratación de los empleados que fueron despedidos en marzo y abril.

Trump destacó en su comparecencia el buen rendimiento de los mercados. Después de que Wall Street borrara en marzo todas las ganancias desde que el republicano llegara a la Casa Blanca, las acciones estadounidenses lograron una espectacular remontada en las últimas semanas, que la Bolsa de Nueva York selló este martes con el mejor trimestre desde 1998. “Van a tener un tercer trimestre fantástico, será una tercer trimestre como jamás hayan visto, en mi opinión. Y lo bueno es que los números van a salir antes de la elección, y la gente podrá verlo”, afirmó el mandatario.

Más información

Lo más visto en...

Top 50