LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Las ventas de coches reducen su caída en junio, pero acumulan un descenso del 51% desde enero

La bajada se queda en el 36,7% interanual en el sexto mes del año. En el primer semestre se matricularon menos de 340.000 turismos y todoterrenos, frente a las más de 690.000 del mismo periodo de 2019

Una persona abre la puerta de un vehículo de muestra en un concesionario, en Madrid.
Una persona abre la puerta de un vehículo de muestra en un concesionario, en Madrid.

La venta de vehículos continúa su mejora paulatina tras el batacazo de abril, de largo el mes más duro del confinamiento, cuando los concesionarios tuvieron incluso que bajar la persiana. En junio se matricularon 82.651 turismos y todoterrenos, un 36,7% menos que en el mismo mes del año anterior, según han publicado este miércoles fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvan). Un dato malo, sí, pero que confirma la mejora del sector tras quedarse en 4.163 ventas en abril y en 34.337 unidades en mayo. Pese a la leve mejora, el retroceso en lo que va de año es considerable: en el primer semestre se han vendido 339.853 coches, un 50,9% menos que en el mismo periodo de 2019.

Los meses inmediatamente anteriores al verano acostumbran ser los más fuertes para la industria del automóvil, y estos han sido precisamente los más afectados por el efecto de la crisis del coronavirus. El golpe ha sido monumental y las consecuencias se empiezan a atisbar con medidas drásticas como despidos a nivel global en las principales fábricas. En España, por ejemplo, Nissan ya ha presentado un ERE para de 2.525 trabajadores. Para poner en contexto el buen dato —ponga todos los peros que considere al calificativo “bueno”—, en este mes del año pasado se entregaron 130.513 unidades, mientras que en este ejercicio han sido 82.651. Una diferencia todavía muy grande que despierta dudas de cara a los próximos meses para una industria muy tocada.

En esta tesitura, el sector espera como agua de mayo (aunque llegue en julio) el plan de ayudas del Gobierno para fomentar la compra de vehículos. El programa se presentó a bombo y platillo y se esperaba su aprobación el pasado martes en Consejo de Ministros, pero tendrá que esperar unos días más. Desde el sector confían en que no se demore y que sirva como acicate para que las ventas remonten el vuelo, aunque sea solo para evitar un hundimiento mayor. “El Plan Renove debería jugar un papel muy importante en esta recuperación del mercado, ayudando a superar el impacto de la crisis del coronavirus en la automoción y fomentando la renovación del parque, pero es imprescindible su rápida entrada en vigor”, reclama Anfac.

El canal más afectado en el sexto mes del año fue el de las empresas de alquiler: solo se registraron 9.843 entregas, debido fundamentalmente a que la industria turística todavía sigue prácticamente a cero, uno de los principales negocios que tira de este segmento. La caída en lo que va de año es del 76%, ya que desde mitad de marzo sufre las consecuencias del cierre de fronteras, las restricciones de movimiento y la pérdida de visitantes en los principales destinos del turismo español. “El resultado de junio ha vuelto a ser catastrófico, por lo fuerte de la caída. El mal comportamiento del canal de empresas alquiladoras, con un turismo todavía inexistente, ha castigado especialmente la cifra final de junio”, argumentan fuentes de Faconauto.

En las ventas a empresas, la tendencia también es bajista. En su caso, se registraron 28.114 vehículos matriculados, un 28,2% menos que junio de 2019 (-44,1% en lo que va de año). El canal de particulares, por su parte, soportó mejor el golpe y se anota una caída del 11,3%, hasta las 44.694 unidades. “Como nota positiva, nos quedamos con que el canal de particulares, al que atienden los concesionarios, es el que menos ha retrocedido, comportándose mejor de lo esperado”, añaden desde Faconauto. Algo bueno que echarse a la boca, aunque cabe recordar que en lo que va de 2020 acumula una pérdida del 44,9%.

Solo eléctricos e híbridos al alza

Por tipo de motores, sufrieron mucho los de gasolina, de los que se vendieron casi la mitad de junio anterior (-47,55%). En el año pierde un 57,13%. El diésel también cayó, aunque con algo menos de fuerza: un 28,18%. Esta reducción de daños también se refleja en el acumulado del ejercicio (-50,08%), aunque el ajuste sigue siendo muy importante. La única nota positiva la dieron los híbridos, en todas sus modalidades, y eléctricos, que consiguieron vender más en este junio que el mismo mes de 2019: 14.996 unidades, un 7,13% más. En su caso, en lo que va de año también pierde fuelle respecto a los datos del ejercicio anterior, un -16,75%, mucho menos que sus hermanos de gasolina y diésel.

Por tipo de vehículos, los comerciales ligeros sufrieron una caída del 19,5% (16.267 unidades matriculadas) con un descenso acumulado del 45,6% en lo que va de 2020. En este segmento el canal más afectado vuelve a ser el de los alquiladores, con una caída del 50% en sus ventas de junio. El canal de empresas perdió, por su parte, un 14% respecto al mismo mes del año anterior, mientras que el canal de autónomos redujo sus ventas solo un 7,2% en junio.

Entre los vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses, el desplome del sexto mes del año fue del 54,5%. En total, solo se vendieron 1.438 unidades. En el primer semestre, la caída acumulada es del 38,5%, con 9.094 vehículos matriculados. Si se diferencian entre sí, los vehículos industriales perdieron un 54,7% en el mes (1.299 unidades vendidas), mientras que los autobuses, autocares y microbuses se dejaron un 52,4% al anotarse solo 139 entregas.

Por marcas, Volkswagen fue la que más vehículos vendió (7.774 unidades) en junio. Le siguen Peugeot, Seat y Renault. Y entre los más vendidos por modelos destaca el Renault Clio, con 2.530 entregas. A este le siguen el Seat León y el Dacia Sandero. Si se mira la clasificación de 2020, prosigue el dominio de Seat tanto en marcas como en modelos, con el Seat León.

Para los próximos meses, fabricantes y vendedores insisten en la necesidad de que se apruebe el plan de ayudas al sector y se pueda ejecutar de forma sencilla. “Activar de forma inminente el plan de impulso a la demanda, anunciado ya hace 15 días, es lo que permitirá dinamizar las ventas paralizadas por el confinamiento y que el mercado modere la caída”, defienden los portavoces de Ganvam. Aunque existen muchas dudas todavía sobre el comportamiento del mercado. “La incertidumbre al respecto de cómo evolucionará la situación en los próximos meses complican la situación”, reconocen desde Anfac. Mientras tanto, al sector solo le queda seguir en su apuesta de grandes promociones para intentar animar un mercado muy deprimido.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Lo más visto en...

Top 50