Empresas

Nissan registra un ERE que afecta a 2.525 trabajadores en Cataluña

La compañía plantea mantener 400 personas de la plantilla, en el centro I+D y en el área de compras

Trabajadores de Nissan se concentran en las inmediaciones de la planta de Zona Franca, de Barcelona, este martes.
Trabajadores de Nissan se concentran en las inmediaciones de la planta de Zona Franca, de Barcelona, este martes.Alejandro Garcia / EFE

Nissan ha registrado este martes un Expediente de Regulación de Empleo(ERE) que afecta a 2.525 trabajadores en Cataluña. El conseller de Trabajo, AsuntosSociales y Familias de la Generalitat, Chakir el Homrani, lamentó en un mensaje en su cuenta de Twitter que esta medida afecte a miles de trabajadores: “Velaremos por sus derechos”, escribió. En paralelo, los sindicatos de Nissan han rechazado negociar el cierre de las plantas de Barcelona, al negarse a firmar el inicio del período de consultas, mientras que la empresa se ha mostrado abierta a dejar fuera del ERE a unas 400 personas, las 300 del centro de I+D y a otro centenar del área de compras. Según han explicado a Efe fuentes sindicales, estas son las principales conclusiones de la primera reunión entre ambas partes, en la que Nissan ha dejado claro que quiere concluir la negociación el 30 de julio.

Tal como estaba previsto, los sindicatos han pactado no firmar el al acta con la que se inicia el preceptivo período de consultas para abordar el cierre de las tres plantas catalanas, aunque para Nissan el reloj negociador de un mes sí que ha empezado a contar, han asegurado fuentes de la empresa.

Fuentes sindicales han detallado que en la reunión de este martes no ha participado Frank Torres, el hombre elegido por la multinacional japonesa para pilotar el cierre de las plantas de la Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca, aunque sí el equipo de recursos humanos de la planta y sus asesores legales de Garrigues.

Fuentes de Nissan han asegurado que la multinacional ha entregado a los sindicatos documentación justificativa del cierre, ha defendido la legalidad del proceso negociador iniciado para el cese de las actividades y han aclarado que se ha comunicado ese arranque de las negociaciones –con 13 representantes por cada parte– a la autoridad laboral.

Sin embargo, los sindicatos consideran que Nissan aún no ha entregado toda la documentación requerida por el comité europeo y, valiéndose de ese argumento, se han negado a firmar el acta de constitución del arranque del período de consultas. "Solo vamos a hablar de futuro, no de dinero", han asegurado fuentes sindicales, que han detallado que Nissan quiere rematar la negociación en cuatro sesiones más, la siguiente el 6 de julio. Por ello, estas fuentes aseguran que los sindicatos acabarán presentando una denuncia ante la autoridad laboral al no apreciar buena fe negociadora por parte de Nissan.

Por su parte, Nissan ha reiterado en un comunicado que pretende cerrar las plantas de Barcelona “a partir de diciembre” de 2020 y ha mostrado su “deseo” de que los representantes de los trabajadores “contribuyan al avance de estas negociaciones”. “Por parte de Nissan, habrá siempre una apuesta clara por un diálogo abierto, con el fin de encontrar puntos de acuerdo que permitan avanzar en este proceso”, añade la multinacional japonesa.

Aunque la compañía aún no ha desvelado qué oferta de indemnizaciones ofrece a los 2.900 afectados por el cierre de las tres plantas catalanas, sí que ha planteado la posibilidad de negociar dejar fuera del ERE a unas 400 personas, las 300 que trabajan el centro de I+D (denominado NTCE Spain, al trabajar para Nissan Europa), y a otro centenar de la división de compras.

"La dirección de Nissan Motor Ibérica ha comunicado la intención de abordar con la comisión negociadora la posible continuidad de ciertas actividades no relacionadas con la fabricación tales como el Centro Técnico Europeo de Nissan en Barcelona y Compras", ha dicho Nissan en ese comunicado, y ha añadido que "espera contar con la participación de las administraciones públicas en ese marco de diálogo". Sin embargo, las fuentes sindicales consultadas por Efe aseguran que este supuesto gesto de Nissan no es tal, ya que argumentan que ya se daba por sentado que quedarían fuera de los despidos esos dos colectivos, al no estar directamente relacionados con la fabricación de vehículos.

Entre tanto, centenares de trabajadores de Nissan se han concentrado este martes por mañana en las inmediaciones del edificio corporativo de la Zona Franca donde se ha celebrado la reunión para recibir a directivos de Nissan con una sonora pitada. Al acabar la reunión, Miguel Ruiz, de Sigen-Usoc, en nombre de los comités, se ha dirigido a los concentrados para explicarles que todos los sindicatos habían decidido “no firmar” el acta de inicio de las negociaciones y que Nissan pretende resolver el cierre de las plantas “como un simple trámite”, sin importarle los trabajadores. También ha tratado de “mercenario” a Frank Torres y ha vuelto a exigir a las administraciones que deroguen el artículo 51 de la reforma laboral, para que la autoridad laboral deba autorizar administrativamente un proceso de despido colectivo. “Han traído seis abogados y un notario. Lo único que les importa es la legalidad de proceso”, ha asegurado Ruiz, entre gritos de “Nissan no se cierra” por parte de los concentrados.

Lo más visto en...

Top 50