La Fed cree que EE UU no logrará bajar el paro del 5% al menos hasta 2023

El banco central mantiene los tipos de interés próximos a cero y proyecta mantenerlos así durante todo el próximo año

Jerome Powell, presidente de la Fed, en el anuncio sobre los tipos de interés en marzo.
Jerome Powell, presidente de la Fed, en el anuncio sobre los tipos de interés en marzo.Jacquelyn Martin / AP

La Reserva Federal (Fed) ha lanzado este miércoles un presagio negativo para la economía en los próximos años. Estados Unidos no logrará dejar la tasa de paro por debajo del 5%, al menos, hasta 2023. “Pasamos del nivel de desempleo más bajo en los últimos 50 años al más alto en dos meses”, ha sostenido el presidente del banco central estadounidense, Jerome Powell. En los últimos cinco años, el paro en la potencia mundial siempre había estado por debajo de esa barrera del 5%.

La Fed cree que Estados Unidos cerrará este año con un 9,3% de paro, un porcentaje que caerá al 6,5% en 2021 y al 5,5% en 2022. Son unas estimaciones que no muestran la rápida recuperación con que contaban algunos inversores. “El desempleo no afectó a todos los estadounidenses por igual”, ha aclarado Powell, que ha destacado que de los más de 20 millones de trabajos destruidos desde febrero, los más afectados han sido los afroamericanos, los latinos y las mujeres.

El banco central también cree que la economía estadounidense sufrirá este año una contracción del 6,5% debido al parón autoimpuesto para evitar la propagación del coronavirus. La Fed mantiene el tipo de interés próximo a cero, en una horquilla de entre el 0% y el 0,25%, unos tipos que no subirán al menos hasta finales de 2022. “Vamos a usar nuestras herramientas hasta que la economía esté completamente recuperada. No estamos pensando en subir los tipos”, ha aclarado Powell.

El anuncio de este miércoles se parece mucho al de finales de abril, cuando el regulador dejó claro que no esperaba tocar el precio del dinero. Los tipos no subirán hasta que Powell y su equipo estén seguros de que la economía “ha resistido los últimos acontecimientos” y se encamine a alcanzar sus “objetivos de estabilidad de precios y empleo”, sostuvo este miércoles el banco central en un comunicado. Los titánicos programas de compra de bonos también continuarán “al menos al ritmo actual” en el futuro más inmediato.

Algunos inversores confían en que la recuperación de la economía se desarrolle en forma de V: brusca caída, brusca subida. El presidente Donald Trump cree que la evolución será aún más positiva. “Será mejor que una V. Será un cohete. Hablan de si es una V, una U o una L. No tienen ni idea. También se equivocan”, afirmó el mandatario republicano la semana pasada cuando se dio a conocer la tasa de paro de mayo que, contra todo pronóstico, se situó en el 13,3%. Las estimaciones más pesimistas hablaban de que el desempleo podía llegar al 20%, pero la creación de 2,5 millones de empleos permitió que el porcentaje bajara del 14,7% de abril, la mayor tasa registrada desde la Gran Depresión.

La economía estadounidense empieza ahora activarse, con una apertura gradual en los 50 Estados del país. A pesar de que la tasa de desempleo sigue siendo altísima en comparación con el mínimo histórico del 3,5% alcanzado en febrero, la caída de mayo ofreció la primera señal de que el colapso del mercado laboral provocado por el coronavirus ya habría tocado fondo. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo ayer que el próximo paquete de estímulo debe estar dirigido a ayudar a las industrias más afectadas por la pandemia y que el enfoque ponerse en crear incentivos para que los desempleados vuelvan a ser contratados.

Fin al periodo de crecimiento más largo

En el último informe de la Reserva Federal, de finales de abril, el organismo advirtió de que los peores efectos de la pandemia aún estaban por llegar. Jerome Powell alertó de una caída de la economía “sin precedentes” en el segundo trimestre, y la posibilidad de que hiciera falta más ayudas públicas de las inyectadas hasta ahora para recuperar la actividad. Los analistas anticipan que la caída del PIB en el segundo trimestre rondará el 20% en términos anualizados. Los tres primeros meses retrocedió un 1,2%, equivalente a una caída del 4,8% en tasa trimestral anualizada.

A principios de esta semana se dio a conocer que Estados Unidos entró oficialmente en recesión en febrero debido al coronavirus, según la Oficina Nacional de Investigación Económica. La pandemia acabó con el mayor periodo de crecimiento de la historia de EE UU. El Banco Mundial publicó el lunes que prevé que la economía global se enfrente a la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial y que el PIB de EE UU se contraiga un 6% este año.

Más información

Lo más visto en...

Top 50