Caso Volkswagen

Volkswagen deberá compensar a sus clientes por el ‘dieselgate’

La sentencia del Supremo alemán que da la razón a un afectado influirá en decenas de miles de juicios

Una persona limpia un automóvil Volkswagen. En vídeo, la lectura del fallo y las reacciones de las partes.CLEMENS BILAN / EFE / VÍDEO: REUTERS-QUALITY

Volkswagen (VW), el mayor fabricante de automóviles del mundo, ha sido condenado este lunes por la Corte Suprema de Justicia de Alemania a reembolsar en parte los gastos de adquisición a un cliente propietario de un coche diésel cuyo motor fue trucado. El juez Stephan Seiters ha dicho que VW, al equipar a sus vehículos con un software capaz de manipular la emisión de gases tóxicos, había “engañado de manera consciente y sistemática durante años a las autoridades en una perspectiva de rentabilidad”.

El fallo de la Corte, máxima instancia judicial de Alemania, representa la primera gran derrota legal que sufre el gigante automovilístico en el caso que se conoce en el país como el dieselgate, y que causó una crisis histórica en el sector, uno de los pilares de la economía alemana. El fallo tendrá también una influencia directa en decenas de miles de juicios.

La vista del lunes se centró únicamente en el caso de Herbert Gilbert, que había comprado un Volkswagen Sharan diésel de segunda mano en 2014, uno de los 11 millones de vehículos que el fabricante de automóviles reconoció en septiembre de 2015 haber equipado con un software que falsea las emisiones contaminantes. Gilbert había demandado a Volkswagen y exigía que la empresa le devolviera el importe total que había pagado por el coche.

En mayo de 2019, el tribunal federal de justicia le dio la razón a Gilbert y ordenó a VW pagar 25.616 euros y aceptar la devolución del coche. La suma era inferior al precio de compra de 31.490 euros, porque tuvieron en cuenta la pérdida de valor por el uso. Tanto Volkswagen como Gilbert apelaron la decisión: la empresa porque consideraba que no tenía que pagarle una compensación y el comprador por no recibir el precio total de compra.

Este lunes la Corte Suprema confirmó la sentencia del tribunal al dictaminar que Gilbert tiene derecho a un reembolso pero que este “debe tener cuenta” la utilización del vehículo y por ende su pérdida de valor con el paso del tiempo, lo que excluye una restitución total del precio de compra. El fallo abre la puerta para que miles de compradores que se sienten engañados por VW puedan exigir al menos una compensación parcial, por estimar que la compra de un coche equipado con un motor trucado constituye un perjuicio.

A finales de abril, Volkswagen aceptó pagar al menos 750 millones de euros para indemnizar a 235.000 clientes en virtud de un acuerdo extrajudicial. Sin embargo, unas 60.000 demandas de clientes individuales aún siguen vigentes en los tribunales alemanes. Gracias al dictamen dado a conocer este lunes, la balanza de la justicia se puede inclinar en contra de VW.

La compañía alemana aún tiene otros juicios pendientes. Entre ellos uno presentado por los inversores, que exigen una compensación del precio de las acciones en Bolsa. Pero en el ámbito penal, el actual CEO de la firma, Herbert Diess —que fue acusado por la Fiscalía de manipulación de los mercados financieros—, y el presidente del Consejo de Supervisión, Hans Dieter Pötsch, han quedado fuera de peligro después de que VW aceptara pagar nueve millones de euros como parte de un acuerdo alcanzado con la justicia.

Más información

Lo más visto en...

Top 50