La crisis del coronavirus

CaixaBank concede 12.000 millones en créditos ICO

Jordi Gual niega posibles ampliciones de capital y asgura que mantener el dividendo es “una prioridad”

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (dcha), y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, en la junta de accionistas de 2019.
El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (dcha), y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, en la junta de accionistas de 2019.MANUEL BRUQUE / EFE

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha defendido este viernes la situación de “fortaleza” con la que el banco afronta la crisis del coronavirus y ha resaltado el esfuerzo que la entidad ha realizado para afrontar la situación durante el estado de alarma, después de asumir en el primer trimestre del año provisiones por un importe de 400 millones de euros. El consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha asegurado que la plantilla ha gestionado un total de 143.800 solicitudes de líneas de crédito avaladas por el ICO. En conjunto, CaixaBank ha concedido 12.000 millones de euros a través de esa fórmula creada para dotar de liquidez al tejido empresarial.

El banco catalán ha celebrado este viernes su junta de accionistas, realizada de forma telemática para salvaguardar las medidas de seguridad para evitar la propagación de la covid-19. En ella, Gortázar ha recordado que la rentabilidad de 2020 se vio afectada por el recorte de plantilla acordado el año pasado, que afectó a unas 2.000 personas y tuvo un coste de 890 millones de euros. Pese a ello, el primer ejecutivo de la entidad ha defendido que CaixaBank cerró el ejercicio con una tasa de morosidad inferior a la del año anterior, con una liquidez de 90.000 millones de euros y con una ratio de capital (CET1) del 12%. “Tenemos los deberes hechos del año pasado”, ha señalado.

Además, Gortázar ha defendido que la nueva situación económica ha provocado una carga adicional de trabajo para la entidad que ha supuesto 344.000 solicitudes de clientes que demandaban una moratoria en el pago de sus hipotecas y que se han condonado 4.300 mensualidades de alquileres.

En el turno de respuestas a los accionistas, Gual ha asegurado que el reparto de dividendos, pese al recorte previsto para 2019 y 2020 para afrontar la pandemia de coronavirus, “continuará siendo una prioridad para el banco”. Asimismo, ha negado la posibilidad de que el banco pueda realizar una ampliación de capital y que, “si fuera necesario en circunstancias excepcionales”, sería con derechos preferentes para los actuales accionistas.

Las preguntas de los accionistas han abarcado todos los temas. Desde la crisis sanitaria hasta la defensa de la plantilla o incluso una afirmación sobre “la ocupación” que habría hecho CaixaBank de su actual sede oficial, en Valencia, anterior sede del Banco de Valencia. Gortázar ha negado esa ocupación y ha recordado que CaixaBank adquirió Banco de Valencia al Frob, salvando su plantilla.

En el discurso inicial, Gual ha defendido la necesidad de un “esfuerzo fiscal coordinado y sustancial a nivel europeo” con el objetivo de afrontar la crisis del coronavirus en igualdad de condiciones, y con una “respuesta suficientemente coordinada”. Ha aplaudido la reacción del Banco Central Europeo (BCE), pero ha señalado la necesidad de que sus medidas de política monetaria “llega a todos los rincones de la eurozona”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Lo más visto en...

Top 50