España pedirá a la UE que destine a la automoción el 10% de su plan de reactivación

Anfac urge al Gobierno a crear un plan de choque para impulsar las matriculaciones

Una línea de montaje en la fábrica de Renault en Palencia.
Una línea de montaje en la fábrica de Renault en Palencia.César Manso

El Gobierno español pedirá a la Unión Europea un compromiso firme con la industria de la automoción a través del plan de reactivación económica. Lo hará el viernes, en el seno de la reunión informal de ministros de Competitividad, en la que lanzará una propuesta para que el 10% de los 1,6 billones de euros previstos se dediquen a ese sector. Así lo ha afirmado este martes el secretario de Estado de Industria, Raül Blanco, en un acto telemático convocado por la patronal de fabricantes de vehículos Anfac, en el que ha defendido que “tenemos que hacer una reflexión profunda y europea muy en serio” sobre la automoción.

El ministerio trabaja en el diseño de un plan de apoyo a la industria del automóvil en España junto al sector, que incluiría un plan de ayudas a la adquisición de vehículos. Pero este martes Blanco ha fiado la gran respuesta a las reclamaciones de las empresas automovilísticas a la reacción de la Unión Europea, e incluso no ha descartado que se puedan articular las subvenciones a la compra para impulsar el mercado a un fondo de toda la UE que cumpla criterios medioambientales y de impulso al I+D.

El secretario de Estado ha reconocido las peticiones de ayuda del sector, anteriores a la crisis del coronavirus y que se han reforzado en el último mes, desde que el estado de alarma obligó a cerrar fábricas y concesionarios, cortando de raíz la producción y las ventas de automóviles. “Tenemos que dar un apoyo consistente y ser sensibles en materia regulatoria”, ha dicho Blanco, quien ha afirmado que las ayudas “tienen que tener neutralidad tecnológica”. Se refería así a la polémica sobre si las subvenciones estatales deben apoyar solo a los vehículos de bajas emisiones, como defiende el Ministerio para la Transición Energética, o se deben incluir los motores de combustión interna (gasolina y diésel), tal y como reclama el sector.

En todo caso, Blanco ha mantenido el mismo discurso que se trasladó a los fabricantes en una reunión mantenida hace una semana: hay sensibilidad a sus peticiones, pero la demanda de activar 400 millones para inyectar en el mercado de vehículos nuevos choca con la coyuntura presupuestaria del actual Gobierno. El Ejecutivo ha de gestionar el país “desgraciadamente” con los Presupuestos prorrogados de 2018.

Las palabras del secretario de Estado, sin embargo, han sido respondidas por la patronal de fabricantes con una llamada de urgencia. Su presidente, José Vicente de los Mozos, ha señalado: “Necesitamos ya el plan, no dentro de tres meses”, al afirmar que de otra forma se producirán cierres de empresas. El directivo ha demandado también un mensaje de las administraciones de que España es “automóvil friendly”, por lo que se ha quejado de determinadas afirmaciones que abogaban por el uso de la bicicleta en detrimento del coche o políticas de retirar espacio a los vehículos en las ciudades.


Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS