la crisis del coronavirus

Iberia y Vueling firman créditos por 1.010 millones a la espera del aval del ICO

El Estado alemán puede hacerse con el 25% de Lufthansa y Ryanair, que despedirá a 3.000 empleados, recurrirá las ayudas estatales

Varios aviones de Iberia en el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.
Varios aviones de Iberia en el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.Marta Fernández Jara / EUROPA PRESS

Iberia y Vueling, las compañías aéreas españolas pertenecientes al consorcio IAG, que también incluye a British Airways, han suscrito sendos créditos sindicados con varias entidades bancarias por 1.010 millones de euros para hacer frente al impacto de la pandemia del coronavirus, que les obliga a mantener parada la mayor parte de su flota, según ha comunicado IAG este viernes a la CNMV.

Ambos créditos, a cinco años, están condicionados a que los avale el Instituto de Crédito Oficial (ICO) “siendo dicha concesión condición necesaria para la disposición de las mismas”, según señala IAG. Aunque en la comunicación no se detalla, Iberia y el Gobierno han venido manteniendo contactos para asegurarse este aval del ICO, en el marco de las medidas adoptadas por el Ejecutivo para facilitar liquidez a las empresas afectadas por la pandemia, tal y como adelantó EL PAÍS.

En concreto, Iberia ha suscrito contratos de financiación sindicada con varios bancos por 750 millones, mientras que el importe contratado por Vueling asciende a 260 millones. Los contratos de financiación tienen una duración de 5 años, con fecha de amortización el 30 de abril de 2023, estando Iberia y Vueling facultados para proceder a su repago en cualquier momento. Los referidos contratos incluyen determinadas obligaciones no financieras para proteger la posición de las entidades financiadoras, entre las que se incluyen restricciones a la distribución de fondos a favor de socios directos o indirectos. De esta forma, el holding de aerolíneas, que suspendió el dividendo complementario en el presente ejercicio al inicio de la crisis, reconoce implícitamente la restricción del pago de dividendo en función de la amortización de los créditos. Tampoco podrá usar estos fondos para la compra de Air Europa, pendiente de la aprobación de Bruselas, ni para ayudar a otras compañías del grupo. La aerolínea no ha dado detalles sobre el interés de los créditos suscritos ni sobre otras condiciones.

Los préstamos pueden dar un respiro a Iberia y Vueling que mantienen prácticamente toda su flota en tierra y han aplicado expedientes de regulación de empleo temporales a la mayor parte de su plantilla. Contrariamente a la solución dada a las marcas españolas de IAG, British Airways ya ha anunciado que no pedirá ayudas al Gobierno británico, y aplicará un plan de reducción de costes que incluye el despido de 12.000 empleados.

Rescate de Lufthansa

Otros países europeos ya han liberado o tienen a punto préstamos para sus aerolíneas de bandera. Es el caso de Francia y Holanda con Air France-KLM o Alemania con Lufthansa. El rescate de esta última con financiación pública por unos 10.000 millones de euros se traducirá en la toma de una participación del 25,1% por parte del Estado alemán, según informa este viernes el diario Der Spiegel. De esa cifra, 5.500 millones se convertirían en capital sin derechos políticos. Además, está en negociación un préstamo por 3.500 millones del banco público Kreditanstalt für Wiederaufbau (KFW).

La aerolínea, cabecera de Grupo Lufthansa, viene negociando en los últimos días la intervención pública con la premisa de que el Gobierno tenga la mínima participación en la gestión. Al parecer, la Administración reclama uno o dos puestos en el consejo de supervisión, órgano en el que se fija la estrategia.

Lufthansa Group tiene ya un compromiso de apoyo prácticamente en firme del Gobierno suizo, con 1.800 millones de euros para las firmas Swiss y Edelweis, condicionado a que los fondos públicos de Suiza no vayan a otras aerolíneas del conglomerado, como la propia Lufthansa o la también germana Eurowings.

España quiere adoptar una postura común con Alemania, Francia e Italia sobre esas ayudas públicas a las aerolíneas. La misma línea, la vicepresidenta tercera para Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha informado este viernes de que los gobiernos de la Unión Europea están tratando de dar una respuesta “lo más coordinada posible” al sector del transporte aéreo, uno de los más damnificados por la crisis de la Covid-19, y que la Comisión Europea está realizando consultas para preparar ya el citado marco legal que cubra las ayudas públicas a las compañías.

No obstante, Calviño ha subrayado que la situación financiera de las aerolíneas europeas antes de la crisis no era homogénea, por lo que las soluciones no van a ser las mismas para cada aerolínea. “La solvencia económica de algunas aerolíneas ya estaba muy debilitada antes de que llegase esta crisis, y eso puede haber llevado a la toma de determinadas decisiones que pueden no ser necesarias para aerolíneas con una posición financiera mucho más solvente”, ha señalado.

Despidos en Ryanair

Ryanair ha anunciado que recortará 3.000 puestos de trabajo y que litigará en los tribunales las ayudas estatales por unos 30.000 millones que estima que se están repartiendo para salvar a sus competidores europeos. La compañía irlandesa de bajo coste se suma así a las medidas de recortes que han adoptado otras aerolíneas, como IAG que despedirá a 12.000 empleados de British Airways o la sueca SAS, que anunció el despido de hasta 5.000 trabajadores, el 40% de su plantilla.

Ryanair ha comunicado que durante su primer trimestre fiscal ha transportado a menos del 1% de su volumen normal de pasajeros y no esperan una recuperación total hasta el verano de 2022 como muy pronto. La compañía dijo que espera que los vuelos se reanuden en julio, y que "tomará algún tiempo para que el volumen de pasajeros regrese".

Por otro lado, Ryanair considera que los rescates dirigidos a las llamadas aerolíneas de bandera como Air-France, Lufthansa, Alitalia, SAS y la propia Iberia, si se confirma el crédito por 1.010 millones, son “ayudas estatales” y darán lugar a descuentos en los billetes que dañarán su negocio de bajo coste. El director ejecutivo Michael O’Leary se ha mostrado siempre en contra de los rescates, comparándolos con el “dopaje” que mantiene “hinchados” a sus “ineficientes” competidores".

La aerolínea irlandesa ha informado de que los tripulantes tendrán que llevar mascarilla durante todo el vuelo y limitará los contactos con los pasajeros prohibiendo los pagos en efectivo en la venta a bordo y eliminando el control físico de acceso a los aviones. La firma rechaza totalmente la idea de limitar la ocupación de las aeronaves para respetar la distancia social porque asegura que no es efectivo.

El contexto al que se enfrenta el sector aéreo es tan incierto que la firma no puede realizar una estimación sobre el impacto del Covid en sus cuenta de 2020-2021 pero ha señalado que espera perder 100 millones de euros en su primer trimestre, que empieza en abril.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50