La crisis del coronavirus

Los planes para la desescalada: Ábalos propone escalonar la jornada laboral para no saturar el transporte en hora punta

El ministro de Transportes señala que su departamento está “trabajando en escenarios futuros”

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y el resto de miembros de la comisión parlamentaria guardan un minuto de silencio al inicio de la misma. En vídeo, declaraciones de Ábalos. Europa Press

Los retos que plantea el coronavirus para que la actividad económica se reanude son múltiples y la movilidad es una de las cuestiones que más preocupan. Las horas punta del transporte público, tal como las hemos conocido hasta ahora, deberán evitarse durante un tiempo. Así que esa es una de las cuestiones que estudia el Ministerio de Transportes para cuando se produzca la ansiada desescalada. En una comparecencia en comisión parlamentaria para dar cuenta de su gestión, el ministro José Luis Ábalos ha señalado este lunes el escalonamiento de la jornada laboral y la implementación de franjas de teletrabajo como dos de las posibilidades que su departamento contempla.

Ábalos ha indicado que su Ministerio está “trabajando y modelizando escenarios futuros”. Para ello, se están reuniendo “distintos grupos de trabajo”, de los que forman parte otros ministerios y las comunidades autónomas, con el objetivo de “diseñar un sistema de transportes seguro y coordinado” cuando comience a producirse el desconfinamiento masivo de la población. Ese proceso, implicará un “incremento de la movilidad, especialmente en las grandes ciudades”.

Para la vuelta del transporte a una “normalidad entre comillas”, el ministro ha citado tres ejes principales: cómo aumentar la oferta de movilidad, cómo gestionar la demanda y qué medidas de protección instaurar. Con el fin de “reducir la demanda en origen” y de “aplanar los picos de usuarios en horas punta”, Ábalos ha detallado algunas de las propuestas que se están estudiando. Concretamente se ha referido al “decalaje de la jornada laboral” y a “franjas horarias de personal en teletrabajo”. Aunque no ha entrado en detalles -en la réplica a los grupos ha remitido a lo que este martes apruebe el Consejo de Ministros relativo a la desescalada- sí ha dejado claro que el objetivo es lograr “niveles de actividad equivalentes a los anteriores a la pandemia, pero con cifras de movilidad más reducidas”. Es decir, evitar las grandes aglomeraciones que hemos visto en las horas punta.

Las normas laborales que se implanten irán, en todo caso, acompañadas de otras sobre el uso de los medios de transporte tanto público como privado. Ábalos ha especificado que se harán “recomendaciones sobre el uso de mascarillas”, así como de desinfección de vehículos y flujo de pasajeros en las estaciones. También se fomentará el uso de vehículos individuales. “El éxito no dependerá de una única medida”, ha declarado.

Además de referirse al futuro, Ábalos también ha aprovechado su discurso en la comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para repasar las 116 medidas que el Ministerio ha puesto en marcha desde el inicio de la emergencia sanitaria. Estas, ha dicho, han ido encaminadas a hacer más seguro el transporte, garantizar el abastecimiento o paliar las consecuencias económicas de la crisis en la vivienda (cuyas competencias estatales recaen en su departamento).

Trenes casi vacíos

Uno de los escenarios que ha sufrido un cambio más radical es el de la movilidad, con cifras que el ministro ha calificado de “prácticamente testimoniales”. Según ha detallado, los ferrocarriles de larga distancia han visto reducirse sus pasajeros en un 98%. En los trenes de Cercanías, la caída de usuarios en la quinta semana de desconfinamiento (la del 13 al 19 de abril) rondaba el 90%. En los autobuses interurbanos, se registra un 97% menos de uso.

Algo menos ha caído la circulación de vehículos ligeros privados, un 80%, aunque en las semanas de máxima paralización económica llegó hasta el 88%. En el caso del tráfico de camiones, el ministro cifra la reducción entre un 30% y un 35% ya que muchos han tenido que seguir circulando para garantizar el abastecimiento. En este segmento, ha destacado que el transporte de alimentos y otros artículos esenciales ha sido superior a los volúmenes normales durante todos los días del estado de alarma por la mayor demanda de los hogares.

En cuando al avión, el tránsito de pasajeros en aeropuertos se ha reducido un 94%. Precisamente Ábalos ha citado a ese sector como uno de los más afectados por la epidemia. Las propias empresas públicas del Ministerio notan en sus ingresos la crisis de los transportes, ha destacado el ministro, quien ha relatado que la semana pasada mantuvo un encuentro por videoconferencia con sus homólogos de Alemania, Francia e Italia para fijar una posición común en la reunión de ministros de Transportes de la UE que se celebrará el próximo miércoles.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50