Los nueve gráficos que explican el impacto del coronavirus sobre el empleo

La estadística recoge la evolución del mercado laboral durante las 13 primeras semanas del año, pero el golpe de la covid-19 se ha notado sobre todo en las dos últimas

Repunta la tasa de desempleo. El año ha comenzado mal para el mercado laboral. El primer trimestre suele ser un mal periodo para el empleo y este año se ha agravado por el azote de la covid-19. El paro ha aumentado en 121.000 personas, el peor dato desde el primer trimestre de 2013. La tasa de desempleo, por su parte, se eleva hasta el 14,4%. Es la mayor tasa de paro desde hace un año, pero todos los organismos internacionales auguran que este año subirá más allá del 20%. El INE avisa que la cifra de paro podría ser mayor. “Es probable que muchos trabajadores que hayan perdido su empleo se hayan clasificado como inactivos debido a que no han podido cumplir con las condiciones de búsqueda de trabajo que la EPA determina para que sean considerados parados”.

Menos trabajadores y menos población activa. El número de ocupados disminuye en 285.600 personas durante el primer trimestre, lo que supone un descenso del 1,43% respecto al trimestre anterior. En total, en España hay 19,68 de trabajadores activos y ocupados. La ocupación ha caído mucho más en el sector privado que en el sector público. Los ocupados que no han trabajado en la semana de referencia (cuando se hace la encuesta) aumentan en 509.800 personas este trimestre. “El paro parcial por razones técnicas o económicas o la suspensión por ERTE son las principales razones que explican este incremento”, explica el INE. También ha bajado la población activa (personas en edad y disposición de trabajar). Hay 164.600 trabajadores menos, con o sin empleo, y deja el número total en 22,99 millones.

Cae la ocupación. El número de personas que mantienen el empleo y siguen ocupadas sufre en el primer trimestre el mayor descenso desde en ese periodo desde 2013, cuando el coletazo de la Gran Recesión, como se bautizó la crisis financiera desatada en 2008, tocó fondo. Desde entonces el mercado laboral se había ido recuperando. Eso sí, con la alta estacionalidad que le caracteriza. Normalmente el primer trimestre del año suele ser malo para el empleo porque se terminan muchos contratos de las temporadas de rebajas y aún no ha empezado la temporada de vacaciones de Semana Santa y verano, que suele arrancar en abril Este primer trimestre ha sido especialmente malo y eso que la estadística no refleja todo el golpe del coronavirus.

Más desempleados. En ocasiones cuando se analizan las estadísticas del mercado laboral suelen quedarse con el frío dato del porcentaje. Pero para hacerse una idea más fidedigna de la salud del empleo no hay como observar el número de desempleados. Durante el primer trimestre del año más de 121.000 personas, casi tantas como los habitantes de una ciudad mediana como Badajoz, pasaron a engrosar la lista del paro. Se trata del mayor aumento desde 2013. Todas las comparaciones de este primer trimestre se hacen con ese punto temporal porque fue el peor de la Gran Recesión. Es probable que las series estadísticas de los próximos trimestres empeoren esa lamentable récord.

Afectados por ERTE. La estadística refleja que durante el primer trimestre más de 578.300 personas se vieron afectados por expedientes de suspensión temporal de empleo o paros parciales. Se trata del mayor número de trabajadores afectados por esta situación de toda la serie histórica y eso que muchos de los empleados afectados por ERTE se registraron en las primeras semanas de abril y quedan fuera de la estadística del INE, que solo recoge el primer trimestre del año. Para hacerse una idea, solo en el primer trimestre de 2020 ha habido más afectados por expedientes de suspensión y paros parciales que en los 10 años anteriores.

Temporalidad. La alta tasa de temporalidad es uno de los grandes males de nuestro mercado laboral. Cuando las cosas se ponen feas estos trabajadores con contratos temporales, suelen ser más precarios son los primeros que pierden su empleo. El efecto estadístico provoca que en las peores épocas caiga la temporalidad y cuando la economía vive momentos mejores vuelva a subir. La temporalidad durante el primer trimestre de 2020 se redujo al 25%.

Andalucía y Extremadura, a la cola. El mapa de España se podríi dividir en dos atendiendo a la tasa de paro por comunidades. Con independencia del coronavirus, las autonomías del sur, Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y las islas son claramente las que registran tasas de desempleo más elevadas. Por número de parados, el desempleo desciende en País Vasco (-4-500), Canarias (-2.100) y Navarra (-1.900). Por el contrario crece en Baleares (49.200 parados más), Madrid (20.600) y Castilla-La Mancha (13.500). En términos porcentuales, en Baleares (78,52%) y La Rioja (13,56%) es donde más aumenta el paro en el primer trimestre.

Tasa de paro por comunidades

Primer trimestre de 2020

Total España

14,41%

10%

15%

20%

Asturias

14,37%

Cantabria

11,09%

País

Vasco

8,72%

Galicia

12,65%

Navarra

8,55%

Castilla

y León

11,82%

La Rioja

11,21%

Cataluña

10,66%

Aragón

10,64%

Madrid

10,6%

C. Valenciana

14,39%

Castilla-

La Mancha

18,11%

Extremadura

23,59%

Baleares

18,2%

Andalucía

21,21%

Murcia

16,46%

Ceuta

23,89%

Melilla

23,09%

Canarias

18,79%

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE).

EL PAÍS

Tasa de paro por comunidades

Primer trimestre de 2020

Total España

14,41%

10%

15%

20%

País

Vasco

8,72%

Asturias

14,37%

Cantabria

11,09%

Galicia

12,65%

Navarra

8,55%

La Rioja

11,21%

Castilla

y León

11,82%

Cataluña

10,66%

Aragón

10,64%

Madrid

10,6%

Castilla-

La Mancha

18,11%

C. Valenciana

14,39%

Extremadura

23,59%

Baleares

18,2%

Andalucía

21,21%

Murcia

16,46%

Canarias

18,79%

Ceuta

23,89%

Melilla

23,09%

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE).

EL PAÍS

Tasa de paro por comunidades

Total España

14,41%

Primer trimestre de 2020

10%

15%

20%

País

Vasco

8,72%

Asturias

14,37%

Cantabria

11,09%

Galicia

12,65%

Navarra

8,55%

La Rioja

11,21%

Cataluña

10,66%

Aragón

10,64%

Castilla y León

11,82%

Madrid

10,6%

C. Valenciana

14,39%

Extremadura

23,59%

Castilla-La Mancha

18,11%

Baleares

18,2%

Andalucía

21,21%

Murcia

16,46%

Canarias

18,79%

Ceuta

23,89%

Melilla

23,09%

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE).

EL PAÍS

Más hombres que mujeres. Los nacidos a finales de los setenta son los trabajadores más activos en estos momentos. Seguidos por los nacidos a principios de esa década o finales de los sesenta. Son los últimos de la generación del baby boom. Además, la estadística muestra que hay más hombres que mujeres trabajando sobre todo en las franjas de edad más avanzadas.

Hogares en riesgo de pobreza. El número de hogares con todos sus miembros en paro aumentó en 60.700. Llegó hasta los hasta los 1,073 millones. Para encontrar un incremento igual en los últimos años hay que remontarse al comienzo de 2013, en los peores momentos de la Gran Recesión en España. Este es el colectivo objetivo para la renta mínima que prepara el Gobierno. También hay que remontarse hasta hace casi siete años para encontrar un aumento igual en los hogares en los que nadie recibe un ingreso, que ha llegado hasta casi 600.000. Este tipo de familias son las que están en el foco del ingreso mínimo vital que prepara el Ejecutivo.









Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS