La crisis del coronavirus

Europa sale al rescate de sus gigantes

Francia, Alemania e Italia ultiman planes de ayuda a sus aerolíneas o a empresas emblemáticas como Renault

Sede de Air France-KLM, cerca del aeropuerto Charles de Gaulle en París.
Sede de Air France-KLM, cerca del aeropuerto Charles de Gaulle en París.JOEL SAGET / AFP

El fantasma de la nacionalización de empresas camina de nuevo por Europa. Gobiernos como el francés dijeron al inicio de la crisis que darían ese paso si fuera necesario. No han ido tan lejos, pero Francia y Alemania ultiman rescates milmillonarios de marcas como Air France, Renault o Lufthansa. Mientras, Italia sí ha decidido renacionalizar Alitalia.

El rescate con condiciones de Air France y Renault

Viniendo del ala más conservadora del Gobierno de Emmanuel Macron, la promesa de su ministro de Economía, Bruno Le Maire, no dejó de sorprender. Francia no titubeará, “si fuera necesario”, en nacionalizar las empresas consideradas “baluartes” de la economía del país, dijo cuando comenzó la crisis del coronavirus y ya se veía que el batacazo de compañías como Air France o Renault podía ser tremendo. Por el momento no ha sido necesario llegar a tanto, pero el respaldo oficial que han recibido la aerolínea y el gigante de la automoción muestran que Francia no bromea cuando se trata de salvar a sus principales marcas –e imagen– en el mundo.

Le Maire confirmó el viernes que el Estado proporcionará un “apoyo histórico” a Air France: 7.000 millones de euros, de los cuales 4.000 serán en préstamos garantizados por el Estado pero aportados por un consorcio de bancos y 3.000 como préstamo estatal directo. También adelantó conversaciones muy avanzadas con Renault para acordar otros 5.000 millones de euros como préstamo garantizado por el Estado. En ambas compañías, privatizadas en los años noventa, el Estado francés mantiene aún alrededor del 15% de las acciones. Según Le Maire, su nacionalización “no está en el orden del día”.

El Gobierno señala que estos préstamos “no son un cheque en blanco”. En el caso de Air France, la condición es que la aerolínea se convierta en la “más respetuosa con el medioambiente del mundo”. No solo es una cuestión de imagen. Hay que salvar también los 350.000 empleos directos e indirectos que proporciona la aerolínea y el millón de puestos que Renault garantiza en territorio francés, más allá de que esta marca, como dijo el ministro, pertenezca “a la cultura, a la historia” del país. Las ayudas estatales no han hecho más que comenzar. El presupuesto aprobado la semana pasada por la Asamblea Nacional prevé 20.000 millones de euros para salvar a estas “insignias” de la industria gala. No se han confirmado nombres, pero la prensa cita ya a la cadena hotelera Accor, la turística Club Med o incluso Airbus.

10.000 millones para Lufthansa

La crisis de Lufthansa quedó reflejada en un comunicado interno que el consejero delegado envío a los trabajadores a comienzos de mes. “Perdemos un millón de euros de nuestra reserva de liquidez cada hora”, dijo Carsten Spohr. “La pandemia representa el mayor desafío de nuestra historia”, añadió tras admitir que en lugar de 350.000 pasajeros al día ahora transportan menos de 3.000.

El comunicado de Spohr marcó el comienzo de una delicada negociación para sobrevivir que puede resolverse esta semana, cuando Angela Merkel y otros tres ministros reciban a Spohr para fijar las condiciones de una ayuda estatal que puede llegar a los 10.000 millones de euros. La compañía ha informado de unas pérdidas de hasta 1.200 millones de euros en el primer trimestre del año, una cifra que aumentará en el segundo. Spohr admitió que la flota se reduciría en 100 aviones, una medida que le costará el empleo a unos 10.000 trabajadores

La ayuda consistiría en una inyección de cerca de 4.000 millones del nuevo fondo de estabilización económica de Alemania, unos 5.000 millones en préstamos garantizados en un 80% por el banco estatal KfW y entre 1.000 y 1.500 millones de préstamos procedentes de Austria, Suiza y Bélgica, donde tienen su sede las filiales de Lufthansa.

El fantasma de una eventual nacionalización fue descartado por Markus Söder, jefe del Gobierno de Baviera. “Es importante salvar a Lufthansa, una empresa de importancia sistémica. Pero no debe ser nacionalizada”, dijo el líder bávaro. Incluso después de una inyección de dinero público, el Gobierno no debería poder “opinar en el puente de mando”, sino que debería ser un socio silencioso, añadió.

Alitalia, de nuevo nacionalizada

El Gobierno italiano aprobó a finales de marzo la renacionalización de Alitalia, que lleva esquivando la quiebra desde 2017 y ha pasado por distintos rescates, para mitigar la crisis del coronavirus. La que fue aerolínea de bandera, que no anota beneficios desde 2002 y que está en concurso de acreedores y gestionada por una administración extraordinaria desde hace tres años, pasará a estar controlada al completo por el Ministerio de Economía. Aunque el Ejecutivo ha dejado la puerta abierta a que en una segunda fase puedan participar inversores privados.

La nacionalización consiguió el visto bueno de las autoridades europeas de competencia y la nueva sociedad estará previsiblemente operativa en junio. El ministro de Desarrollo Económico, Stefano Patuanelli, ha anunciado despidos, aunque sin especificar a cuántos de los 11.000 trabajadores afectará. Además, el número de aviones de su flota se reducirá de 113 a 90. La facturación de Alitalia se ha desplomado más de un 80% a consecuencia del coronavirus.

Desde que la aerolínea está en administración concursal, el Gobierno le ha concedido ya dos préstamos de 900 y 400 millones para garantizar su operatividad. El Ejecutivo de Giuseppe Conte no ha detallado el coste de la operación ni el plan industrial que baraja, pero ha introducido un paquete de 500 millones de euros que se destinará, de forma genérica, a compensar “los daños sufridos por el sector de la aviación”. Todo apunta a que la nacionalización de Alitalia absorberá la mayor parte de estos recursos. El montante se utilizará para proporcionar a la sociedad nacionalizada el capital inicial y más tarde para afrontar las ampliaciones de capital posteriores que prevé el decreto del Gobierno.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50