Wall Street cierra al alza por segunda semana consecutiva

La farmacéutica Gliead se dispara en bolsa tras los avances en su tratamiento contra el coronavirus

La sede de la bolsa neoyorquina, en Wall Street, el 22 de marzo.
La sede de la bolsa neoyorquina, en Wall Street, el 22 de marzo.Jonathan Alpeyrie / Europa Press

Wall Street ha cerrado este viernes al alza, sellando una recuperación de los índices bursátiles por segunda semana consecutiva. El buen desempeño de esta jornada se debió al optimismo con que los inversores recibieron el plan gradual para reanudar la actividad presentado en la víspera por el presidente Donald Trump. El disparo de un 7,4% de los papeles de la farmacéutica estadounidense Gilead Sciences, que avanza en su fármaco para tratar a los enfermos más graves con coronavirus, también ayudó a la subida de la bolsa. El Dow Jones cerró con un avance de un 2,9%, el S&P 500 un 2,6%, mientras que las tecnológicas del Nasdaq un 0,4%.

Los tres índices bursátiles de la Bolsa de Nueva York aún están más de un 12% por debajo de los máximos que alcanzaron a mediados de febrero, pero sus pérdidas se han reducido aproximadamente a la mitad desde finales de marzo. La semana pasada, el S&P registró su mayor aumento semanal desde 1974, y el Nasdaq desde 2009. Los Wall Street parece dejar atrás las semanas peores semanas producto de la incertidumbre que ha provocado el coronavirus, que a media tarde de este viernes, ha matado a más de 36.500 personas en Estados Unidos y los contagiados rozan los 700.000.

Stat News, una revista médica, publicó el jueves por la noche los primeros informes –no oficiales– sobre los efectos positivos del medicamento antiviral remdesivir de Gilead en pacientes graves con covid-19. El ensayo clínico aún es preliminar y los primeros resultados abordan solo las pruebas que se han realizado en un hospital universitario de Chicago a 125 pacientes. Las acciones de la farmacéutica subieron casi un 10% nada más abrir los mercados. Gilead aclaró que “la totalidad de los datos deben ser analizados para sacar cualquier conclusión del ensayo”. Entre los resultados preliminares se ha constatado que los pacientes registran una rápida mejoría de la fiebre y los síntomas respiratorios.

Trump y su equipo de expertos de salud dieron a conocer el jueves por la tarde las directrices para restaurar la actividad normal, o la “nueva normalidad”, en comercios y servicios, enfocado en los territorios donde se estén realizando masivas pruebas de diagnóstico de la pandemia y donde se vea una reducción contundente en el número de contagiados. La hoja de ruta recomienda que las medidas de distanciamiento social continúen en los Estados donde se estime que el brote aún no ha alcanzado su pico. Los gobernadores son los que finalmente decidirán si poner en práctica las etapas propuestas por la Casa Blanca. Si comienzan a poner en práctica la guía el 1 de mayo, para mediados de junio ya se podría ver una economía abierta en las regiones que hayan cumplido con los requisitos de cada fase.

El anuncio de Trump fue un respiro después de que el Departamento de Trabajo publicara que más de 5,2 millones de estadounidenses solicitaron prestaciones de desempleo la semana pasada, lo que eleva la cifra a más de 22 millones parados en el último mes, borrando casi todo lo creado durante nueve años y medio, desde el fin de la Gran Recesión. Los datos constituyen la cadena de mayor pérdida de empleo y la más rápida desde que existen los registros (1948). El récord histórico está marcado por el parón económico en la primera potencia mundial, y epicentro de la pandemia, para atajar la propagación del coronavirus.

Más información

Lo más visto en...

Top 50