La crisis del coronavirus

El mercado inmobiliario comenzó a sufrir antes de la emergencia sanitaria

La compra de viviendas retrocedió un 6% interanual en febrero y los préstamos hipotecarios también descendieron, según la estadística notarial

Viviendas en venta en Valencia, en una imagen de archivo.
Viviendas en venta en Valencia, en una imagen de archivo.Kai Försterling / EFE

Antes de que la emergencia sanitaria paralizara la mayor parte de la actividad económica, el mercado inmobiliario ya daba signos de pocas alegrías. El pasado febrero, el mes previo a la declaración del estado de alarma, se firmaron en las notarías de España 42.920 compraventas de vivienda. La cifra es un 6% inferior a la del mismo mes de 2019 y, puesto que en enero ya se registró un descenso interanual del 5,5%, significa que el sector arrancó el año a la baja ya antes de que las autoridades ordenaran el confinamiento de la población, lo que previsiblemente provocará una debacle como mínimo en marzo y abril.

La caída del mercado afectó prácticamente a todos los segmentos del mismo, aunque fue más acusada en el caso de los pisos (-7,4%) que en el de las viviendas unifamiliares (-0,7%). Discriminando solo los inmuebles de precio libre, la bajada fue más intensa en las casas de segunda mano (-6,5%) que en la obra nueva (-2,4%). Y la venta de otros inmuebles (tales como garajes, trasteros, solares...) también descendió un 6,3% interanual. Los datos recabados por el Centro de Información Estadística del Notariado muestran una foto bastante real de lo que sucede en un determinado mes porque computan las firmas en las notarías, mientras que los datos oficiales del INE se recogen de los registros, donde una operación suele tardar en llegar entre seis y ocho semanas desde que se firma.

El segundo mes del año tampoco fue bueno para el sector hipotecario. Los préstamos firmados ante notario para la adquisición de una vivienda fueron 21.735, un 0,6% menos que en febrero del año anterior. No se trata de un gran tropiezo, pero es significativo porque se trata del primero desde el verano pasado, cuando la nueva normativa hipotecaria provocó un parón en el mercado. El menor descenso de las hipotecas para vivienda respecto a las ventas totales significa que lo que más bajó fueron las operaciones pagadas al contado (o con otros tipos de financiación alternativa a las hipotecas), lo que generalmente se asocia con compras realizadas por inversores.

En conjunto, el número de hipotecas realizadas en febrero fue de 29.487, lo que expresa un descenso interanual del 3,5%. El segmento de la vivienda, que es el mayoritario, fue el que mejor resistió, con el descenso del 0,6% antes comentado. Mientras, las hipotecas para la compra de otro tipo de inmuebles retrocedieron un 4,5% y las destinadas a financiar la construcción lo hicieron un 1,8%. Pero el mayor desplome se dio en los préstamos concedidos para financiar actividades empresariales: un 18,4% menos que doce meses antes.

Sí subieron, en cambio, los precios. La media por metro cuadrado para los pisos de precio libre se situó en 1.621 euros, un 1,6% más que en febrero de 2019. El incremento en este caso fue mucho mayor en los pisos nuevos (2.203 euros, un 5,4% más) que en los de segunda mano (1.565 euros, un 0,9% más). También subieron, en consecuencia, las cuantías de las hipotecas. El capital medio prestado para adquirir una vivienda fue de 140.110 euros, con un incremento interanual del 5,5%. Para el conjunto de hipotecas, el importe medio fue de 175.273 euros, un 3,4% más.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50