La patronal del metal acusa al Gobierno de actuar con “irresponsabilidad” y la “más absoluta ignorancia”

La Asociación de Trabajadores Autónomos pide medidas económicas adicionales para paliar la situación

Fábrica de automóviles.
Fábrica de automóviles.Europa Press

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales del Metal (Confemetal) ha expresado este domingo a través de un comunicado su “más absoluto rechazo” a la medida anunciada el sábado por el Gobierno de paralizar todas las actividades productivas no esenciales desde el 30 de marzo hasta el 9 de abril para frenar la expansión del coronavirus. Confemetal, que agrupa a las empresas del sector del metal, acusa al Gobierno de “haber tomado la medida desde el desconocimiento del funcionamiento de una economía avanzada como la española”. Para la patronal, el decreto de paralización económica de actividades no esenciales desembocará “inevitablemente, y en el mejor de los casos, en una grave ralentización de las actividades esenciales”.

Ante ello, Confemetal, que jugó un papel muy importante en la Transición, critica una medida que, en su opinión, “no solo provocará un deterioro del tejido económico difícil de recuperar, sino que también, lejos de favorecer la lucha contra la crisis sanitaria la complicará”.

“Solo puede ser fruto de la irresponsabilidad y de la más absoluta ignorancia que supone no valorar las consecuencias económicas que la medida va a generar”, incide en un desacostumbrado comunicado mucho más duro que el de que emitió la noche del sábado la gran patronal CEOE, en la que está integrada. La organización afirma que “hará imposible mantener un nivel mínimo de actividad económica que garantice la eficiencia para enfrentarse a la crisis sanitaria”.

La asociación, que agrupa a ochenta organizaciones territoriales y sectoriales que representan a más de 220.000 empresas con un millón y medio de trabajadores, considera que la medida hasta puede complicar la lucha contra la crisis sanitaria, "haciendo más difícil y menos efectivo el trabajo en las actividades directamente implicadas en primera línea contra la pandemia y aquellas que les dan soporte inmediato”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el sábado un endurecimiento del confinamiento con la paralización de todas aquellas actividades consideradas no esenciales. Los trabajadores afectados por estos cierres deberán quedarse en casa hasta el 9 de abril, pero no perderán su salario porque recibirán permisos retribuidos recuperables. Una vez termine la crisis sanitaria, recuperarán las horas no prestadas “de manera paulatina y espaciada en el tiempo”, dijo Sánchez el sábado.

Los autónomos reclaman más medidas

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) también ha mostrado su malestar con la medida. “Mañana a muchos autónomos les prohíben trabajar y no tendrán permiso retribuido ni ayuda”, ha dicho su presidente, Lorenzo Amor.

Amor ha subrayado que los autónomos acatarán, obviamente, las nuevas normas marcadas por el Gobierno, pero ha pedido medidas que “palíen” la ya difícil situación económica a la que se enfrentan muchos autónomos y pymes por la pandemia. “Puede abocar a muchas empresas al cierre y a muchos autónomos también a la ruina”, ha alertado.

“El viernes se nos prohibía despedir, mañana a muchos autónomos se les prohibirá ir a trabajar y no van a tener derecho al premiso retribuido. Es por lo que le pedimos al Gobierno que no debe abandonar a los autónomos. El Gobierno tiene que apoyar a los autónomos si no quiere más ruina y más cierre de empresa”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS