la crisis del coronavirus

Repsol mantiene el dividendo en un euro y reduce las inversiones de este año un 26%

La empresa retrasa la presentación del plan estratégico y aprueba uno provisional

Sede de Repsol en Madrid, el pasado 23 de marzo.
Sede de Repsol en Madrid, el pasado 23 de marzo.Pablo Monge

Repsol mantendrá el dividendo previsto de un euro por acción y reducirá las inversiones de 3.800 a 2.800 millones de euros (26%) y 380 millones de los gastos operativos, según ha decidido este miércoles el consejo de administración de la compañía tras evaluar el actual entorno económico, particularmente, el impacto global de la Covid-19 y la caída de precios en el mercado mundial del petróleo y del gas natural. Además retrasa la presentación del Plan Estratégico 2020-2025 hasta que se aclare la situación. Estos planes no tienen ningún impacto en la plantilla, integrado por 24.000 trabajadores (17.000 de ellos en España). La petrolera tiene una deuda de 4.200 millones de euros.

Repsol "reafirma el compromiso para garantizar la salud y la seguridad de sus empleados, clientes y proveedores, así como continuar con sus operaciones para seguir suministrando productos y servicios energéticos primordiales para la sociedad y que resultan esenciales para mantener servicios indispensables en el momento actual".

Estas medidas forman parte del Plan de Resiliencia 2020 que ha aprobado el consejo para afrontar la crisis. La empresa ha considerado un entorno macroeconómico muy exigente para el resto del año con un precio del brent promedio de 35 dólares por barril en el periodo de abril a diciembre y del gas natural Henry Hub 1,8 dólares por millón de termias. Además de las iniciativas de reducción de gastos operativos e inversiones, contempla optimizaciones del capital circulante próximo a 800 millones respecto de las métricas inicialmente presupuestadas. Con todo ello, la deuda de Repsol no se incrementará en 2020 respecto a la del cierre del ejercicio 2019.

"La flexibilidad de nuestro portafolio de activos, que nos permite tomar decisiones ágiles de optimización de inversiones de capital en función del entorno de negocio, es una de las palancas más útiles para afrontar el nuevo y complejo escenario y resulta clave para la reducción en el 26% de las inversiones inicialmente previstas para el año", afirma la compañía en un comunicado a la CNMV, en el que subraya que el objetivo financiero es preservar la solidez de balance financiero y el grado de inversión crediticio.

Actualmente, la posición dentro de la calificación crediticia es robusta, avalada por la reciente comunicación de S&P de un rating en el nivel BBB con perspectiva estable. Repsol cuenta, asimismo, con una holgada liquidez que le permite cubrir sus vencimientos de deuda a corto plazo y más allá, hasta el año 2024, sin necesidad de refinanciación.

En cuanto a la remuneración al accionista, la empresa confirma sus previsiones, de manera que para el mes de julio entregará 0,55 euros por acción, que será satisfecha bajo la fórmula de scrip dividend, una vez sea aprobada por la Junta General de Accionistas, que ha convocado para el 8 de mayo. Esa cantidad se suma a los 0,45 euros ya entregados a cuenta.

La sociedad que preside Antonio Brufau mantiene también su previsión de realizar una reducción de capital mediante amortización de acciones propias, dirigida a compensar el efecto dilusivo de la fórmula de scrip dividend. Adicionalmente, el consejo ha decidido no incluir en el orden del día de la próxima Junta General la propuesta de reducción del 5% de la cifra del capital social a 31 de diciembre de 2018 que acordó en julio de 2019, debido a la actual situación de los mercados y las circunstancias sobrevenidas como consecuencia del Covid-19.

Estas guías de actuación suponen también que, “dada la extraordinaria volatilidad e incertidumbre del mercado”, Repsol haya pospuesto la presentación del Plan Estratégico 2020-2025, prevista para el 5 de mayo, cuando presentará los resultados trimestrales. La presentación se realizará cuando se vislumbre una mayor estabilidad social y de negocios.

Repsol reafirma su compromiso de liderar la transición energética, en línea con los objetivos de la Cumbre de París y los de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, manteniendo sus objetivos de reducir en 2020 un 3% el Índice de Intensidad de carbono respecto a 2016, aumentar significativamente la capacidad de generación renovable y disminuir las emisiones de CO2 en todos los negocios.

Con todo ello, en estas condiciones extraordinarias, Repsol asegura a corto plazo la solidez de su balance al tiempo que sigue avanzando hacia la meta de ser una compañía cero emisiones netas en el año 2050, y apostando por su transformación en una multienergética líder en el suministro de la energía de bajas emisiones que el mundo necesita.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad


Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50