LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Sigue la oleada de ERTES: Decathlon, Mango, Amrest, Brico Depôt y Air Nostrum

Más de 20.000 empleados afectados por los últimos expedientes de las multinacionales de moda, servicios y restauración

Toni Ruiz, consejero delegado de Mango.
Toni Ruiz, consejero delegado de Mango.Joan Sanchez / EL PAÍS

La ola de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) sigue imparable ante la pandemia del coronavirus. Decathlon ha presentado un ERTE para 8.886 personas de las 9.652 que tiene en plantilla, por lo que afectará al 92% de sus trabajadores contratados. La empresa se ha comprometido a complementar hasta el 29 de marzo el 100% del salario de los trabajadores, según fuentes sindicales.

Por su parte, los sindicatos han solicitado que esa complementación continúe en caso de que se prologue el estado de alarma y por tanto el cierre de las 171 tiendas que tiene la compañía en España. Este ERTE afecta a la totalidad de las tiendas físicas de la compañía, mientras que las plataformas logísticas continuarán abiertas, con menos personal, y enfocadas principalmente a la venta online. Decathlon tiene presencia en 57 países con un total de 1.647 tiendas.

La multinacional catalana de moda Mango también ha presentado este viernes un ERTE que afecta a 4.767 empleados, principalmente de su red de tiendas en España, pero también de su centro logístico en Lliçà d’Amunt y de las oficinas de su sede en Palau Solità i Plegamans (Barcelona). La compañía justifica la medida por fuerza mayor ante la pandemia del coronavirus, que ha obligado a Mango a cerrar 1.695 puntos de venta en 72 países, entre ellos las 400 tiendas en España.

“Nuestra prioridad es garantizar los puestos de trabajo de todos nuestros colaboradores. Con este objetivo, adaptaremos nuestras capacidades y estructura a las circunstancias que requiera cada momento para poder recuperar la normalidad lo antes posible”, ha asegurado el consejero delegado de Mango, Toni Ruiz, en un comunicado. La empresa compensará la prestación por desempleo que reciban los trabajadores afectados por el ERTE con un complemento hasta un salario de un máximo de 2.000 euros para el mes de marzo. La dirección también ha acordado “ajustar significativamente su retribución mientras dure esta situación de excepcionalidad”. El consejero delegado, según el comunicado de Mango, renunciará a su sueldo durante este periodo.

El cierre de las tiendas, obligado por la pandemia del coronavirus, es un varapalo para Mango, que justo la semana pasada presentó unos resultados positivos con respecto al ejercicio de 2019. Por primera vez en tres años, la empresa dejó atrás las pérdidas y se apuntó un beneficio neto de 21 millones de euros, y un récord de ventas de 2.374 millones.

Brico Depôt ha presentado otro ERTE para su personal de tienda, que afectará a los 1.548 empleados que conforman la plantilla de la red de establecimientos de la cadena de bricolaje en España. El ERTE tendrá vigencia desde el pasado 15 de marzo y durará mientras prosiga el estado de alarma decretado por el Gobierno como consecuencia de la situación generada por el coronavirus.

Amrest, la cadena de restauración dueña de los restaurantes La Tagliatella, Bacoa Blue Frog, y que opera parte de la red de KFC, ha anunciado también que aplicará un ERTE por causas de fuerza mayor al 93% de su plantilla en España, en concreto 3.666 trabajadores. La compañía cotizada explica que ha tenido que acometer el cierre de143 restaurantes propios en España de KFC, La Tagliatella, Bacoa y Blue Frog debido al real decreto que regula el estado de alerta en España, y que suspende la actividad de los negocios de restauración salvo los que se lleven a cabo con servicio a domicilio.

Amrest se suma así a otras grandes cadenas del sector, como Restaurant Brands, dueña de Burger King, que comunicó la aplicación de un ERTE a 14.000 empleados; o de Alsea, que opera las cadenas Domino’s Pizza, VIPS o Starbucks en España, con 22.000 trabajadores afectados.

La aerolínea Air Nostrum ha presentado un ERTE para toda su plantilla, unos 1.500 empleados, por un periodo de tres meses, desde este sábado, con un mecanismo de flexibilidad que permita ajustar la suspensión a las circunstancias. La medida tiene por objeto minimizar al máximo el impacto de la crisis del coronavirus y poder mantener a medio y largo plazo los empleos de la aerolínea, según indica en un comunicado a la plantilla.

El expediente se presenta por un periodo de tres meses pero incluye un mecanismo de flexibilidad para poder ajustar la suspensión del empleo a las circunstancias y la actividad de la compañía, y está sujeto a la evolución de la crisis.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad (editado)

Lo más visto en...

Top 50