La crisis del coronavirus

Escrivá anuncia una prestación extraordinaria para los padres que tengan que cuidar a sus hijos

El ministro ha evitado precisar la cuantía de la ayuda, pero ha señalado que “tiene un coste significativo pero manejable”

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en la comisión del Pacto de Toledo. En vídeo, fragmento de la entrevista de Escrivá en 'Más de uno', de Onda Cero.EDUARDO PARRA (EUROPA PRESS) / onda cero

El Gobierno aprobará hoy varias medidas del plan de choque para amortiguar el impacto económico de la crisis provocada por la pandemia. La más clara será la creación de una prestación que pagará la Seguridad Social para los padres que tengan que cuidar a sus hijos durante el cierre de las aulas por la Covid-19 y su empresa no pueda ofrecerles alternativas, según ha anunciado este miércoles el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. También se esperan facilitar ERTE en empresas afectadas por la crisis con compensaciones para los trabajadores.

El grueso del plan de choque que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el lunes verá la luz hoy. El mismo Sánchez enunció sus lineas básicas el martes por la noche en La Moncloa: tendrá medidas “para proteger el bienestar de las familias trabajadoras”, medidas de liquidez para pymes y ayudas para los sectores más afectados. Para ir afinando las medidas, Sánchez vio por la mañana con los vicepresidentes y con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Más información

Antes, el titular de Seguridad Social, José Luis Escrivá, anunció, en una entrevista en Onda Cero, una prestación a cargo del departamento que dirige para los padres trabajadores que acudan a su empresa, digan que tienen que cuidar a sus hijos y la empresa “no les pueda ofrecer soluciones de trabajo no presencial”. “Podrán solicitar una compensación de ingresos por el tiempo que tienen que pasar en casa a través de una prestación de la Seguridad Social”, apuntó.

“La estamos diseñando todavía, pero yo creo que mañana pueda ser aprobada. No tendrá coste para la empresa pero lo tendrá para la Seguridad Social. Tiene un coste significativo, pero manejable”, apostilló. Esa factura se añadirá a la de la primera medida que se adoptó el martes: la consideración como accidente laboral de las bajas de los afectados por la enfermedad y las cuarentenas forzosas, lo que ya supone un alivio en los costes de las empresas.

“En una situación como la actual, las personas se enfrentan a situaciones sobrevenidas y es donde los poderes públicos deben presentarse a actuar con rapidez”, defendió Escrivá para justificar el aumento del gasto que van a suponer tanto estas medidas como las otras que prepara el Ejecutivo.

Los detalles de cómo quedará finalmente esta prestación extraordinaria, probablemente en forma de decreto, deben salir hoy del Consejo de Ministros extraordinario. Ahí tendrán que aclararse puntos como la cantidad de la ayuda, la previsión de gasto, los beneficiaros potenciales que se esperan y los requisitos de acceso. Sobre este último punto, fuentes conocedoras de las negociaciones entre departamentos del Ejecutivo y del diálogo social apuntan que el Ministerio de Trabajo está preparando un permiso especial que daría acceso a la ayuda y protegería al empleado. Se trataría, como explicó el propio Sánchez, de “permitir una flexibilidad laboral, pero también estar vigilantes para que nadie use [las medidas] para perjudicar los derechos de los trabajadores”.

Otras fuentes al tanto de las conversaciones con los agentes sociales esperan que del Consejo de Ministros salgan también las medidas anunciadas para las suspensiones temporales de empleo (ERTE) que reclaman los empresarios. Las organizaciones patronales piden que se agilicen los trámites y las autorizaciones que se precisan. En los ERTE causados por una fuerza mayor, y los motivos sanitarios pueden considerarse así, todavía se necesita el visto bueno de la autoridad laboral competente (estatal o regional).

Además, junto a esa medida, saldrá adelante otra complementaria: que la prestación que cobren los trabajadores afectados por estos ERTE no consuma el derecho al seguro de desempleo si se rescindiera el contrato definitivamente después y que, además, se recibiese desde el primer día sin carencia alguna. Esta medida fue anunciada por el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, el 3 de marzo y los sindicatos la hicieron suya.

Otras fuentes conocedoras de las conversaciones que el Gobierno mantiene con los agentes sociales prevén también que hoy vean la luz ayudas para los sectores económicos que se prevé vayan a sufrir más el impacto de la crisis. Uno de ellos es el turismo, tal como enunciaron en sus comparece

ncias públicas tanto la ministra portavoz y titular de Hacienda, María Jesús Montero, como Sánchez. La forma de canalizar esas ayudas sería a través de bonificaciones en las cotizaciones de varios meses como una forma de mantener el empleo y evitar los despidos colectivos.

Sobre el fondo de contingencia que reclaman los sindicatos para afrontar la emergencia, desde una de las centrales se señalaba se confiaba en que viera la luz pero no sabían qué partida presupuestaria podría tener.

Información sobre el coronavirus:

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante el coronavirus

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad."

Lo más visto en...

Top 50