El precio de la vivienda cerró 2019 con su primera caída en cuatro años

El abaratamiento de las casas de segunda mano provocó la primera caída trimestral de precios desde finales de 2015

Un bloque de viviendas en construcción en Madrid, en una imagen de archivo.
Un bloque de viviendas en construcción en Madrid, en una imagen de archivo.EFE

Lo venían apuntando muchas estadísticas y los datos del INE lo han confirmado este martes. Los precios de vivienda registraron en el último trimestre de 2019 su primera caída en cuatro años. Según el Instituto Nacional de Estadística, el precio de la vivienda en España se situó entre octubre y diciembre del año pasado en un valor de 125,320 puntos (la estadística se basa en un índice que toma como base 100 lo que valía una casa en 2015), eso es un 0,6% menos de lo que valían las casas en el trimestre anterior.

Aunque se trata solo de una caída trimestral, es significativa porque las casas no se abarataban desde los últimos meses de 2015, lo que expresa un cambio de escenario en el mercado inmobiliario. La estadística también muestra que la bajada de precios fue generalizada, pero se dio con mucha más intensidad en las viviendas de segunda mano (-0,7%) que en las de obra nueva (-0,2%).

Pese a ello, en el conjunto del año los precios crecieron. Es decir, puesto que entre enero y septiembre habían subido, el abaratamiento del último trimestre no bastó para que las viviendas acabaran el año por debajo de lo que valían a finales de 2018. Lo que sí sucedió, es que el crecimiento interanual se atenuó mucho. Así, un piso valía en el último trimestre de 2019 un 3,6% más que en el mismo trimestre del año anterior. Es el porcentaje más bajo desde principios de 2015 y supone un frenazo considerable si se tiene en cuenta que las casas empezaron el año pasado encareciéndose a un ritmo del 6,8% interanual.

Moderación del mercado

Si se toma en consideración la media anual (lo que costó de media una casa el año pasado, y no solo en el último trimestre del año), el Índice de Precios de Vivienda se situó en 2019 de 124,597 puntos. Desde esa óptica, la media de encarecimiento durante el año fue del 5,1%, similar a lo que subían los precios en 2016. Y en ese caso sí se nota un fuerte tirón de la obra nueva (7,3%) frente a la segunda mano (4,7%). Esos casi 125 expresan también que las casas en 2019 valían una cuarta parte más (casi un 25%) que en 2015. Para encontrar un valor similar, hay que remontarse a 2011, pero si se compara con los años álgidos de la burbuja, el precio todavía es inferior (en 2007 el índice alcanzó 149,599 puntos).

Para Arturo Díaz, director de la División Residencial de la consultora inmobiliaria Savills Aguirre Newman, “un trimestre es poco tiempo” para valorar un cambio en el sector. Aunque el experto cree que los datos conocidos este martes son consecuencia de que el mercado de vivienda “ha llegado a un momento de estabilización y eso implica una moderación de precios”. Díaz señala, según datos de la propia consultora, que la obra nueva sigue variando mucho en función de su ubicación, tipología y otras características, por lo que algunas promociones están subiendo de precio.

Jaime Fernández, gerente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima), valora por su parte que el Índice de Precios de Vivienda del INE ha expresado una “desaceleración del incremento de subida de los precios —en tasa interanual— que debería asentarse, más allá de alguna caída puntual en algún trimestre, en cifras cercanas al 2,5% o 3%”.

País Vasco y Madrid, las mayores caídas

Por comunidades autónomas, y de vuelta a los datos del último trimestre del año pasado, los datos del INE muestran que los precios retrocedieron (siempre con respecto al trimestre previo) en nueve territorios. País Vasco y Madrid, con descensos del 1,9% y del 1,7% respectivamente, lideraron las bajadas. También cayeron más que la media nacional Andalucía y Cataluña (-0,7% ambas), lo que supone que de los cuatro grandes mercados autonómicos por número de compraventas, solo la Comunidad Valenciana mantuvo los precios en crecimiento (0,2%). Del lado de las comunidades donde los precios subieron, Castilla y León fue donde más lo hicieron (0,8%).

Cuando se observa el crecimiento interanual (cuatro trimestre de 2019 frente al mismo periodo de 2018), el panorama cambia. El crecimiento fue generalizado en todas las comunidades y el liderazgo lo ocupan Aragón y Baleares. En ambas, los precios valían a finales de 2019 un 5,5% más que un año antes. Es significativo que tanto Madrid como Cataluña, dos de los mercados que más han contribuido al alza de precios en los últimos años por el tirón de sus grandes metrópolis, se situaran por debajo de la media nacional del 3,6%. En el caso de la región de la capital, el encarecimiento interanual de vivienda es del 2,9%, solo Extremadura (2,2%) y Cantabria (2,1%) quedaron por debajo. En Cataluña ese indicador acabó el año en el 3,4%.

Más información

Lo más visto en...

Top 50