Las Bolsas sufren una nueva sacudida y el Ibex cierra con una caída del 3,54%

Wall Street abre con pérdidas tras una sesión convulsa, en la línea de las grandes plazas europeas

Agentes de Bolsa durante la sesión de este jueves en Wall Street.
Agentes de Bolsa durante la sesión de este jueves en Wall Street.JUSTIN LANE / EFE

Las Bolsas europeas suman este viernes una nueva jornada de pérdidas, tras las fuertes caídas de la última sesión. Arrastradas por la caída de Wall Street de este jueves, el Ibex y los principales mercados del viejo continente no consiguen salir del rojo. Y lo hacen además con unas caídas notables: el selectivo español se ha dejado un 3,54%, el Euro Stoxx un 3,9%, el FTSE británico un 3,6%, el DAX alemán un 3,3% y el CAC francés un 4,1%. Y el Dow Jones ha abierto este viernes con un nuevo correctivo y pierde casi un 2% a las siete de la tarde (hora española).

En el caso del Ibex, el selectivo ha llegado a estar durante la mañana en mínimos de agosto de 2016. Entre los valores del índice, la cotización de MásMóvil (-10,7%) se ha hundido durante la sesión. Indra (-5,85%) también ha recibido un severo correctivo, al igual que Ferrovial, ArcelorMittal, Amadeus y Acciona. El grupo IAG, al que pertenece British Airways, Iberia y Vueling, ha vivido una nueva sesión muy volátil. Arrancó con fuertes pérdidas, pero en el final de la jornada ha conseguido darse la vuelta (+1,5%). Pese a ello, desde que comenzó la crisis del coronavirus en Europa con los primeros contagios conocidos en Italia la acción de IAG se ha devaluado un 35%. Entre las grandes cotizadas en España, solo IAG y Cie Automotive consiguen sortear los números rojos.

Entre las firmas industriales, como es el caso de ArcelorMittal (-5,52%), la incertidumbre llega principalmente por el efecto del coronavirus sobre la producción. “El impacto más duradero estará en la interrupción de las cadenas de suministro del sector industrial”, argumenta Eusebio Díaz-Morera, presidente de EDM. Esto, junto al impacto directo sobre el negocio turístico en Europa, ya ha provocado rebajas de crecimiento económico en las principales economías.

De esta forma, los mercados siguen en caída libre pese a los intentos de los organismos internacionales de dar estabilidad. “La respuesta monetaria y fiscal no evitará el shock de la demanda en el primer semestre, pero puede ayudar a minimizar los efectos permanentes en el lado de la demanda y asegurarse de que los problemas de liquidez de las empresas no se convierten en problemas de solvencia”, explica un informe de Bank of America. Algo en lo que coincide en parte el analista de Bolsa Joaquín Robles, de XTB: “Hay pocas noticias que puedan calmar los mercados. La política monetaria tiene un impacto muy limitado y los inversores piden más”.

Según los expertos consultados, la volatilidad se mantendrá en los parqués durante todo el mes. Y solo cambiará la tendencia con la llegada de los resultados empresariales del primer trimestre, en los que se verá negro sobre blanco la verdadera pérdida económica que ha provocado el coronavirus. Entonces, se espera una recuperación igual de potente que las caídas de las dos últimas semanas. “Todavía seguirán saliendo noticias de contagios, previsiones de pérdidas de empresas o anuncios positivos de la OMS que harán subir o bajar los mercados. Será un tiempo con las Bolsas sobresaltadas y luego habrá una recuperación con mucha fuerza, en V”, argumenta el analista financiero Juan Ignacio Crespo.

Más información

Lo más visto en...

Top 50