Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio centenar de fiscales generales de EE UU investigan a Facebook por prácticas monopolísticas

La investigación se expande así a casi la totalidad del país y se suma a los procesos inicados por el Congreso y el Departamento de Justicia con el regulador del Comercio

Pantallas cargando la página de Facebook.
Pantallas cargando la página de Facebook. REUTERS

Un total de 46 fiscales generales, de diversos territorios de Estados Unidos, se han sumado a la investigación por violaciones de la legislación antimonopolio liderada por la fiscalía de Nueva York. La investigación, anunciada en septiembre con la participación entonces de ocho Estados, se expande así a casi la totalidad del país, según confirmó ayer la fiscal general de Nueva York, Letitia James. La noticia ha provocado una caída del 2% en las acciones del gigante tecnológico.

“Facebook pudo haber puesto en peligro los datos de los consumidores, reducido la calidad de las elecciones de los consumidores e incrementado el precio de la publicidad”, dice la fiscal James en un comunicado. La investigación, que podría obligar a la compañía a realizar cambios importantes en sus prácticas empresariales, refleja la preocupación con el creciente poder de los gigantes de Silicon Valley.

El lunes, la víspera del anuncio de la ampliación de la coalición de fiscales, representantes de al menos 10 fiscalías generales e investigadores federales se reunieron durante más de seis horas en Nueva York con expertos en legislación antimonopolística, según informó The Wall Street Journal, para explorar las bases legales sobre las que construir el caso. Dado el amplísimo rango de las operaciones de la compañía y la multitud de partes interesadas, desde anunciantes hasta creadores de contenido y usuarios, el enfoque específico de la investigación está aún siendo estudiado. Las plataformas propiedad de Facebook, incluidas WhatsApp e Instagram, tienen más de 2.500 millones de usuarios en todo el mundo.

Elogiadas hace no mucho como puntas de lanza del poder económico de Estados Unidos, las grandes tecnológicas están ahora en el punto de mira de los políticos, de uno y otro color, recelosos del poder de mercado y la influencia en la sociedad que han alcanzado en poco tiempo. También Google es objeto, desde el pasado mes de septiembre, de una investigación similar por parte de 50 fiscales generales, centrada principalmente en su dominio del mercado de la publicidad electrónica.

En Washington, en paralelo a las pesquisas de los fiscales, la Comisión Federal del Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Justicia, que comparten la salvaguarda de las leyes de la competencia, movieron fichas este mismo verano de cara a iniciar su propia investigación. Se han repartido el tablero de los grandes de Silicon Valley de manera que a la FTC le corresponderán Facebook y Amazon, y el Departamento de Justicia se encargará de Google. En julio, la FTC aprobó una multa récord de 5.000 millones de dólares a Facebook por violar las reglas de privacidad de sus usuarios. Los congresistas, por su parte, también pidieron en septiembre a Google, Facebook, Amazon y Apple información de cara a una investigación sobre competencia.

Esta misma mañana, está previsto que Mark Zuckerberg, presidente ejecutivo y fundador de Facebook, testifique ante un comité de la Cámara de Representantes, a petición de los congresistas, sobre sus planes con la criptomoneda Libra, apoyada por su compañía. Un proyecto que, según la declaración que tiene previsto realizar Zuckerberg, “extenderá el liderazgo financiero de Estados Unidos así como los valores democráticos”. “Mientras debatimos estos asuntos, el resto del mundo no espera. China está moviéndose rápidamente para lanzar ideas similares en los próximos meses”, dirá el empresario en el Capitolio, según extractos adelantados de la que será su intervención inicial.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información