Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dónde invertir el dinero en el último trimestre del año

Los analistas creen que la liquidez de los bancos centrales da soporte a la Bolsa, pero que hay que controlar los riesgos

estrategias de inversion

Los mercados financieros encaran la recta final del año presionados por dos fuerzas opuestas. Por un lado, en los próximos meses habrá que sortear diferentes riesgos tanto económicos (desaceleración, guerra comercial), como políticos (Brexit, elecciones en España y tensiones entre EE UU e Irán). Por el otro, los bancos centrales han acudido a sofocar posibles incendios con nuevos manguerazos de liquidez.

Teniendo en cuenta este escenario y el hecho de que las principales Bolsas acumulan notables subidas desde enero, ¿debería ser el momento para replegar velas, acumular liquidez y dejar pasar la fase de volatilidad que se avecina? Los expertos consultados, si bien reconocen que habría que incrementar la cautela en el corto plazo, siguen viendo la renta variable como la mejor opción de inversión.

"No tengo ni idea de lo que va a hacer la Bolsa en el corto plazo. Lo importante es mantener el foco puesto en un plazo temporal más largo. Los tipos de interés bajos o las tensiones comerciales han llegado para quedarse. Los movimientos puntuales de los mercados no deberían inquietarnos si mantenemos la calma e invertimos en activos de calidad con una perspectiva de más largo plazo", señala Javier Ruiz, director de ventas de la gestora alemana Flossbach von Storch. Este experto cree que las oscilaciones que con mayor o menor intensidad se puedan producir en el mercado durante los próximos meses debido al ruido político existente y las peores noticias que llegan desde el lado macroeconómico hay que tomárselas como una "oportunidad". "No hay que tener miedo a hacer acopio de liquidez y, cuando se produzcan caídas, aprovecharlas para tomar posiciones a precios más atractivos".

Tras el giro de los últimos meses, en el que los bancos centrales han vuelto a convertirse en aportadores netos de liquidez, Banca March anticipa medidas monetarias limitadas y considera que el mercado está descontando reducciones de tipos oficiales demasiado agresivas. En este entorno, la entidad cree que la renta variable, aunque con retornos moderados, sigue siendo el activo con mayor potencial, con preferencia por el sector tecnológico y algunos valores defensivos en los sectores de salud y energía. "Consideramos que continuarán las revisiones a la baja de los beneficios esperados para 2020, que situamos en niveles del 5%, frente al 10% del consenso. Por ello, recomendamos cautela en el corto plazo", indica Joan Bonet, director de estrategia de mercados de la entidad. Desde Banca March subrayan la necesidad de invertir de una manera diferente, incrementando el peso en cartera de los activos alternativos como la inversión en proyectos de capital riesgo.

La ingente liquidez que hay en el mercado junto a las señales de desaceleración económica global —esta semana, el Banco de España recortó su previsión de crecimiento del PIB español en 2019 en cuatro décimas, dejándolo en el 2%— suponen una mezcla que da combustible a determinadas compañías de corte defensivo por tener ingresos regulados y que se ven favorecidas en Bolsa cuando los tipos de interés son bajos como son las eléctricas. "Esta inercia va a continuar por las políticas del BCE y de la Reserva Federal. Creo que sectores como el de utilities o compañías como Cellnex están muy pasados de vueltas en cuanto a valoración, pero no preveo cambios por la situación de liquidez en la que vivimos. Por otro lado, hay muchas empresas, sobre todo de mediano y pequeño tamaño, infravaloradas en exceso, pero que no tienen margen para corregir a corto plazo hasta que no se despejen todas las incertidumbres", dice Alfonso de Gregorio, responsable de renta variable de Trea Asset Management. De Gregorio señala que un punto clave en el último tramo del año será la campaña de resultados empresariales del tercer trimestre. "Es un momento en el que las compañías aprovechan para revisar sus estimaciones de beneficio para el año en curso y el siguiente, y quizá veamos sorpresas debido a la desaceleración económica y los efectos de la guerra comercial".

Mantener la calma

A principios de año, cuando las Bolsas acumulaban semanas de fuertes caídas, Abante Asesores aprovechó para elevar de media sus carteras a una exposición a renta variable del 65%. A medida que los mercados corregían el castigo, esta firma ha ido corrigiendo esta estrategia y ahora el peso de la Bolsa es del 50%. "No creo que haya que salir de la Bolsa, lo que hay que ser es más cauto porque las valoraciones se han ajustado. No estamos tan negativos como el sentimiento que hay en el mercado. Es cierto que existen riesgos como el Brexit o la guerra comercial, pero son aspectos en los que hay más probabilidades de que den sorpresas positivas que negativas", comenta Ángel Olea, director de Abante Asesores.

La mayoría de los expertos consultados coinciden en que es probable ver un movimiento lateral de las Bolsas durante los próximos meses. "Ahora mismo no vemos argumentos suficientes para que los índices vayan más arriba, pero creemos que hay también un sostén como es la liquidez que evitaría caídas fuertes", resume Diego Fernández, director de inversión de A&G. "En este contexto, lo que recomendamos es tener carteras muy diversificadas, ser cautos con la estrategia y usar las herramientas a nuestra disposición para cubrirnos", dice Fernández. "Los ciclos económicos existen y estamos en la fase muy avanzada de uno de ellos. Lo que tenemos que hacer es, poco a poco, prepararnos para la llegada de otro ciclo", concluye.

Consejos

Cautela. Los analistas creen que el contexto actual de los mercados, sin ser dramático, sí exige una actitud de mayor prudencia debido a las altas valoraciones y los riesgos existentes.

Dinamismo. El mercado actual demanda una gestión flexible de las carteras, haciendo acopio de liquidez en determinados momentos y aprovechar ese remanente cuando se observen oportunidades de inversión.

Diversificación. Tener un amplio rango de activos en cartera, con una variada exposición geográfica, suele disminuir el riesgo de caídas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información