Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los salarios aceleran y crecen un 2,1%, el mayor ritmo en seis años

El salario medio ascendió a 1.992,18 euros en el segundo trimestre

Dos operarios de una factoría de automóviles
Dos operarios de una factoría de automóviles EFE

Justo cuando los tambores del enfriamiento económico suenan con más fuerza en España, los costes laborales por trabajador y los salarios cogen tracción. Entre abril y junio, los salarios empiezan a despegar. Subieron hasta 1.992,18 euros brutos al mes de media, un 2,1% más que en el mismo trimestre del año anterior. Este incremento es el mayor desde 2013, y aquella subida tuvo mucho de efecto estadístico. Si se tienen en cuenta todos los costes laborales (sueldos, cotizaciones, otras remuneraciones e indemnizaciones) llegaron a 2.664,55 euros, un 2,4% más. Es el mayor incremento desde finales de 2009.

Los salarios empiezan a salir de la anemia que han sufrido en los últimos años. También el conjunto de los costes laborales, impulsados por los sueldos y por el incremento de las cotizaciones sociales. Durante buena parte del último decenio los primeros se han movido entre la devaluación y la congelación; en cambio, en los últimos trimestres han comenzado a sumarse al crecimiento económico, como puede verse en la encuesta trimestral de coste laboral que ha divulgado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los salarios aceleran y crecen un 2,1%, el mayor ritmo en seis años

Hay varios motivos que explican la marcha de los salarios, el principal componente de la factura laboral, de largo, que asumen las empresas. El primero es el acuerdo alcanzado por los sindicatos mayoritarios (CC OO y UGT) con las patronales (CEOE y Cepyme) el año pasado para que los sueldos pactados en los convenios aumentaran cada año entre 2018 y 2020 un mínimo del 2% y un punto adicional en función de criterios como la productividad o la reducción del absentismo injustificado. Además, ese pacto contemplaba un aumento de los sueldos más bajos de los convenios hasta los 1.000 euros brutos al mes en 14 pagas al año o 14.000 euros anuales.

Subida del SMI

También el aumento de retribuciones en la Administración pactada por el Gobierno con los sindicatos de la función pública tiene una cuota importante de responsabilidad. En la encuesta trimestral de coste laboral se incluyen a los trabajadores públicos (personal laboral o funcionarios) que cotizan en el régimen general, y en este colectivo el aumento de retribuciones en 2019 ha sido inicialmente del 2,25%. Después se añadió un 0,25%, por la buena marcha económica en 2018, enfriada con la última revisión estadística.

Los salarios aceleran y crecen un 2,1%, el mayor ritmo en seis años

Un último elemento que empuja los sueldos este año es el aumento del salario mínimo un 22,3% en enero, hasta los 900 euros mensuales en 14 pagas al año (o 12.600 euros anuales). La magnitud de la subida en 2019, a diferencia de lo que sucedía en años anteriores, ha afectado a un contingente importante de trabajadores con los sueldos más bajos de la pirámide laboral.

Estos tres elementos conjugados han determinado un incremento del 2,1% de los salarios en el segundo trimestre de este año frente al mismo periodo del año de 2018. Esa subida es la mayor desde finales de 2009, excepción hecha del último trimestre de 2013. No obstante, aquel incremento anual, el 2,5%, se debe a su comparación con el mismo periodo de 2012, cuando con motivo de los recortes presupuestarios se decretó la suspensión de la paga de los trabajadores públicos. Como sí se pagó al año siguiente, esto provocó ese salto estadístico.

Este avance de los sueldos permite ganar poder adquisitivo a los asalariados en lo que va de año, ya que durante los primeros meses los precios han flaqueado bastante, especialmente en el último trimestre. De hecho, en junio de este año el IPC se quedó en un avance del 0,4%. De esta forma, los trabajadores se suman a los pensionistas que, también por la debilidad de los precios y por el incremento inicial de sus prestaciones en este año del 1,5%, han ganado poder de compra.

Subida de cotizaciones

Pero la factura laboral no solo incluye los sueldos, también recoge las cotizaciones sociales, que suponen una media de 618,87 euros, un 3,9%. Este aumento está muy vinculado a la subida de las bases mínimas de cotización del régimen general, que al ir paralelo al salario mínimo crecieron un 22% este año, y las referencias máximas de cotización un 7%.

El coste laboral también incluye las percepciones no laborales y los descuentos por subvenciones y bonificaciones. No obstante, en sendos casos la factura ha menguado.

Si se analiza por horas, el coste laboral crece mucho más que la factura mensual. Los 20,43 euros de coste laboral de este trimestre suponen un aumento del 5,9%. Siguiendo el mismo patrón de esta edición de la encuesta, la subida salarial por horas es también menor (15,27 euros y 5,5%). El aumento mengua cuando se toman las ganancias mensuales porque durante el segundo trimestre del año se han trabajado menos horas, ya que la Semana Santa cayó íntegramente en abril. En cambio, en 2018, esta época festiva se celebró en marzo.

El análisis sectorial de los sueldos en los últimos tres meses muestra que tanto los sueldos como el total de los costes laborales más altos se dan en la industria, 2.373,5 euros mensuales y 3.191,69 euros, respectivamente. Si se desciende más al detalle y se analizan las ramas de actividad, la mejor paga es la energética (6.726,26 euros), las finanzas (5.079,95 euros) y la minería (4.142,73). La peor, como viene siendo tradicional, es la hostelería (1.590,65 euros).

Los sueldos pactados en los convenios nuevos suben el 3,1%

La subida de sueldos en la encuesta trimestral de coste laboral se veía venir por la marcha de la negociación colectiva durante 2019. Solo en los 636 convenios nuevos firmados hasta agosto de este año, el incremento es del 3,1%, una subida que afecta a 1,35 millones de trabajadores cubiertos por estos pactos entre sindicatos y empresarios.

El porcentaje mengua hasta el 2,3% si se toman todos los convenios vigentes, no solo los nuevos que se han suscrito este año. Este aumento llega a los casi 8,5 millones de asalariados en los primeros ocho millones del año.

Como en la estadística del INE, hay que remontarse hasta hace 10 años —en los albores de la pasada crisis— para encontrar incrementos similares. Ese aumento se debe, sobre todo, a la marcha de la negociación de los convenios sectoriales, cuyos sueldos crecen más que los firmados en el seno de las empresas: un 2,31% frente al 1,92%. Esta es una dinámica habitual de la negociación colectiva, ya que las empresas con convenio propio suelen tener sueldos más altos y más compensaciones extrasalariales, en forma de beneficios sociales. En cambio, en los pactos territoriales y sectoriales las retribuciones que se acuerdan suelen tener casi en exclusiva el componente monetario.

Fe de errores

En una primera versión de este artículo se titulaba que el aumento de los salarios era el mayor de los últimos 10 años, cuando debía decir los costes laborales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >