Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mediaset Italia aprueba su fusión con la filial española con la oposición de Vivendi

El grupo francés recurrirá ante los tribunales la operación porque es "ilegal" y solo pretende privilegiar a la familia Berlusconi

mediaset vivendi
La torre de telecomunicaciones en la sede de Mediaset, en Milán. REUTERS

El grupo italiano Mediaset, de la familia Berlusconi, aprobó este miércoles en la junta de accionistas celebrada en Milán su fusión con la filial española para crear MediaForEurope (MFE), un gigante audiovisual que competirá con plataformas digitales de todo el mundo y que tendrá su sede en Holanda.

La operación ha contado con la oposición de Vivendi que aunque posee el 28,8% del capital de Mediaset, solo tiene el 9,9% de los derechos de voto puesto que el consejo de administración de la cadena italiana no ha permitido votar a Simon Fiduciaria, el fideicomiso que tiene el 19,9% del capital restante en manos del grupo francés.

Vivendi no ha tardado en considerar "ilegal" la operación por el veto a Simon Fiduciaria y ha anunciado que recurrirá la fusión y la junta de accionistas que la ha aprobado ante los tribunales  porque "solo beneficia a Fininvest", la compañía a través de la que la familia del ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ostenta el 44% de las acciones de Mediaset Italia. Según la propuesta de fusión, Fininvest tendría alrededor del 35% de la nueva MFE y algo más del 50% de los derechos de voto.

"Vivendi utilizará todos los recursos legales disponibles en todos los países y jurisdicciones para cuestionar la legalidad de la nueva entidad propuesta, de conformidad con las leyes nacionales y europeas", aseguró la compañía francesa en un comunicado.

900 millones en el aire

El regulador italiano de competencia obligaron a Vivendi a ceder el 19,9% del capital de Mediaset Italia a un fideicomiso para evitar una posible colusión con las reglas antimonopolio, ya que el grupo francés también tiene el 23,94% de Telecom Italia. Posteriormente, el grupo de Berlusconi vetó el 18 de abril el derecho de Vivendi de participar en las juntas de accionistas porque consideró que tiene "un comportamiento desleal", después de que se retirara en 2016 de un acuerdo de compra del canal privado Mediaset Premium y se hiciera con un tercio del grupo italiano. Vivendi recurrió esta decisión ante la Justicia italiana, que le ha concedido votar solo por el equivalente al 9,99%, mientras que no ha admitido los derechos del fideicomiso.

El grupo galo se guarda otra baza, ya que Mediaset ha previsto que los accionistas de la matriz italiana que no se sumen a esta operación reciban 2,770 euros por cada acción y 6,5444 euros en el caso de Mediaset España, con la condición de que el efectivo que se les pague no exceda de los 180 millones de euros. Vivendi, con su participación total del 28,8% del capital de Mediaset Italia, podría ejercer su derecho de oposición y obligar al grupo a pagarle hasta 900 millones de euros, por lo que Mediaset se vería obligado a buscar a otro socio que adquiera estas acciones para poder seguir adelante.

Mediaset España

Los accionistas de Mediaset España también han dado luz verde a la segregación de la totalidad del patrimonio de la sociedad a favor de su filial GA Mediaset. El presidente de Mediaset España, Alejandro Echevarría, ha defendido que la operación "tiene todo el sentido" por constituir “una evolución lógica", así como "el cauce más seguro" para la expansión de la compañía.

No obstante, Vicente Vallejo, directivo y representante de Vivendi, que cuenta con el 1% del capital de la filial española, ha calificado la operación de "abusiva" y ha alertado de los "perjuicios" que la misma conllevará para los accionistas minoritarios de la compañía, “en favor de Fininvest y el señor Berlusconi, quienes tendrán poder absoluto sobre todos los acuerdos sociales”.

La compañía ha informado de que, tras la fusión, la actividad operativa de las dos sociedades permanecerá en sus actuales localizaciones, así como sus sedes. Los impuestos se seguirán pagando de forma íntegra en Italia y en España según el caso. Igualmente ocurrirá con la producción y el empleo que continuarán de manera estable en cada país, lo que garantiza que no se producirá ninguna deslocalización.

Compra de acciones propias

El grupo de televisión con sede en Italia ha anunciado un programa de compra por 50 millones de los títulos españoles. La empresa asegura a la CNMV que se propone aprovechar "la oportunidad financiera derivada la diferencia existente actualmente entre el precio de cotización y el derivado de la relación de canje establecida en la fusión"

Mediaset España cerró este miércoles a 6,004 euros por acción, por debajo de los 6,56361 euros que arroja el intercambio propuesto de 2,33 acciones italianas –a 2,817 euros– por cada una española. El precio de los títulos en España también se sitúa por debajo de los 6,5444 euros por título que ofrece Berlusconi a los accionistas que opten por ejercer su derecho de separación.

La compra de acciones comenzará este jueves, día 5 de septiembre, y finalizará cuando se alcance el importe máximo y, en cualquier caso, nunca más tarde del 31 de octubre 2019. Mediaset Italia adquirirá las acciones a un precio máximo que suponga la relación de canje de 2,33 o a 7,9 por acción.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información