Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fundador y consejero delegado de Norwegian, Bjørn Kjos, dimite tras las últimas pérdidas

La aerolínea de bajo coste perdió 146 millones en el primer semestre frente a los beneficios del año anterior

El consejero delegado de Norwegian, Bjørn Kjos.
El consejero delegado de Norwegian, Bjørn Kjos.

Después de 17 años al frente, el fundador y consejero delegado de Norwegian, Bjørn Kjos, ha decidido abandonar sus cargos y ceder sus responsabilidades como máximo ejecutivo de la compañía. La decisión se produce tras los malos resultados que ha presentado Norwegian, que en el primer semestre del año registró pérdidas de 1.406,6 millones de coronas noruegas (145,8 millones de euros) en el primer semestre del año, frente al beneficio de 254 millones de coronas (26,3 millones de euros) que obtuvo en el mismo periodo de 2018, según informó este jueves la compañía.

De modo interino, y mientras la compañía no nombre a un nuevo consejero delegado, el director financiero (y viceconsejero delegado), Geir Karlsen, ocupará el cargo. Bjørn Kjos, de 72 años, permanecerá como asesor de la aerolínea. Durante su mandato como consejero delegado, la compañía ha pasado de ser una pequeña operación doméstica con 130 empleados y cuatro aeronaves a una aerolínea de bajo coste con más de 11.000 empleados y 162 aeronaves.

SIn embargo, su decidida apuesta por los vuelos de bajo coste de largo recorrdio le llevó a una rápida expansión que ha elevado la deuda causando serios problemas financieros y de solvencia, que se han reflejado en un desplome de la cotización en Bolsa. La capitalización es hoy una quinta parte que hace tres años, y ni siquiera los intentos de IAG de lanzar una OPA sobre la aerolínea han conseguido revitalizar la acción. Debido a ello, la aerolínea está inmersa en un paln de recortes, con venta de aeronaves, cancelación de las rutas menos rentables y cierre de bases en España, Italia y Estados Unidos.

Malos resultados del semestre

De enero a junio, la facturación de la aerolínea aumentó un 17%, hasta sumar 20.173,4 millones de coronas noruegas (2.091 millones de euros), mientras que el resultado bruto de explotación antes de amortizaciones y alquileres (Ebitdar) se multiplicó por más de tres, hasta los 2.297 millones de coronas noruegas (238,1 millones de euros).

Durante el primer semestre, Norwegian registró un resultado neto de explotación (Ebit) negativo de 835,8 millones de coronas noruegas (86,6 millones de euros), cifra que mejora en un 60% el Ebit negativo que la aerolínea registró en el primer semestre de 2018. En el segundo trimestre, la compañía registró un beneficio neto de 82,8 millones de coronas noruegas (8,5 millones de euros), un 72% menos que en el mismo trimestre de 2018.

Suspensión del Boeing 737 MAX

La suspensión del Boeing 737 MAX del que Norwegian debía recibir 12 aviones, ha afectado negativamente tanto a la demanda como a los costes operativos y la producción. La aerolínea espera que el impacto negativo en los resultados de 2019 sea de aproximadamente 700 millones de coronas (72 millones de euros).

Norwegian transportó a 14,62 millones de pasajeros hasta mayo, lo que supone un incremento del 4,8% en relación al mismo periodo de 2018, con una ocupación media del 83,2%.En mayo, la aerolínea, cuyo índice de puntualidad mejoró por noveno mes consecutivo, transportó a 3,36 millones de pasajeros, con un descenso del 2% respecto al mismo mes de 2018 y una ocupación media del 86,1%.

El ingreso unitario de mayo se disparó al alza en un 7%. Asimismo, el índice de puntualidad se incrementó en 3,7 puntos porcentuales y se situó en el 81%. A pesar de la suspensión de operaciones del MAX, Norwegian operó el 99,3% de todos los vuelos programados para mayo, 0,1 puntos porcentuales más que en el mismo mes del año anterior. En los doce meses interanuales (de junio de 2018 a mayo de 2019), la compañía transportó 38,01 millones de pasajeros, un 9% más, con una ocupación media del 85,2%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >