Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EN COLABORACIÓN CON IFEMA

La pasarela hace un guiño a la ecología

Ifema celebrará la 70º edición de la Mercedes-Benz Fashion Week con colecciones más concienciadas con el medio ambiente

La pasarela se celebra del 5 al 10 de julio en Madrid.
La pasarela se celebra del 5 al 10 de julio en Madrid.

Solo unas semanas después de la edición del evento de moda en Ibiza, Madrid inaugura la 70º edición de la Mercedes-Benz Fashion Week (MBFW). Será un evento “lleno de sorpresas y novedades”, en palabras de su directora, Charo Izquierdo, que protagoniza una de ellas: su despedida de la institución para dirigir nuevos proyectos. La cita de este año se presume especial, por este motivo y por el homenaje que se hará a Leonor Pérez Pita (Cuca Solana), directora de la pasarela durante más de tres décadas y fallecida recientemente.

La pasarela se celebra del 5 al 10 de julio en el pabellón 14 de Ifema y mantiene todos los eventos, pasarelas y espacios de otros años pero guiña un ojo a la sostenibilidad (ofrece material dentro de bolsas de tela de material orgánico), presenta colecciones con tejidos más responsables y apuesta por la moda de segunda mano. Pero además, en palabras de Izquierdo, “quiere mandar un mensaje de crecimiento hacia la innovación, por lo que premiamos este área especialmente”. Hace referencia, no solo a la aplicación móvil que estrenan, sino a la pasarela EGO, con nueve jóvenes diseñadores este año.

De los cinco jóvenes creadores españoles con desfile en esta edición de Samsung EGO, tres lo hacen por primera vez –Inkrush, Wastaholic y Coconutsankill– y dos repiten –Becomely y Dominnico–. En el showroom del Cibelespacio, 15 creadores presentarán y podrán vender sus colecciones.

La bautizada como Samsung EGO reparte el premio Innovation Project, “que reconoce a un diseñador que trabaje con la tecnología”, acogerá dos desfiles ligados a la innovación que se incluirán en la pasarela y que tendrá representación de Londres (Di Petsa) y California (VeniceW) y que cerrará Mariam Gvasalia, diseñadora internacional procedente de MBFW Georgia. “La innovación tiene que ver con los materiales que usan, proceso de producción y relación con la tecnología pero también con la sostenibilidad, un área en el que hemos entrado y para la que no hay marcha atrás”.

Figuras nacionales

El calendario de la convocatoria incluye a 42 diseñadores y marcas españolas y tres firmas emergentes internacionales. Vuelven a participar figuras del diseño nacional, como Palomo Spain, Devota&Lomba, Oliva y María Escoté, que dará a conocer la colección realizada a partir de prendas compradas en Wallapop. Y otra celebración, la de la marca L’Oréal, “que lleva 20 años apostando por la pasarela con un desfile con los más grandes diseñadores y modelos ganadores de los premios a la mejor colección y modelo de cada edición de los premios convocados por la marca en estas dos décadas”, explica Izquierdo.

Como cada año, la pasarela tomará las calles de Madrid. Primero, en la puerta del pabellón; “con un market vibes fashion, un mercado donde se expondrán y venderán marcas que no estarán en la feria y a la que están invitados compradores nacionales e internacionales y contaremos con la implicación de las tiendas multimarca, que traerán a sus diseñadores”. Después, en el Puente de Toledo, donde desfilará la colección de Maria Ke Fisherman. En los Jardines de Cecilio Rodríguez, la de Juan Carlos Pajares y Pilar Dalbat; y Lexdeux en la Central de Diseño de Matadero. También habrá escenarios en El Ayuntamiento y en la Puerta del Sol (donde desfilarán Pedro del Hierro y Roberto Verino) y se ocupará el Circo Price (con el desfile de Maison Mesa).

Los estudiantes de moda tendrán presencia en esta edición de MBFWMadrid con el desfile de ESNE –Escuela Universitaria de Diseño–, que se celebrará el día 4 de julio en los jardines del Museo Lázaro Galdiano. Su desfile primavera-verano 2020, ‘Ageless SS 20’, tiene como punto de partida el concepto de la ‘No edad’, una reflexión acerca de la dicotomía entre el paso del tiempo como elemento de belleza o la congelación del mismo como práctica estética contemporánea, adscribiendo al cuerpo al estatus de lo consumible.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >