Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Construcción sostenible

MatMap es una plataforma de compraventa de materiales de construcción de segunda mano que factura 122.000 euros

construccion
Equipo de la empresa MatMap.

¿Cuántas veces hemos visto una gran montaña de materiales de construcción hacinados sin control en las afueras de las ciudades? En España, un país donde los vertederos ilegales forman parte de la orografía, se producen unas 45 millones de toneladas de este tipo de residuos, lo que supone más de un millón por persona y año. De ellos, 11 son gestionados por las Administraciones o las empresas, el resto acaba en el monte.

La joven arquitecta María Martínez volvió de Holanda en 2017, donde aprendió, tras trabajar en un estudio de arquitectura, que reciclar estos residuos era una vía de negocio sostenible y económicamente viable. Con unos 6.000 euros de inversión inicial y tras la llamada del programa Lanzadera de Valencia, se puso manos a la obra. “Me fui a Valencia a montar la empresa y en octubre de 2017 ya estaba trabajando. Había que decidir qué tipo de materiales se podían vender, cómo gestionar el transporte, asegurarse de que las empresas que los venden son fiables… Junto a mi socio, Marc Alemany, MatMap se convirtió en realidad en enero de 2018”, explica Martínez.

La plataforma se basa en el anuncio de compraventa de materiales de construcción (desde piedra hasta madera, paneles, placas y hasta hormigón) recuperados en demoliciones, de segunda mano y también de partidas sobrantes en obra o liquidaciones de stock de fabricantes, y de los que ­MatMap asume el 15% de comisión en cada transacción. Cada material aparece con una ficha donde se especifica el precio, cantidad disponible y ubicación. “Así, cualquier profesional tiene acceso a ellos y se les asegura que están en perfecto estado. No vendemos nada que no se pueda volver a colocar. Por eso no lo hacemos entre particulares, sería muy complicado”, apostilla Martínez.

Una de sus ventajas es el precio de salida. Los materiales recuperados o de derribo (tejas, puertas de madera, mosaicos hidráulicos…), que suelen ser piezas únicas, “intentamos venderlos al precio más bajo posible”. Las sobreproducciones, que representan al año miles de toneladas y que suelen terminar trituradas, en un gestor de residuos o en países lejanos donde llegan a un precio más que simbólico, suelen venderse entre un 25% y un 40% más baratos. Recientemente han añadido una línea de ecológicos, como el amianto con paja de arroz o el plástico reciclado, “que entran de lleno en la filosofía de la empresa y cada vez son más demandados”, señala la emprendedora.

Su objetivo es convertir esta plataforma en un lugar donde se primen las compras locales. “Sería como el kilómetro cero o el mercado de cercanía de los materiales. Así, los precios también podrían contenerse”. Aun así, MatMap ofrece transportar el material a través del proveedor o de la web (con una comisión del 10%). O que el cliente lo recoja.

No han recibido financiación externa, aunque sí han abierto una línea de crédito de 15.000 euros para dar el salto tecnológico. Tienen cuatro empleados y su mercado está centrado en Valencia y Murcia. Su proyecto es crecer durante este año en la zona centro y en Cataluña. “El resto vendrá después”, dice. Martínez espera conseguir una caja neta de unos 315.000 euros en 2019, frente a los 122.000 de 2018, donde obtuvieron un beneficio neto de 14.000 euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >