Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dia cerrará 219 tiendas en España tras no encontrar comprador

El abogado de la cadena de supermercados cifra el número de cierres en el juicio por el ERE que afectará a 1.604 empleados

Dia
Fachada de una tienda Dia en Madrid.

La cadena de supermercados Dia planea cerrar 219 tiendas en España este mismo mes, después de no encontrar un comprador para ellas desde que anunció en febrero que reduciría su parque de establecimientos y un ERE tras los malos resultados de 2018. Así lo ha anunciado el grupo distribuidor en el transcurso del juicio en la Audiencia Nacional en el que el sindicato CC OO solicita la anulación del ERE, que afecta a 1.604 trabajadores.

Inmersa en la peor crisis de su historia, Dia anunció en febrero que cerró 2018 con 352 millones euros de pérdidas y en situación de quiebra técnica. Ese mismo día, anunció que despediría a 2.064 trabajadores y que cerraría al menos 300 tiendas este año en España, cerrando las menos rentables o deficitarias. En las negociaciones con los sindicatos, el ERE se redujo hasta 1.604 personas, y Dia se embarcó en la búsqueda de comprador para 258 tiendas, con la idea de que el eventual nuevo dueño mantuviese al personal.

Finalmente, según ha informado este martes el abogado del grupo de supermercados, a lo largo del mes de junio serán 219 las tiendas que echarán el cierre, puesto que "no se han recibido ofertas" por ellas. A mediados de marzo se conoció que una treintena de empresas del sector minorista, españolas y extranjeras, estaban intereadas en distintas partes del portafolio de tiendas. Según fuentes de la empresa, el interés en último término se ha reducido a 39 locales, que están "en proceso de venta", mientras que el resto tendrán que echar la persiana este mismo mes.

Será el fondo Letterone del magnate ruso Mijail Fridman el que tenga que llevar a cabo los cierres y cargar con el ERE, después de que el mes pasado se cerrase la opa que presentó por la cadena en febrero. El fondo logró el 69,76% de las acciones de la cadena y tiene ya el control del consejo de administración. Su plan de reflote de la empresa, tras arreglar su desequilibrio financiero, pasa por un estudio en profundidad de las tiendas y su reforma para adecuarlas a un formato más actual. En ese proceso no descarta cierres, aunque su objetivo a largo plazo es ampliar la presencia con un formato de proximidad, con una mejor oferta de productos frescos y una mejora de la marca blanca.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información