Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pensión media sube un 5,7% y se acerca a los 1.000 euros al mes

La nómina mensual de la Seguridad Social llega a 9.611 millones al crecer un 6,97% en el último año

Manifestaciñon de pensioistas en Bilbao el pasado 19 de enero.
Manifestaciñon de pensioistas en Bilbao el pasado 19 de enero.

La pensión media en España sigue creciendo. Y lo hace a un ritmo que le llevará a superar los 1.000 euros pronto, es posible, incluso, que esto suceda en 2019. En mayo la prestación media alcanzó los 990,01 euros, aumentó un 5,7% respecto al mismo mes del año anterior, según la Seguridad Social.

La cercanía con esa simbólica barrera de 1.000 euros al mes está muy relacionada con varias de las medidas sobre pensiones adoptadas en el último año. El abandono del índice de revalorización para la actualización anual que, ante la mala situación financiera de la Seguridad Social, determinaba un incremento del 0,25% cada ejercicio y su sustitución por la evolución del IPC es la principal causa. No obstante, también hay otras como el incremento de la base reguladora de muchas pensiones de viudedad.

El aumento de la pensión media también se debe a que los nuevos pensionistas tienen derecho a prestaciones más altas. Esto puede con claridad en la evolución de la cuantía que perciben los nuevos jubilados que cotizaron en el régimen general: en abril de 2018 la media era de 1325,7 euros y un año después, de 1.428,7 euros.

El otro elemento determinante de la evolución del gasto total de la Seguridad Social es la evolución del número de pensiones, que ya ha llevado a más de 9,7 millones, un 1,2% más que en mayo de 2018.

Todas estas circunstancias explican que la nómina total haya llegado a 9.611 millones en mayo, un 6,97% más que hace un año. Si la comparación se efectúa en términos homogéneos, el incremento es menor. Se queda en el 5,7%.

Esta rebaja cuando la comparación se debe a que esas medidas que se tomaron hace un año, con la entrada en vigor de los presupuestos de 2018, no se pusieron en marcha hasta julio. No obstante, cuando ya entraron en funcionamiento lo hicieron de forma retroactiva. Esto quiere decir que los pensionistas en agosto recibieron una paga adicional con el dinero que tendrían que haber recibido si el aumento inicial del 1,6% de las pensiones se hubiera aplicado desde el 1 de enero. Además, al revisar a final de año esta actualización con el aumento del IPC, que fue del 1,7%, también hubo una compensación por esa décima.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >