Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMC expedienta a Orange, Vodafone y otras cinco operadoras por el “mal uso” de los teléfonos 902

El organismo investiga si las compañías han ofrecido beneficios económicos para que las empresas contraten dicha numeración

El logo de Vodafone en una sede.
El logo de Vodafone en una sede. EFE

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto este lunes expedientes sancionadores a siete compañías de telecomunicación por un supuesto mal uso de la numeración 902. El organismo regulador afirma que existen indicios de que las empresas "estarían presuntamente ofertando la contratación de numeración perteneciente al rango 902, proporcionando un beneficio económico a las empresas que les contrataban estos números". El 902 es considerado como un "número inteligente” en el que el consumidor paga la totalidad de la llamada y no debe retribuirse al llamado.

Concretamente la CNMC señala a siete operadores: Dialoga Servicios Interactivos, S.A., Alai Operador de Telecomunicaciones, S.L., Operadora de Telecomunicaciones Opera, S.L., Orange Espagne, S.A., BT España, Compañía de Servicios Globales de Telecomunicaciones, Vodafone España, S.A.U., Xtra Telecom, S.A. Unipersonaly. 

En caso de confirmarse las ofertas realizadas por estas compañías, supondría una "infracción grave" de la Ley General de Telecomunicaciones, según ha explicado el organismo, al implicar "el incumplimiento de las condiciones determinantes de las atribuciones y el otorgamiento de los derechos de uso de los recursos incluidos en los planes de numeración".

Existen dos claros beneficios del uso de los 902 para las empresas: permiten centralizar sus servicios bajo un mismo número —especialmente útil en servicios de atención al cliente— y permite a la empresa conocer exactamente el lugar geográfico y la hora en la que se hace la consulta, información que puede serle de utilidad para mejorar su servicio. El problema es que el precio de llamada a este número es más elevado, ya que, según cuenta la CNMC, no está incluido en las tarifas planas que son actualmente mayoritarias en la contratación de servicios de telefonía. Es así como el operador puede fijar el precio que considera oportuno, utilizando en general una tarifa mayor para las llamadas desde un móvil comparado con las que se realizan desde un teléfono fijo. 

De acuerdo al supervisor, la normativa no establece qué tipos de servicios pueden prestarse a través de esta numeración, pero "sí prohíbe expresamente la retribución al abonado que contrata la numeración 902". Esto significa que la empresa a la que el usuario llama para recibir una información no puede recibir dinero por esa llamada, sino que el usuario paga el coste íntegro de la llamada a su compañía telefónica. Esta es la principal razón por la que muchas asociaciones de consumidores se han posicionado en contra del uso del 902 en los servicios de atención al cliente, ya que consideran que deberían ser un servicio gratuito. 

A partir de ahora la CNMC tiene hasta 12 meses para llevar a cabo la investigación en contra de estas siete empresas, pero no ha aclarado las posibles sanciones en caso de confirmarse las sospechas. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >