Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMC investiga si hubo alteración del mercado eléctrico por el ‘megavatio de oro’ durante el Liverpool-Barça

El precio de la electricidad se disparó la noche del martes a las 21.00 horas y marcó un récord de 11.498 euros por megavatio/hora, cuando lo normal son unos 50 euros

Central térmica de As Pontes, en A Coruña.
Central térmica de As Pontes, en A Coruña.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto una investigación para aclarar la alteración que se produjo en el mercado mayorista de electricidad entre las 21 y 22 horas del pasado martes. A esa hora es justo a la que se celebraba el primer tiempo del partido de la Champions entre el Liverpool y el Barcelona, que se jugaban el pase a la final de la Champions. Durante ese lapso de tiempo, el precio se disparó hasta 11.498,85 euros por megavatio/hora, una cifra récord muy por encima de los 45 o 50 euros que ha marcado en estos días pasados y que hizo saltar el mecanismo de alarma de Red Eléctrica de España. 

La investigación determinará las causas a las que se debe esa alteración y que, según fuentes del mercado, se centran básicamente en problemas con una central de ciclo combinado y un parque eólico que no lograron cubrir las previsiones de demanda y provocaron una falta de 3.000 megavatios sobre el programado, lo que llevó a la situación anómala en el consumo. Según esas fuentes, una vez resueltas las dudas y si no hay razones de causa mayor, lo más probable es que sean los dueños de esas instalaciones (la central de Castelnou, de Engie, en el caso de la primera) los que tengan que hacerse cargo de la multa que imponga el organismo regulador. Si el análisis de la CNMC determina que ha sido debido a deficiencias del sistema lo más seguro es que propondrá un cambio regulatorio.

Fuentes cercanas a la CNMC, por otra parte, han manifestado que la incidencia de las citadas alteraciones en el mercado apenas tendrán incidencia en el precio que paga el consumidor acogido al PVPC (precio de venta al pequeño consumidor), al que están adscritos en torno al 60% de los usuarios españoles. Según esas fuentes, tiene repercusión en el 0,8% que pondera el mercado secundario de electricidad en la factura de la luz, por lo que apenas serán fracciones de céntimo. A ello ha contribuido que Red Eléctrica, la empresa que gestiona el mercado eléctrico de alta tensión, echó mano del mercado reserva para paliar el impacto. 

El mercado mayorista funciona mediante subastas horarias y de un día para otro. A  las subastas  acuden las distintas centrales eléctricas para cubrir las demandas previstas por el operador. En caso de que la demanda sea insuficiente, Red Eléctrica dispone de servicios de ajuste que controlan los desvíos y es en lo que entran las centrales que no han acudido a la primera vuelta, es lo que se llama el mercado secundario en el que se produjo la anomalía citada.      

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >