Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amazon quiere que sus empleados monten empresas de reparto para hacer las entregas

La multinacional del comercio electrónico dará formación, ayuda financiera y carga de trabajo a los que participen en el programa

Una empleada de Amazon, en uno de los centros logísticos de Madrid.
Una empleada de Amazon, en uno de los centros logísticos de Madrid.

El auge del comercio electrónico, además de un salto de comodidad para el comprador, supone cada vez más un reto logístico para el vendedor. Llevar un artículo a un domicilio es mucho más costoso que venderlo en un local al que acuden los clientes. Además, los estándares de entrega son cada vez más exigentes –entregas en una hora, en menos de un día, en franjas horarias determinadas, etc- y el servicio se encarece. Ante esta realidad, Amazon quiere "ganar músculo en transporte" y lanzará en los próximos meses una iniciativa para ayudar a que sus empleados monten empresas de reparto, ofreciéndoles financiación, formación y tecnología y después, proporcionándoles carga de trabajo.

“La demanda de los clientes es más alta que nunca y tenemos la necesidad de aumentar la capacidad”, reconoce Mariangela Marseglia, responsable de Amazon en España e Italia, en un comunicado para anunciar la iniciativa. El gigante estadounidense del comercio electrónico ya ha intentado otras vías para conseguir hacer frente a la carga de trabajo de entregas, como Amazon Flex, que consistía en encargárselas a repartidores autónomos con coche —lo que creó colas en algunos almacenes con repartidores no siempre suficientemente preparados—, o la apertura de taquillas en establecimientos de mucho tránsito.

En este caso, se trata de animar a los empleados, una vez ya conocen los entresijos del negocio del comercio electrónico y el transporte, para que monten su empresa de reparto y se conviertan en proveedores logísticos de Amazon, según explican fuentes de Amazon.es. El programa, denominado Delivery Service Partner (DSP, Socio del Servicio de Reparto), está dirigido a cualquier empleado de Amazon, bien de los almacenes o de cualquier otro departamento, y, aunque aún no tiene fecha definitiva, se prevé que se ponga en marcha antes de que acabe el segundo trimestre. Los empleados que lo deseen, tendrán que presentar una solicitud interna y, si cumplen determinados criterios, comenzarán el proceso. Un programa similar se lanzó en EE UU en 2018, con un enfoque externo, es decir, no para empleados, pero este programa dirigido a la plantilla se pone en marcha este mismo lunes en EE UU y en Reino Unido.

“Amazon sufragará los costes de la puesta en marcha del negocio y además, dará una ayuda equivalente a hasta tres meses del salario bruto del empleado para ayudar con la financiación”, explican las mencionadas fuentes. Amazon ofrece también a los empleados formación práctica, acceso a la tecnología de la empresa y descuentos en algunas de las cosas que necesitarán, como vehículos de reparto, uniformes de trabajo de la marca Amazon o seguros. La empresa no ha revelado el presupuesto que dedicará a esta iniciativa.

Una vez en marcha, Amazon afirma que les facilitará acceso "a un volumen consistente de envíos", de forma que el emprendedor tenga carga de trabajo cuando empiece. La multinacional pagará a estos nuevos empresarios "en las mismas condiciones" que a otras empresas, las tarifas ordinarias en función del volumen de trabajo que asuman. Así, calcula que uno de estos nuevos proveedores, con entre 20 y 40 vehículos de reparto, obtenga un beneficio de entre 50.000 y 100.000 euros al año.

Las empresas de reparto que salgan del programa tendrán que competir por los envíos con grandes empresas de logística, como Seur, uno de los principales proveedores de Amazon, y con las "docenas" de compañías medianas y pymes con las que Amazon ha trabajado en España desde su llegada en 2011. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información