Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EN COLABORACIÓN CON IFEMA

Arco ‘se muda’ a la desembocadura del Tajo

La feria internacional de arte contemporáneo celebra su cuarta edición en Lisboa. De forma paralela también abre sus puertas Ars Libris

Imagen de una obra en la edición de Arco Lisboa 2018, que este año acogerá a 52 galerías.
Imagen de una obra en la edición de Arco Lisboa 2018, que este año acogerá a 52 galerías.

No ha elegido mal sitio la Feria Internacional de Arte Contemporáneo para celebrar su edición portuguesa. Lisboa presta a la cita su edificio de la Cordoaria Nacional (cordonería nacional), proyectado por el marqués de Pombal en 1771. Reconocido como Monumento Nacional, está compuesto por tres talleres extendidos a lo largo del Tajo, en el sitio del antiguo fuerte de San Juan, donde se producían cuerdas, cables y velas para los buques. La cita, organizada por Ifema y la Cámara municipal de Lisboa, acogerá su cuarta edición del 16 al 19 de mayo y recibirá a 52 galerías, nueve proyectos individuales, seis galerías de África, charlas y encuentros; propuestas artísticas internacionales y por primera vez la feria Ars Libris, que tiene ediciones en Madrid y Barcelona.

“Portugal tiene una escena maravillosa de artistas y galerías. Queríamos dar visibilidad a ese contexto creativo y a las galerías, coleccionistas y artistas”, cuenta Maribel López, directora de la feria. La obra seleccionada abarca las vanguardias históricas, los clásicos contemporáneos y el arte actual. “Hay muchísimas conexiones entre Portugal y España, de muchos años. Es una escena artística muy grande con contenidos muy interesantes. Para el tamaño que tiene el país, el número de galerías es sorprendente, es muy alto. Esta exigencia nos obliga a ganar cada año un espacio nuevo en la Cordoaria para dar cabida a las propuestas, secciones y galerías… Contamos con 300 metros de largo y 12 de ancho. Aprovechamos la forma y el valor histórico del edificio, con su luz, los patios, los torreones… Es un viaje entre el pasado y el futuro”. Lisboa fue elegida como un puente entre la Península y Latinoamérica, especialmente Brasil. La transferencia de conocimiento y cultura se hace patente en todas las secciones, también en la parte editorial, que celebra su primera edición con Ars Libris, la feria de la edición traída de Madrid y Barcelona.

“La tradición de libreros de los portugueses es mayor que la nuestra. Además, son los mejores editores de fotolibro de Europa. Son interesantes en los años cuarenta, cincuenta, setenta… Pero también lo son hoy. En Portugal hay galerías especializadas en fotolibro, pero es difícil que salgan de sus circuitos, excepto si se trata de Brasil. ArcoLisboa intenta facilitar que entren en contacto con editores de otros sitios”, comenta Rocío Santacruz, fundadora y directora de Ars Libris. “Temíamos que el primer año costara convocar a los expositores, pero el arranque de Ars Libris ha sido fantástico; tenemos 40 expositores… El fotolibro en Portugal tiene gran implantación y también hablaremos de autoedición. Mostrarán formatos de artista y edición; habrá libros, octavillas, papel plegado”, detalla. Santacruz celebra el momento que vive el sector y que podrá respirarse en la feria. “Durante un tiempo temíamos que el libro desapareciera, que el papel dejaría de existir. Y lejos de eso, la digitalización ha traído una valoración por el libro que antes no tenía. Se cuida más, se sabe que es una pieza mucho más valiosa, casi única; se experimenta, se le da otro sentido, y cada vez hay proyectos más vivos y experimentales; incunables, piezas limitadas, retirajes…”.

“La primera edición arrancamos con 45 galerías. Era primordial dejar claro que la protagonista era la escena portuguesa; que sus galerías y artistas estuvieran bien representados. Este año tenemos 71 galerías. Al principio arrancamos una sección de opening que correspondía a la efervescencia de las nuevas galerías portuguesas, de todos los tipos, formas y ciudades, desde Lisboa hasta Oporto. Los torreones de la Cordoaria nos sirven para dar espacio a esas propuestas que no encajan con el modelo tradicional”, cuenta la directora de Arco, en referencia al Torreão Poente, que acogerá nueve proyectos de artistas individuales presentados en la feria por sus galerías. Entre ellos, Daniel García Andújar, Gerold Miller y Nicolás Grospierre. La directora de la feria celebra la mezcla de estilos e idiomas que crece cada año y que ayuda a posicionar a Portugal, pero también a reflexionar sobre el arte y sus corrientes. “Nos gusta representar el diálogo entre el arte portugués y el internacional y cómo se mezcla con galerías de España, Brasil, Australia, Reino Unido…”. Este año destaca, además, la presencia de galerías del norte de Europa y de África, que representa la parte “que dota de personalidad e investigación” a la feria, con propuestas de Angola, Uganda, Mozambique y Sudáfrica bajo el título África em Foco, comisariada por Paula Nascimento, que incluirá conferencias sobre el arte contemporáneo más moderno de África con la participación de Raphael Chikukwa y Azu Ngagbogu.

“Esta feria nos permite reaccionar a las cosas que pasan, probamos si los formatos tienen éxito y vamos ampliándolos”, concreta López, que adelanta que el formato podría repetirse en próximas ediciones. Entre las 72 galerías y los 17 países invitados destaca un programa general, formado por 51 galerías y 16 países, entre las que sobresalen Vera Munro y Georg Kargl, novedades en la cita; repiten los artistas Krinzinger, Greengrassi, Pietro Sparta y Vermelho. El programa opening se centrará en galerías con trayectorias de un máximo de siete años que invitarán a reflexionar sobre la nueva escena estética, y serán 11 galerías comisariadas por João Laia que incluye obras de Lehmann + Silva, de Oporto, o Fran Reus, de Palma de Mallorca. También habrá tiempo y espacio para el debate y la reflexión en torno al arte y el coleccionismo con el foro de coleccionismo Millennium Art Talks.

 

Profesionales

La feria tendrá un espacio para el público especializado, cerrado al general. Serán puntos de encuentro para comisarios y expertos en arte de todo el mundo. “Estos debates brindan la oportunidad de compartir reflexiones, intercambiar experiencias y proyectar nuevas propuestas”, apuntan desde la feria. Participarán Pierre Bal-Blanc, Virginija Januškevičiūtė, Agniya Mirgorodskaya, Taaniel Raudsepp, Beatrix Ruf y Joanna Zielinska, bajo la batuta de João Laia. También se acoge el encuentro de museos, que analizará el papel de una institución portuguesa en diálogo con otras extranjeras. En las sesiones intervendrán profesionales como Rosa Ferré, Sandra Patron, Katarina Pierre, Manuel Segade, Wato Tsereteli y Philippe Vergne.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >