Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solvia advierte que el precio del alquiler ha tocado techo en algunas zonas de España

La empresa de servicios inmobiliarios asegura que "la demanda no podrá asumir nuevas subidas"

 Cartel de alquiler de una vivienda en Madrid.
Cartel de alquiler de una vivienda en Madrid.

Los precios de la vivienda comienzan a mostrar signos de cierta moderación en España. Según estima la inmobiliaria Solvia, que ha presentado su informe de tendencias del sector Solvia Market Viek, las rentas de alquiler "han cerrado el primer trimestre [de 2019] con un aumento del 1% de media en toda España, después de cuatro años de subidas a dos dígitos" y "la previsión es que se estabilicen" en torno a ese nivel. La compañía estima además que "el alquiler ha tocado techo en algunas zonas de España, donde la demanda no podrá asumir nuevas subidas".

Uno de los motivos, detalla el estudio, es que, como media, "los españoles ya están destinando un 30% de su salario a la compra o alquiler de una vivienda". La equiparación del esfuerzo financiero que se hace para adquirir una casa o arrendarla puede hacer que parte de la demanda se desvíe hacia la opción de comprar, advierten los autores del informe. Pese a ello, uno de los mercados más pujantes no deja de crecer: la provincia de Madrid lideró las subidas de precio de los alquileres entre enero y marzo con un alza del 15%. Le siguieron Alicante (7%) y Cantabria (6%). Los datos que usa el servicio de estudios de Solvia se basan en los portales inmobiliarios y por tanto corresponden a precios de oferta, que habitualmente son superiores al importe final en que se cierran los contratos.

La inmobiliaria de Intrum Holding Spain (que acaba de adquirir el 80% de la firma a Banco Sabadell) calcula también la rentabilidad que tiene comprar un piso para alquilarlo. Como media, ofrece un rendimiento bruto del 7% para España, un punto por encima de lo que marcaba hace un año. Pero las mayores oportunidades se dan en provincias alejadas del radar tradicional de los inversores: Badajoz, Cáceres, Teruel, Cuenca y Huelva presentan rentabilidades por encima del 10%. Las menores se dan en Barcelona, Madrid, BIzkaia y Gipuzkoa, cuatro de las cinco provincias más caras (falta Baleares) para comprar un piso.

En venta, "el precio de la vivienda continúa con el caminos ascendente iniciado en 2015, si bien lo hace de forma más moderada", señala el informe. Solvia calcula que en el primer trimestre los precios de la vivienda en propiedad subieron un 2% y que cerrarán el año entre ese valor y el 4%, frente al 6% de crecimiento registrado en 2018 (un 6,7% según la estadística oficial del INE). Pero las diferencias entre obra nueva y segunda mano son notables. La primera crece por encima y se encuentra en valores máximos de la última década, mientras la segunda está un 17% por debajo de los máximos alcanzados durante la burbuja, según el cálculo de la inmobiliaria.

El estudio también analiza la oferta total que presentan los portales inmobiliarios en España. Según Solvia, estos promocionan conjuntamente unos tres millones de inmuebles. Pero casi la mitad de esa oferta se concentra en tan solo cinco provincias. Son Madrid (13%), Barcelona (11%), Alicante (9%), Valencia (7%) y Málaga (6%).

Los alquileres caen en once barrios de Madrid y en cuatro de Barcelona

Solvia advierte que el precio del alquiler ha tocado techo en algunas zonas de España

El análisis de tendencias de Solvia dedica un apartado a las ciudades de Madrid y Barcelona, los dos municipios con mayor actividad y "precursores del dinamismo" del mercado. En compraventas, los autores del estudio destacan que en ambos se intensifican las operaciones en los barrios periféricos por el "sobrecalentamiento de las zonas céntricas".

En el alquiler aparecen ciertos signos de que el mercado está encontrando topes. Pese a que las rentan han crecido en el conjunto de la capital en el primer trimestre del año, el análisis muestra caídas en once zonas, incluyendo el significativo distrito Centro, uno de los que registran mayor presión de precios y operaciones.

En Barcelona las rentas bajaron en el primer trimestre del año en cuatro distritos: Eixample, Nous Barris, Sants-Montjuïc y Sant Andreu. Eso provocó que el conjunto de la ciudad mostrara un descenso de precios del 4%. Sigue siendo, eso sí, la más cara de España con una media de 16,34 euros por metro cuadrado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información